martes, junio 22, 2010

Australopithecus de 3,6 millones de años con andar casi moderno

Dan a conocer Australopithecus afarensis de 3,6 millones de años mucho más grande que Lucy en tamaño, y con evidencias de que tenía un caminar moderno.

Australopithecus afarensis, Kadanuumuu Un grupo de paleoantropólogos liderado por Yohnannes Haile-Selassie, del Museo de Historia Natural de Cleveland, Estados Unidos, viene estudiando este espécimen fósil desde enero de 2005, cuando fue descubierto en Etiopía. El estudio fue publicado en PNAS.

Este Australopithecus afarensis sería 400 mil años más antiguo que la afarensis más famosa: Lucy. Y es bastante más alto, ya que Lucy medía un metro de altura, como mucho, y este nuevo fósil medía 1,6.

Fue descubierto en la región de Afar, Etiopía, en la zona de Woranso-Mille. El primer hueso, uno parcial del húmero, fue encontrado en 2005. Luego descubrieron una clavícula casi completa, el hombro, que es el hombro fósil más completo descubierto hasta la fecha; unas costillas, y parte de un fémur y la tibia.

El fósil, KSD-VP-1/1, fue apodado Kadanuumuu por los autores del estudio, que significa gran hombre en la lengua local de Afar, esto es por su gran tamaño. Gracias a detalles de la pelvis se puede tener la certeza de que era varón.

Lo interesante de este fósil es que nos muestra que los australopitecos podían ser mucho más grandes de lo pensado, y que incluso caerían en el rango de altura de los humanos actuales. Sin contar con que los estudios de Kadanuumuu indicarían que era totalmente bípedo y que “tenía la habilidad de caminar casi como los humanos modernos”, dicen los autores. También gracias al hombro casi completo, se puede asegurar que no era arbóreo, y que no pasaba gran parte de su vida trepando a los árboles.

No hay que olvidarse de las huellas de Laetoli, que tienen 3,66 millones de años de antiguedad y aportan evidencias de un andar bípedo casi moderno, si bien no se tiene la seguridad de a qué especie pertenecían esas huellas, aunque siempre se ha creído que eran de A. afarensis.

Siendo Kadanuumuu 400 mil años más antiguo que Lucy, se podría aducir que Lucy y los demás afarensis eran totalmente bípedos, y por ende el bipedismo total, o sea la elongación total de las piernas habría sido anterior a lo pensado.

Hasta la fecha teníamos a Lucy, un fósil casi completo, pero de una mujer muy pequeña con piernas cortas, que hizo pensar a los paleoantropólogos que no estaba totalmente adaptada a caminar en dos patas. Pero ahora este pariente más antiguo aportaría evidencias de que Lucy no era la regla.

Esto también podría confirmar las conclusiones de los descubridores de Ardipithecus ramidus, que ya empezaba a tener un andar bípedo hace 4,4 millones de años.

Es interesante también esto que dicen los autores en el estudio: “Igualmente importantes son las similitudes entre la pelvis de A. afarensis y la de Homo erectus de Busidia. Estas similitudes son particularmente llamativas, especialmente a la luz del tiempo que separa a estos fósiles (2,2 millones de años). Tal constancia de una morfología sugiere que el bipedismo terrestre disfrutó de un largo período de stasis puntuada sólo ocasionalmente con algunas modificaciones adicionales al postcráneo”.

Referencia

5 comentarios :

Equilicua dijo...

También apunta la posibilidad de un marcado dimorfismo sexual.

JUANITO dijo...

el que caminen erguidos y tengan los hombros estrechos y no grandes espaldas curvadas hacia delante indica que ese diformismo podría ser muy similar al del humano actual.
las espaldas curvadas hacia delante indicarían la necesita de protegerse-agredir, para cubrir sus necesidades primarias sexual-reproductivas.
el pecho abierto-descubierto y cuerpo estilizado no robusto, indicaría lo contrario: que esa necesidad está resuelta y puede tender hacia otras necesidades como una mejor relación-comunicación con su grupo y su entorno.

todo esto tiene que ver con estudios emocionales del cuerpo humano y mi observación de la sociedad bonoba.

Me gustaría obtener más información y otros puntos de vista.

salut!
joan

Anónimo dijo...

Bueno, a pesar de que no se haya comentado en la noticia, Luis Gibert, hijo de Josep Gibert, es uno de los firmantes. Hace un tiempo publicó en Nature acerca del Achelense más primitivo en Europa (en España), y eso le costó problemas con la Junta de Andalucía. La misma Junta no le dio permisos de excavación en la zona de Orce, para darselos a la gente de Atapuerca. Pero curiosamente gente como Lovejoy, Latimer o Haile-Selassie (paleoantropólogos de primera línea) sí cuentan con él. Una muestra más de la fuga de cerebros de nuestro país, que sigue anteponiendo cuestiones políticas y personales a las profesionales.

sebi_2569 dijo...

nice blog; bravo

Nayus dijo...

bueno, aca hay varias interrogantes, en primera ¿como saben si es un afarensis exactamente de la especie de lucy? aunque seria lo mas probable. Sin embargo los que descubrieron al anamensis tambien salieron con la novedad de que este ser aun mas antiguo que el afarensis de pronto caminaba mejor y todo (si en la odisea de la especie metieron la "especie" de que eran poco menos que el australopiteco garhi y adoptaban a lucy jijiji), y ademas tenemos al famoso kenyantropus que no se sabe aun como encaja en este arbolito. Finalmente, el estudio del bipedismo progresivo que señalaba cierto escepticismo ante la antiguedad de las huellas de laetoli podria sufrir severo golpe, y la teoria del simio de la sabana ganar alguito de refuerzo tras lo de ardi, el bipedo del bosque.