viernes, enero 26, 2007

Se reanudan las excavaciones en la cueva del Hobbit

Se reiniciarán las excavaciones en la cueva donde fue encontrado el famoso y polémico Hobbit de Flores, el Homo floresiensis.

Al parecer las autoridades de Indonesia les otorgaron permiso, a los arqueólogos que descubrieron al famoso Hobbit en 2003, para excavar en la cueva de Liang Bua. El gobierno indonesio había bloqueado el acceso al lugar desde el 2005, luego que ocurriera una disputa sobre los huesos del hobbit.

El descubrimiento había sido realizado por un equipo conjunto de Australia e Indonesia. Encontraron un esqueleto casi completo bautizado LB 1, de unos 18 mil años de antigüedad. Pero el problema comenzó cuando en 2004 el profesor Teuku Jacob, figura reconocida en Indonecia como el “Rey de la paleoantropología”, se llevó los huesos del lugar donde estaban guardados en Jakarta, a su laboratorio en Yogyakarta, a más de 400 km, todo eso en contra de los deseos del equipo de investigadores descubridor.

Jacob los examinó y llegó a la conclusión de que no era una nueva especie como decían los descubridores, entonces empezó la disputa.

Al devolver los huesos estaban completamente dañados. Con marcas de cortes, pedazos destrozados, otros rotos y pegados con cola. Algo inconcebible, así fue que al protestar los descubridores sólo ganaron la prohibición de volver a excavar en Liang Bua. Pero al parecer eso fue solucionado, y ahora podremos saber si hay más hobbits o se trató de un único individuo con microcefalia.

Roberts, uno de los descubridores, dice en BBC: “Este año volveremos otra vez a Liang Bua, devuelta al lugar donde encontramos los hobbits. Esto es bueno; ahora pudimos resolver los obstáculos políticos que se nos habían puesto en el camino. Probablemente estaremos allí hacia mitad de este año”.


Ver también en este Blog:
- Noticia: El hobbit de Flores era un hombre sano
- Noticia: El hobbit de Flores fabricaría herramientas
- Noticia: El hobbit de Flores crea polémica
- Noticia: El Hombre de Flores tendría piernas muy gruesas
Publicar un comentario