miércoles, noviembre 14, 2007

Eudald Carbonell habla sobre diferentes homínidos

En dos periódicos españoles salieron hoy entrevistas al paleoantropólogo español Eudald Carbonell codirector de las excavaciones en el proyecto Atapuerca, vamos a hacer un resumen de las cosas más interesantes que dijo en ambas (La Nueva España; El comercio):

-Una de las últimas hipótesis es que el Homo sapiens podría no proceder de África, sino de Eurasia. ¿La comparte?

-Lo que no sabemos es de dónde emerge el homo sapiens. Tiene muchas características del homo antecessor, pero las cosas no están tan claras como con los neandertales, que proceden de los heilbergensis. Es buscando su rama evolutiva que se ha planteado esa nueva hipótesis.

-Su colega Juan Luis Arsuaga ha encontrado nuevos indicios en la asturiana cueva del Conde de que los neandertales no eran tan elementales en sus costumbres como se ha sospechado.

-Efectivamente. No es nuevo. He hablado mucho con Arsuaga sobre ello. Desde hace quince años, se sabe que poseían una cultura relativamente evolucionada. Sólo lo niegan algunos científicos ingleses. Eso, sí, eran muy distintos al Homo sapiens.

-¿Convivieron ambas especies?

-Yo llevo treinta años trabajando en la investigación de los neandertales, y nadie ha podido constatar esa convivencia. No hay ninguna cueva con vestigios de ambos. De modo que algo anómalo hay en esa circunstancia, que todavía hemos de aclarar.

-El paleobiólogo Antonio Rosas auspicia por sus trabajos con restos neandertales de la cueva del Sidrón que acaso hablaran...

-Al menos, que tuvieran ese potencial, sí. El oído intermedio de nuestros predecesores de hace 500.000 años ya tenía una misma frecuencia. Se supone que es porque alguien les hablaba.

-¿Los descubrimientos de Dmanisi (Georgia) hacen tambalearse la hipótesis de la casa común africana?

-Los yacimientos de Dmanisi indican que hay una salida de África hace entre 1,8 y 2 millones de años. Este homínido de Georgia parece que es una forma anterior al «Homo erectus» y posiblemente al Homo ergaster, que es el ancestro africano. Si esto fuera así, el hombre de Georgia sería también el ancestro del Homo anteccesor de Atapuerca. Pero no es tan sencillo. Si se asocia homínidos a herramientas, las de Georgia son de origen africano, y entonces no se podría aceptar que el Homo habilis era del género Homo.

-¿Cuáles son las diferencias entre género Homo y homínido?

-Todos, incluidos nosotros, somo distintos géneros de homínidos. Lo que está discutiéndose ahora es que las características que tiene el homínido de Dmanisis son arcaicas y es posible que sea el antecesor del Homo erectus, del ergaster y del anteccesor.

-¿Eso limita su procedencia africana?

-En absoluto, sus ancestros son africanos. Lo que nos está diciendo en función de sus características anatómicas es que el inicio del género «Homo» podía estar en Eurasia. Pero esto, de momento, es sólo una hipótesis; como todos los cambios de paradigma, se debe coger con pinzas. Estamos en un cambio hipotético, pero aún no está probado científicamente. Queda por resolver si vamos a definir el género «Homo» según sus características anatómicas o asociándolo a su evolución, cultura y biología. Si hay una evolución, el primer humano («Homo habilis») sería africano.

-¿Qué hace al Homo georgicus más humano que a sus ancestros en África?

-Características anatómicas. Ya había recortado sus extremidades superiores... Presenta una serie de evoluciones características de todo el género «Homo». La configuración general de su esqueleto tiene formas muy próximas a todo lo que ha sido el linaje «Homo».

-¿Y tecnológicamente?

-Ahí está la cuestión, porque las industrias que hace son africanas. Si aceptamos evolución filogenética, morfológicamente la hipótesis sería plausible, pero si aceptamos que tecnología y morfología son propias del género «Homo», entonces el «Homo» continuará siendo de origen africano.

- ¿Cuál era el color de la piel de todas estas especies?

-Sabemos, como ha podido develar nuestro colega Lalueza con los neandertales de Sidrón, que éstos eran de piel clara, pero estas otras especies suponemos que tenían la piel oscura. La selección natural habría actuado en favor de que los homínidos europeos tuvieran estas coloraciones claras debido a cuestiones de latitud y alimentación, clima... Fueron seleccionados los genes que daban lugar a homínidos rubios.

-¿Cuándo se separan las ramas que evolucionan a hombres modernos y neandertales?

-Mi opinión es que los orígenes del neandertal los hemos de buscar hace 600.000 años. Llegan a ser como los conocemos ahora en Sidrón tras más de medio millón de años de evolución.

-¿Cómo surge la especie que conocemos como Homo sapiens, nuestro propio linaje?

-Es el gran milagro, porque nadie sabe de dónde sale. Sabemos que genéticamente hay una serie de evidencias de que entre 600 y 800 hembras que pasan un cuello de botella originan nuestra especie. Sabemos mucho más de los orígenes de otras especies que de la nuestra. El «Homo anteccesor» tiene características propias de nuestra especie, lo que indica que hubo alguna relación; por eso pensamos que pudieron ser el origen de unos y otros.

-¿Qué opinión le merece el yacimiento de Sidrón?

-Creo que es muy importante. La conservación de albuminas y DNA permitirá hacer estudios de un grupo de neandertales en muy buenas condiciones. Eso hace que podamos tener información de una pequeña comunidad biológica. En estos momentos, a nivel de estudios genéticos, Sidrón es un yacimiento básico. A mí me interesa mucho cómo se han acumulado esos restos, porque me parece una acumulación como la de la Sima de los Huesos, pero también me interesa la cantidad de datos que dan en los aspectos anatómicos y genéticos.

-¿Le sorprende descubrir que los neandertales fueran más evolucionados de lo que se pensaba?

-Es una discusión muy antigua. Hay una línea europea que desde hace años venimos defendiendo esa evolución. Los neandertales eran distintos, pero eran tan complejos como nosotros.

- Algunos expertos creen que hay avances tecnológicos hasta ahora atribuidos al hombre moderno que fueron realizados por los neandertales.

-Eso es complejo, porque las atribuciones, sin encontrar restos bien asociados, son arqueológicamente datos empíricos difíciles. Un colega francés que estudió ese período de transición intentó ver si había aculturación o si era una evolución de los propios neandertales. La verdad es que no hay una respuesta cerrada, porque los datos empíricos son difícilmente evaluables. Lo que está claro es que en Europa hay industrias laminares antes de lo que se creía. Algo similar ocurre con el arte, que, aunque algunos no lo quieran admitir, tiene medio millón de años. Está demostrado que hay costumbres complejas hace varios cientos de miles de años; lo que ocurre es que no están socializadas. Se piensa que especie, cultura y biología están asociadas, y no es así.


Publicar un comentario