jueves, diciembre 27, 2007

Evolución del rostro en la línea evolutiva neandertal

En el boletín de Fundación Atapuerca se habla de la tesis doctoral de Cayetana Martínez Maza, miembro del Equipo de Investigación de Atapuerca. El tema es sumamente interesante, “Ontogenia y filogenia del modelado óseo en el esqueleto facial y la mandíbula de los hominoideos. Estudio de la línea filogenética neandertal a partir de las muestras de Atapuerca-SH y El Sidrón”. O sea cómo era el desarrollo facial de los homínidos desde el nacimiento hasta la ancianidad, eso en cada especie y luego comparando cómo fue evolucionando a lo largo del tiempo pasando de una especie a otra.

“Esta nueva tesis se centra en el estudio de los cambios morfológicos ocurridos en el complejo craneofacial durante la evolución de los hominoideos. Para ello se analizan los procesos de crecimiento que tienen lugar durante la ontogenia mediante el estudio del mecanismo de crecimiento del hueso. Este mecanismo se basa en la actividad coordinada de los grupos celulares responsables de la formación y la reabsorción ósea, cuya actividad queda reflejada en la superficie del hueso. La identificación de las características asociadas a dichas actividades celulares nos permite elaborar el denominado patrón de modelado óseo (PMO) que es el reflejo de los procesos dinámicos que ocurren en el complejo cráneofacial durante el desarrollo del individuo (Enlow, 1982). Con este fin en esta tesis se estudia el esqueleto facial y la mandíbula de las especies fósiles de la línea filogenética neandertal Homo heidelbergensis –Atapuerca-SH y Arago (Tautavel)– y Homo neanderthalensis –El Sidrón y Zaskalnaya VI (Ucrania)– y las series ontogenéticas de las especies actuales Homo sapiens (Coimbra, Portugal), Pan troglodytes y Gorilla gorilla (NHM, Londres).”

[...]

“El análisis biológico de los PMO y los modelos de crecimiento propuestos indican que la variabilidad intraespecífica responde a los cambios ocurridos en el complejo craneofacial: cese del aumento de volumen del cerebro y del incremento de la base del cráneo y fusión de las suturas craneales. Por otro lado, la comparación interespecífica de los PMO de las especies analizadas en esta tesis y los PMO obtenidos en trabajos previos muestra una gran similitud entre todas las especies excepto en Homo sapiens. Por último, se ha realizado un estudio preliminar para conocer la velocidad de formación ósea en la mandíbula humana mediante el análisis de la microestructura del hueso y que han permitido elaborar un mapa de velocidades relativas.”

Publicar un comentario