sábado, marzo 15, 2008

Descubren restos de sapiens arcaico en Mongolia

El famoso paleoantropólogo Yves Coppens y colegas, descubrieron restos óseos de Homo sapiens arcaico en el norte de Mongolia. Al parecer tiene similitudes con neandertales, Homo erectus chino y Homo sapiens arcaicos.

Estos restos no tienen parangón en la región, ya que nunca se habían descubierto humanos fósiles en esa zona.

Los restos fueron descubiertos en 2006, en el noreste de Mongolia cuando una empresa estaba buscando oro en la cueva de Salkhit. Los trabajadores los encontraron a 6 metros bajo tierra, en un pozo. Son restos craneales muy fragmentados pero bien preservados: un hueso frontal completo y dos parietales incompletos.

No se ha podido fechar con certeza todavía, pero se estima que era del Pleistoceno tardío, o sea entre 126 mil y 10 mil años. La datación indirecta se hizo en base a unos rinocerontes lanudos asociados a los restos humanos.

A pesar de tener muchas características neandertales, los restos no fueron asociados a esa especie, si bien recientemente se descubrieron neandertales en Siberia. Pero los autores sí creen que podría haber algún parentesco.

“La comunidad científica”, dicen los autores en el estudio, “considera a los neandertales como un grupo europeo más que asiático, con asentamientos en Asia relativamente recientes. Aunque basándonos en las dataciones de los fósiles, esta asunción debería moderarse y debería tomarse más en cuenta los descubrimientos en Teshik Tash, Uzbekistan, y en Okladnikov y Denisova, sudeste de Siberia”.

Y es que los restos muestran un mosaico de rasgos. Los rasgos neandertales que se ven en los restos “están localizados en la parte inferior del hueso frontal, en la región nasal y en la orbital”.

“Análisis multidimensionales diferencian claramente al cráneo de Salkhit de los fósiles de Homo sapiens del lejano este”, concluyen los autores. Por lo contrario, las comparaciones muestran similitudes con grupos arcaicos compuestos por neandertales, erectus chinos y Homo sapiens arcaicos tanto del oeste como del lejano este. Desafortunadamente, lo incompleto del fósil no nos permite una comparación más feaciente. Por esta razón, atribuimos cautamente los restos de Salkhit a un Homo sapiens arcaico”.

Reerencias

Coppens Y, Tseveendorj D, Demeter F, Turbat T, Giscard P-H. 2008. Discovery of an archaic Homo sapiens skullcap in Northeast Mongolia. Compte Rendus Palévol (in press) doi:10.1016/j.crpv.2007.12.004

Publicar un comentario