domingo, marzo 02, 2008

El canibalismo habría contribuido a la extinción neandertal

Cada tanto, los médicos deciden aventurar hipótesis locas sobre la extinción de los neandertales. Hace un tiempito les contamos sobre una que culpaba al humo de las fogatas encendidas en las cavernas, ahora el culpable de la extinción puede haber sido el canibalismo.

En un estudio publicado en Medical Hypotheses, Simon Underdown investigó la hipótesis de que la encefalopatía espogiforme transmisible haya acabado con los neandertales. El paper fue titulado “A potential role for Transmissible Spongiform Encephalopathies in Neanderthal extinction”. O sea según el autor esta enfermedad podría haber jugado un rol importante en la extinción de los neandertales.

La EST o también conocida como kuru o prión, es una enfermedad transmisible donde un agente infeccioso, un prión, en forma de una proteína se replica uniéndose y transformando otras proteínas. Parecida a la de la vaca loca. Por lo general se manifiesta en el tejido neurológico, ya que el enfermo comió tejido nervioso infectado. Así el tejido del enfermo degenera, lo que lleva a problemas serios que suelen causar la muerte. El nombre de la enfermedad kuru, significa “muerte de la risa”, entre los fore de Papua Nueva Guinea, que practicaban el canibalismo ritual, comiendo a sus muertos, y así esparcieron la enfermedad por su pueblo al grado de una epidemia.

Los neandertales eran caníbales, y está probado que su canibalismo era ritual. Por lo que están emparentados con el caso de los fore. En ambos casos se cree que comían el cerebro de sus muertos como una forma de mantener el alma de los ancestros en la familia. Pero los neandertales eran cazadores bastante móviles, los fore son horticultores. El caso de los fore, fue una epidemia que los aniquiló a lo largo de decenios, mientras que Simon plantea que esto habría ocurrido a lo largo de miles de años entre los neandertales.

Desde la teoría es factible hacer un paralelismo entre los dos casos, y pensar que la EST podría haber causado estragos entre los neandertales. Pero el tema es que, como todas las hipótesis publicadas en Medical Hypotheses relacionadas con la paleoantropología... suelen tener pocas o nulas pruebas en las cuales basarse.

Al parecer Simon no hizo una revisión del registro fósil neandertal en búsqueda de pruebas de la encefalopatía espongiforme.

En el artículo dice: “Esta hipótesis sugiere que el impacto de la encefalopatía espogiforme transmisible en los neandertales podría haber sido dramático y pudo haber jugado un papel importante en el proceso de extinción neandertal”.

El canibalismo neandertal está probado, tanto en los yacimientos de Moula-Guercy en Ardèche, Francia, como en El Sidrón, Asturias, España. Pero no hay pruebas, al menos publicadas, de que los neandertales hayan sufrido encefalopatía espogiforme transmisible, y Simon no parece haber buscado mucho. Pero así y todo es una interesante hipótesis que alguien podría buscar de probar o refutar con los restos neandertales en frente, preferentemente algún paleoantropólogo.

Sin contar que los casos de canibalismo neandertal se dieron en un período de entre hace 100 mil y 80 mil años, no hay casos más recientes. Y como saben, los neandertales se extinguieron hace unos 40-30 mil años. Así que si esto ocurrió, no fue tan aniquilador como para extinguirlos, sino que podría haber ayudado a abandonar la práctica, tal vez...

Les recomiendo el artículo en inglés de Julien Riel-Salvatore sobre este tema.

Referencias

UNDERDOWN, S. (2008). A potential role for Transmissible Spongiform Encephalopathies in Neanderthal extinction. Medical Hypotheses DOI: 10.1016/j.mehy.2007.12.014

Publicar un comentario