lunes, noviembre 24, 2008

¿Cuándo se comenzó a arrojar lanzas y proyectiles?

Ya hace unos 40 mil años los Homo sapiens arrojaban cosas. ¿Qué cosas? Podríamos decir que lanzas y otro tipo de proyectiles, una mejora en las estrategias de caza. Al menos a esa conclusión han llegado Jill A. Rhodes y Steven E. Churchill, luego de estudiar los hombros de diversos homínidos.

image Al parecer, estudios recientes en el campo de la medicina deportiva indican que los individuos que participan de deportes que involucran el arrojar cosas (beisbol, softbol, y algunos deportes olímpicos) tienen un incremento del ángulo en que el hueso húmero retrocede en el hombro. O sea, en resumen, el hombro de quienes arrojan cosas con asiduidad es diferente al de quienes no lo hacen. Eso se puede ver en los huesos.

Así fue que Rhodes y Churchill decidieron buscar estas características del hombro arrojador en sapiens antiguos y en neandertales.

Generalmente se cree que la tecnología de proyectiles apareció hace unos 80 mil años en África por primera vez. Luego también se vio en Medio Oriente y en Europa, hace unos 50 mil años.

Pero esto se supone tan sólo al ver los restos de la tecnología lítica que dejaban nuestros antepasados. Ahora el nuevo estudio publicado en el Journal of Human Evolution, se centra en el estudio de los hombros de estos antiguos homínidos.

Para ello han realizado estudios de neandertales procedentes de Europa y Asia, y de humanos modernos europeos de diversos períodos de tiempo. Los autores comenzaron con la seguridad de que sólo los humanos modernos tenían tecnología de proyectiles, y así comenzaron la búsqueda de pruebas a favor y en contra en los hombros de ambas especies.

Lo cierto es que vieron marcas en los huesos que evidencian una actividad de arrojar cosas en ambas especies. Pero para los neandertales dicen que “está más relacionado con la forma de su cuerpo y de sus actividades típicas que con arrojar cosas habitualmente”. ¿Alguien más lee discriminación en estas palabras? Sucede lo mismo que cuando se encuentra tecnología avanzada sin estas asociada a restos óseos, que enseguida se habla de tecnología sapiens y no neandertal.

Pero según los autores, la evidencia ósea de arrojar cosas está más marcada en los Homo sapiens, en quienes se puede comparar con atletas actuales.

En New Scientist Erik Trinkaus, paleoantropólogo experto en neandertales, dice que la tecnología de proyectiles no tuvo un rol importante en la cultura humana hasta hace unos 25 mil años, bastante después de la extinción de los neandertales.

Publicar un comentario