jueves, febrero 26, 2009

Los Homo erectus no podían hablar

Un estudio reciente ha analizado el hueso hioides de un Homo erectus, y han descubierto que este antepasado de nuestra especie no estaba capacitado para hablar.

image El hueso hioides en cuestión fue descubierto en Castel di Guido, cerca de Roma, Italia, y fue datado en 400 mil años.

Un análisis detallado del hueso, muestra que tiene la forma de barra característica de los Homo, en contraste con la forma abultada de los monos africanos y de los Australopitecos.

Es diferente de los únicos hioides conocidos, que son los de un neandertal de Kebara y uno de El Sidrón, un Australipitecus afarensis, y un Homo heidelbergensis. También difiere de los de los sapiens actuales.

Según dicen los autores en el estudio, este hueso hioides es más parecido al de los australopitecos y al del chimpancé que al de los humanos actuales.

No se ven impresiones de los músculos en el hueso, que serían indicadores de que el hioides podía subir y bajar, lo que permitiría modular el largo del tracto vocal, y por ende modular la voz. Esto, dicen los autores, es evidencia de que “los Homo erectus tenían una capacidad menor para comunicarse con un lenguaje articulado”.

Referencias

A Homo erectus Hyoid Bone: Possible Implications for the Origin of the Human Capability for Speech. Luigi Capasso, Elisabetta Michetti and Ruggero D'Anastasio. Coll. Anthropol. 32 (2008) 4: 1007-1011.

Publicar un comentario