miércoles, abril 22, 2009

La persistente idea del neandertal inmóvil

Me sumo al paleoantropólogo John Hawks cuando opina que hay un problema cuando se habla de la movilidad entre los Neandertales.

El año pasado se publicó un estudio en el que analizando los isótopos de los dientes neandertales, descubrieron que un neandertal descubierto en Lakonis, Grecia, había muerto a 20 kilómetros de donde había nacido. O sea, que tenían cierta movilidad. Ahora salió un artículo nuevo que critica las conclusiones del anterior.

típica imagen del bruto neandertal... O sea critica no sólo la metodología para estudiar los isótopos, sino que también ponen en duda el “modelo de migración” de los neandertales.

¿20 kilómetros es migración? No es nada 20 kilómetros. Baste con estudiar un puñado de casos etnográficos de cazadores recolectores para ver que la mayoría se moviliza a través de cientos de kilómetros. Entonces, ¿por qué esa idea de que los neandertales nacían y morían en la misma cueva?

El arqueólogo Clive Finlayson dijo, a propósito del estudio del año pasado, que “estamos hablando de humanos, no de árboles”. Incluso si vamos al reino animal, los osos, animales que tenían una cierta similitud en sus costumbres con los cavernícolas prehistóricos (tanto sapiens como nenadertales), ellos también se movían y mueven mucho más que 20 kilómetros.

Hay pruebas de herramientas líticas musterienses, o sea neandertales, que han sido descubiertas a 250 kilómetros de la fuente del material. O sea, dejemos de pensar en la inmovilidad neandertal. Ya hay pruebas suficientes para descartar este mito también.

Hay mitos que no se logra quitar de encima el pobre y subestimado Hombre de Neandertal.

 

Publicar un comentario