viernes, mayo 06, 2011

H. heidelbergensis, último ancestro común de neandertales y Sapiens

El último ancestro común entre los neandertales y Homo sapiens sería Homo heidelbergensis, según un nuevo estudio, publicado en PLoS One, que analizó cientos de fósiles en comparación con el Hombre de Ceprano.

Ceprano Por más de una década, los restos fósiles descubiertos en Ceprano, cerca de Roma, Italia, apoyaban la visión de que los homínidos en Europa eran mucho más antiguos que 500 mil años. Junto con los restos de Atapuerca, apoyaban la visión de un poblamiento antiguo de Europa, ya que se creía que el Hombre de Ceprano tenía entre 800 y 900 mil años. Pero estudios recientes han redatado el yacimiento, dándole una fecha de entre 430 y 385 mil años antes del presente.

El fósil Ceprano tiene una forma peculiar, sin equivalente en Europa, ni en ningún lado, por lo que su adscripción a una u otra especie fue materia de controversia, algunos decían que era un Homo erectus tardío, otros que un Homo antecessor, o una nueva especie llamada Homo cepranensis.

Pero esta confusión provenía también de la falsa datación, por lo que bien podría tratarse de un Homo heidelbergensis, y ser uno de los representantes de la especie o grupo ancestral de neandertales y Homo sapiens.

“Nosotros argumentamos que la morfología de Ceprano, en vistas de la nueva cronología, podría ayudar a una mejor evaluación de la significancia de Homo heidelbergensis en la evolución humana. Por ello, nuestra intención es reconsiderar a Ceprano en una amplia comparativa”, dicen los autores en el estudio.

Han comparado a Ceprano con 42 fósiles de África y Eurasia de entre 1,8 millones de años y 12 mil años atrás, y 68 fósiles de humanos modernos del holoceno.

Lo primero que pudieron probar es la adscripción de Ceprano como un Homo heidelbergensis. Pero también descubrieron similitudes notables con otros fósiles humanos de Europa, y con los primeros sapiens africanos. Por eso los autores del estudio creen que H. heidelbergensis era una especie que estaba esparcida por Eurasia y África hace 780 mil años.

“Podemos hipotetizar que condiciones ambientales particulares durante el Pleistoceno Medio podrían haber favorecido la expansión de Homo heidelbergensis y los contactos entre poblaciones”, dijo Silvana Condemi, co autora del estudio. “El flujo genético no fue nunca totalmente detenido entre las poblaciones del Viejo Mundo”.

El famoso paleantropólogo británico Chris Stringer, co autor de un libro con Condemi, estuvo de acuerdo con las conclusiones del estudio, le dijo a Dsicovery: “Hace tiempo que argumento que Homo heidelbergensis representa nuestro ancestro común con los neandertales hace unos 400 mil año, y el fósil de Ceprano, con su nueva datación, está bien situado cronológicamente para se parte de ese grupo acestral”.

Ian Tattersall no está tan de acuerdo, opina que si bien está bien que se adscriba a Ceprano como H. heidelbergensis, no podría ser ancestral, dice, ya que el linaje que llevaría a Homo neandethalensis es contemporáneo con el fósil italiano.

Publicar un comentario