jueves, febrero 07, 2013

Mandíbula de hace 400 mil años descubierta en Serbia

Acaban de anunciar en PLOS ONE el descubrimiento de un fragmento de mandíbula de un humano antiguo que podría tener una antigüedad de entre 397 mil y 525 mil años.

image

Fue descubierto en la cueva Mala Balanica, Serbia, por la arqueóloga Mirjana Roksandic, de la Universidad de Winnipeg, Canadá, y colegas. Se trata del resto humano fósil más antiguo de la región y al parecer tiene mucho que decir sobre la evolución de los neandertales.

La cueva venía siendo excavada desde el año 2000, y se han descubierto muchos restos arqueológicos. Y al parecer, por culpa de unos saqueadores que cavaron un pozo hondo, los arqueólogos se animaron a ir más abajo, y ahí apareció la mandíbula. Se cree que la cueva era un cubil de hienas, por aquellos tiempos.

“Proviene de una región de la que básicamente no tenemos nada que sea conocido y bien publicado”, dijo Roksandic. “Ahora tenemos algo para comenzar a construir el cuadro de qué estaba pasando en esta parte de Europa por esa época”.

El fragmento de mandíbula contiene tres molares intactos, y mediante una serie de dataciones indirectas se llegó a una edad de entre 397 y 525 mil años. Los autores creen que se encuentra fuera de las variaciones típicas de Homo heidelbergensis europeo, y no posee características que los primitivos neandertales ya tenían para esta época en Europa Oeste, como los ejemplares de Kocabaş, Vasogliano y Ceprano. Por lo que los autores dicen que “sugiere diferentes fuerzas evolutivas actuando en el este del continente”.

Por la característica de los dientes, los autores estiman que es más parecido a los Homo erectus, que a los homínidos que moraban en Europa Oeste, por esa época. Los neandertales no habrían evolucionado en Europa del este, por aquellos tiempos, tal vez por algún bloqueo de los glaciares que dividían al continente en dos, aislando a los ancestros neandertales, y otorgándoles así su característica distintiva.

Igualmente habrá que esperar las repercusiones, ya que un único fósil fragmentario podría ser justo un individuo inusual dentro de la población, así que habrá que esperar más fósiles, antes de sacar conclusiones tan generales. 

Artículos relacionados

Publicar un comentario