viernes, julio 28, 2006

Noticia: Herramientas líticas de los últimos neandertales de España

La cueva de la Güelga, en Asturias, España, era un importante centro de fabricación de industria lítica neandertal hace 30 mil años. El periódico español La voz de Asturias publicó un resumen da la última campaña arqueológica en ese yacimiento:

* Javier Caso (27/07/2006)

El yacimiento cangués de la cueva de la Güelga confirma su importancia dentro de las investigaciones en torno a la última etapa del hombre del Neanderthal. La campaña desarrollado a lo largo del mes de julio ha dejado claro dos cosas. Los neanderthales residieron en la Güelga de forma habitual y el lugar fue un importante centro de fabricación de industria lítica. (Imagen: Un investigador, ayer junto al yacimiento. Foto: Javier G. Caso)

"Aquí hacían todas sus herramientas. Toda la cadena de la industria lítica está aquí", explicó José Manuel Quesada, codirector de la campaña arqueológica de la Universidad Nacional de Educación a Distancia que lidera Mario Menéndez. Los trabajos han permitido localizar cientos de herramientas, la mayoría hechas sobre cuarcita, desde cuchillos de dorso, a escotaduras, denticulados, puntas musteriense. "Hemos hallado mucha talla levallois, muy escasa en Asturias", reseñó Quesada, quien destacó algo que ha llamado mucho la atención a los investigadores. "Hemos observado que aprovechan la materia prima al máximo", añadió el arqueólogo. Así lo han apreciado después de recoger numerosísimos restos de talla, algunos "de muy pocos milímetros", detalla Quesada. Se trata, toda ella, de industria lítica asociada a los Neanderthales, Musteriense o Chatelperronense, algo que aún está por determinar. "En todo caso, es Neanderthal seguro", comentó Quesada, quien no dudó en afirmar que los individuos neanderthales de la Güelga, "fueron los últimos de los últimos", con unas cronologías de 30.000 años antes del presente.

"Aquí también residían, aunque no sabemos por cuanto tiempo", explicó Eduardo García, también codirector del yacimiento, quien cifra en miles los restos de huesos localizados. "Esto era un campamento, aquí procesaban sus alimentos y hacían sus herramientas", añade el investigador de la UNED.

jueves, julio 27, 2006

Noticia: Descubren el cráneo más completo de H. heidelbergensis

El cráneo número 15 del que se hablaba en una nota anterior de Mundo Neandertal, resultó ser el más completo descubierto hasta la fecha perteneciente al Homo heidelbergensis. Publicamos a continuación la nota completa del periódico español ABC.es:

Aparece en Atapuerca el primer cráneo completo de Homo heidelbergensis desde 1992

«Naves ardiendo más allá de Orion. Besos.». Juan Luis Arsuaga sólo necesitó un instante para saber lo que significaba el escueto mensaje que la investigadora Ana Gracia acababa de enviar a su móvil. Las palabras son parte de la última (e histórica) frase pronunciada por el replicante Roy en la película «Blade Runner», justo antes de morir. «En cuanto lo leí -asegura el paleontólogo- supe que había aparecido un cráneo. No contesté al mensaje, ni siquiera me molesté en llamar. Simplemente cogí el coche y volví a Atapuerca. Cuando llegué vimos todos juntos el vídeo de la jornada. Al día siguiente, 19 de julio, bajamos a la sima y empezamos a excavar».
El lunes, 25 de julio, fue el último día de campaña en la sierra burgalesa de Atapuerca. La mayor parte de los casi 300 investigadores que han trabajado este año en los distintos yacimientos se habían marchado ya y sólo quedaban los últimos miembros de cada grupo tapando los preciosos yacimientos y protegiendo, con plásticos y tablas, los tesoros paleontológicos aún ocultos para que nadie los dañe hasta el año que viene. En la sima del Elefante, a la entrada misma de la Trinchera del Ferrocarril, en Gran Dolina, en el Portalón... Los jefes de grupo, los últimos en retirarse, como los capitanes de navío, daban instrucciones a sus equipos, la mayoría voluntarios sin sueldo, para que todo quedara recogido y en orden para la próxima campaña de excavación.
En la sima de los Huesos, sin embargo, el día 25 aún se registraba una intensa actividad y el equipo de excavación trabajaba a pleno rendimiento. Por culpa precisamente de ese cráneo de Homo heidelbergensis de hace 500.000 años de antigüedad (llamado por ahora «C-15») que apareció por sorpresa y que tuvo loco al equipo de Arsuaga hasta el final.
El hallazgo, incluso para tratarse de Atapuerca, donde lo excepcional está a la orden del día, es importante. Se trata, en efecto, del primer cráneo completo que aparece desde el famoso C-5, Miguelón para los amigos, el mismo que fue portada de Nature en abril de 1993. Como si fuera el primer día, y no el último, los paleontólogos se afanan, en el fondo de la Sima de los Huesos, por terminar de extraer todas las piezas. Al final, sin embargo, aunque se consiguió sacar a la luz la mayor parte, no hubo tiempo para extraerlo en su totalidad. «Está muy fragmentado», explica Arsuaga, recién salido de la sima (un agujero de quince metros de profundidad situado al fondo de una cueva de medio kilómetro de longitud), con su mono rojo sucio de barro y el casco de minero con la linterna encendida aún sobre su cabeza. (Imagen: H. heidelbergensis de Petralona, Grecia)

Un hombre en la treintena
A su lado, Ignacio Martínez, uno de sus más estrechos y veteranos colaboradores, aporta los primeros datos del hallazgo: «Creemos que se trata de un ejemplar maduro, quizá un hombre de veintitantos o treinta años. Desde luego está entre los más robustos de la colección, y es uno de los pocos adultos que tenemos, lo que nos ayudará a establecer la morfología de estos antiguos habitantes de la sierra».
El frontal del cráneo número 15 («seguro que acabaremos por darle un nombre», bromea Arsuaga), apareció el 17 de julio, en el área «B» de la sima, una de las cuatro zonas de excavación en que está dividida. «Buscábamos completar una mano -explica Arsuaga- de la que hemos encontrado ya ocho huesos, cuatro carpos y cuatro metacarpos». Aparecieron otros restos, entre ellos algunos de oso de las cavernas, y entre ellos asomó un frontal. Dijimos «mira qué bien» y empezamos a preguntarnos si el fragmento encajaría con alguna de las muchas otras piezas que tenemos de anteriores campañas. Al día siguiente yo tenía que ir a Madrid durante unas horas, así que les dije que limpiaran bien alrededor pero sin excavar mucho. Les pedí que me esperaran».
Arsuaga se fue el 18 por la mañana con la idea de regresar después de comer. El resto del equipo siguíó las instrucciones pero, como recuerda Ignacio Martínez, «seguíamos limpiando y limpiando alrededor del trocito que asomaba, pero el trocito no se acababa nunca. Cuando vimos que habia un hueso grande paramos». Al salir de la cueva, Ana Gracia mandó el SMS. «Sabía muy bien que Juan Luis lo entendería a la primera», asegura Ana. No se equivocaba.
El día 21, al llegar a la rueda de prensa con los resultados de las excavaciones de 2006, sólo había aparecido el frontal, así que no se podía anunciar a bombo y platillo. «Intentamos sacarlo completamente antes de que terminara la campaña, pero no ha sido posible», añade Arsuaga. «No es bueno precipitarse, y en estas cosas no se puede correr. Llevan su ritmo. Así que sacaremos las partes que nos faltan el año que viene. Han estado allí durante más de trescientos mil años. No les va a pasar nada por aguantar unos meses más».

martes, julio 25, 2006

Noticia: ¿Australopithecus anamensis ancestro del A. afarensis?

Un nuevo estudio presentado en el Journal of Human Evolution prueba que la especie anamensis del género Australopithecus, es la ancestra directa de la especie afarensis del mismo género. (Imagen: A. anamensis)

El Australopithecus anamensis es la especie más antigua de su género, datada entre los 4,2 y 3,9 millones de años antes del presente; la especie A. afarensis es la más famosa por su espécimen Lucy, y es más recientes que los anamensis ubicándose entre los 3,9 y los 3 millones de años.

Del A. anamensis se dijo recientemente que era descendiente del Ardipithecus ramidus, como comentamos en Mundo Neandertal.

En el estudio publicado por el Journal of Human Evolution, William H. Kimbela y colegas, realizaron un análisis filogenético de cuatro muestras fósiles sucesivas en el tiempo de las dos especies (de los sitios Kanapoi, Allia Bay, Laetoli, Hadar, del más reciente al más antiguo). Para esto utilizaron datos característicos de la dentición y mandíbulas. Los científicos quería comprobar si el anamensis era el ancestro directo del afarensis. (Imagen: A. afarensis)

Los estudios comprobaron la hipótesis, ya que las muestras mostraban una diferenciación gradual en el tiempo. Los científicos llegaron a la conclusión de que los restos estudiados de A. anamensis y A. afarensis representan partes de la evolución anagenética del linaje (cambio progresivo en lugar de una bifurcación cladogenética). “Cada yacimiento parece capturar un punto diferente a lo largo de esta trayectoria evolutiva”, dicen en el artículo.

sábado, julio 22, 2006

Noticia: Arsuaga excabará en Pinilla del Valle

En el peódico español La Razón se dice: "Juan Luis Arsuaga será el nuevo paleontólogo jefe del yacimiento de Pinilla del Valle, único de España en el que se han encontrado restos de neandertal. La excavación se reanudará a mediados de agosto. Nota completa." A pesar del error ese de que es el único sitio español con restos neandertales, hay otros, la nota es interesante, ya que se habla del trabajo de los paleontólogos, se las recomiendo, no es muy larga.

Noticia: Canibalismo infantil del Homo antecessor

En el diario español El Mundo se publica una noticia sobre un nuevo descubrimiento de canibalismo en Atapuerca. En la nota no se dan muchos detalles de las pruebas de este hecho cultural, sólo se dice que se encontraron herramientas líticas junto a cráneos pertenecientes a niños de Homo antecesor, imagino que esos cráneos tendrán marcas de corte, pero en la nota no se lo dice. El periódico español ABC también publica una nota extensa sobre el tema, así como Terra, se extraña igualmente algo más extenso de los propios descubridores.

A continuación pego la nota completa de El Mundo:

OLALLA CERNUDA (elmundo.es)

ATAPUERCA (BURGOS).- Hace 800.000 años tuvo lugar en Atapuerca un macabro festival caníbal. Así lo demuestran los nuevos fósiles encontrados en el estrato Aurora del yacimiento de la Gran Dolina, donde se han hallado fósiles de al menos 10 individuos, casi todos ellos niños y niñas de corta edad, que fueron devorados por sus congéneres. Todos los indicios sugieren que un campamento de 'Homo Antecessor' fue atacado por un grupo de personas de la misma especie, pero de diferente grupo. Son las evidencias más antiguas de antropofagia de la historia de la humanidad.

La prueba no sólo está en los fósiles de niños encontrados en diversos lugares del yacimiento sino en una gran cantidad de cuchillos de cuarcita y sílex, con borde abrupto y filo muy marcado, que han aparecido en la Gran Dolina, y que probablemente fueron utilizados para descuartizar los cadáveres de los niños, en una práctica "más cultural que gastronómica".

Hasta ahora, los expertos pensaban que el canibalismo había sido un hecho puntual en Atapuerca. "Nos habíamos equivocado. Los nuevos hallazgos nos llevan a pensar que practicaron el canibalismo seguramente durante cientos de años', explicó Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca. "Lo que hemos encontrado revoluciona el conocimiento de la especie 'Homo Antecessor'", aseguró.

Según Carbonell, los 'canibalizados' "eran individuos que no procedían de la Sierra de Atapuerca, sino que habían llegado a la zona para instalarse en las cuevas o fuentes". Sin embargo, casi todos los cuerpos encontrados pertenecen a niños, lo que hace a los expertos preguntarse qué ocurrió con los adultos que presumiblemente viajaban con ellos.

"Cuando en 1994 hicimos los primeros descubrimientos de 'Homo Antecessor' pensamos que habíamos tenido un golpe de suerte, que quizá habíamos excavado justo en el lugar correcto, y que probablemente no hallaríamos más fósiles humanos. Este año se ha disipado ese miedo", aseguró José María Bermúdez de Castro, otro de los codirectores del yacimiento.

Para pasar de una hipótesis a una certeza sólo ha sido necesario comenzar a excavar en el mismo nivel, el TD-6, pero a 15 metros del lugar inicial. Allí han aparecido multitud de fósiles de 'Homo Antecessor' que permitirán a los científicos ampliar sus conocimientos sobre cómo era la vida de estos primeros europeos. "Y en los próximos años, cuando sigamos excavando esta zona, nos espera un festín", anunció Bermúdez de Castro.

Entre los hallazgos más destacables de esta campaña en la Gran Dolina se encuentran dos mandíbulas prácticamente enteras, un húmero perteneciente a una niña de unos tres años, un metápodo de homínido adulto, un fragmento de hueso coxal, una clavícula de adolescente y multitud de dientes.

Una fría y venteada estepa

Pero la campaña de 2006 no sólo ha sido fructífera en el yacimiento de la Gran Dolina. En el Portalón, después de instalar una malla protectora para evitar la caída de piedras, los expertos han encontrado un riquísimo material arqueológico en sedimentos fechados desde el Neolítico hasta la Edad Media, y se han obtenido datos de mamíferos fósiles y paleopalinológicos (estudio del polen fósil) muy valiosos para reconstruir las condiciones ambientales en la Sierra de Atapuerca a lo largo del último tercio del Pleistoceno superior.

"El clima era durísimo. La meseta era una gran estepa donde el viento soplaba con dureza y sólo circulaban manadas de animales y pequeños grupos de homínidos muy móviles que las perseguían", aseguró Luis Arsuaga, el tercer codirector de Atapuerca.

En esta zona se ha encontrado unos restos de talla de más de 30.000 años de antigüedad, lo que demuestra por primera vez la presencia de ocupaciones humanas en la sierra en ese momento tan importante de la Prehistoria europea.

También aquí el equipo de más de 200 arqueólogos que esta campaña ha trabajado en Atapuerca ha localizado un enorme canino de oso de hace 500.000 años, del que han conseguido secuenciar el ADN, el más antiguo secuenciado hasta ahora de un fósil (el más antiguo publicado hasta ahora era de hace 100.000 años). El equipo de Arsuaga intentará utilizar la misma tecnología para extraer y secuenciar, si es posible, ADN de fósiles humanos de esta antiguedad.

En la Sima de los Huesos la temporada también ha sido muy fructífera. En el mes y medio de trabajo de este año se han recuperado del nivel B más de 160 fósiles humanos correspondientes a diferentes partes de esqueletos: cráneo, vértebras, dientes y huesos de las extremidades. Entre ellos, destacan cuatro huesos del carpo y otros cuatro del metacarpo correspondientes a la mano derecha de un individuo, un hallazgo especialmente importante teniendo en cuenta que sólo hay otra mano casi completa anterior a los neandertales conservada.

El cráneo número 15

Pero sin duda el hallazgo que más ha gratificado a los arqueólogos que han rastreado al milímetro la Sima de los Huesos es el de un cráneo humano muy completo. De momento, ya han conseguido extraer algunos fragmentos aislados, como un trozo del hueso frontal con parte de la órbita ocular y del torus supraorbitario izquierdo.

El cráneo, el número 15 de los hallados en el yacimiento, será equiparable en importancia a otros 'habitantes ilustres' de las cuevas de Atapuerca, como 'Miguelón' -el cráneo cinco-, 'Agamenón' -el cuatro- o 'Rui' -el seis-. "Confiamos en recuperar muchos fragmentos más en los días que quedan de campaña. Nos hace especial ilusión, puesto que desde 1992 no hemos hallado ningún cráneo completo", señaló Arsuaga. (Imagen tomada de Icalnews.


viernes, julio 21, 2006

Noticia: El genoma Neandertal

Como se dijo en mayo en este Blog, hay científicos que quieren reconstruir el genoma del Hombre de Neandertal. Ahora se han unido el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y la empresa 454 Life Sciences para descifrar el genoma neandertal. Anuncian en su comunicad de prensa que estiman llegar a cumplir el proyecto completo en sólo dos años con la nueva tecnología de la empresa 454 y la trayectoria del Instituto Max Planck.

Los directores del proyecto son el científico alemán Svante Pavo, por parte del Instituto Max Planck y Michael Egholm, de la empresa 454.

Los científicos determinarán los tres mil millones de pares de bases del genoma del hombre de Neandertal. Este análisis que resulta posible gracias a una nueva técnica desarrollada por 454 Life Sciences, y que requiere sólo una fracción de muestra menor a lo que necesitaban los métodos empleados hasta ahora. Esa muestra serán huesos y dientes del neandertal hallado hace 150 años en la cueva Feldhofer, también de otros individuos neandertales, como los bien conservados de Vindija, Croacia. (Imagen: Michael Egholm, Svante Paeaebo y Ralf W. Schmitz con un hueso neandertal)

Una larga disputa entre los paleoantropólogos es la de si los Homo sapiens, que recién entraron en Europa hace 45 mil años, se mezclaron genéticamente con los Neandertales que vivían allí desde hace al menos 200 mil años. El genetista Bruce Lahn, de la Universidad de Chicago, opina en el diario The New York Times: "El entrecruzamiento podría haber generado una ventaja genética en los sapiens que recién llegados, porque los neandertales estaban bien adaptados al clima frío de Europa (la última era glaciar que duró hasta hace 10 mil años) y contra las enfermedades locales. Evidencias del genoma humano sugieren algún cruzamiento con especies antiguas, que podrían haber sido el neandertal, u otras especies primitivas."

Dicen en el comunicado de prensa que los resultados también les permitirán determinar qué modificaciones genéticas le permitieron al ser humano abandonar África hace unos 100.000 años y expandirse por el mundo, y que el principal objetivo del proyecto es determinar su parentesco con el hombre moderno.


miércoles, julio 12, 2006

El mito del Eslabón Perdido

Escribí un artículo sobre el famoso Eslabón Perdido, para la Wikipedia, los invito a leerlo y a colaborar en su ampliación o corrección, lo pego acá tal cual lo publiqué allí:

Se llama eslabón perdido al hipotético espécimen que uniría a los humanos actuales con el antepasado común que tenemos con los simios.

Es un eslabón que no existe como tal, ya que no hay uno, sino muchos y justamente no son eslabones de una cadena sino partes de un arbusto (ver Evolución humana).

Todo comenzó cuando Charles Darwin lanzó en el tapete científico la Teoría de la evolución de las especies en 1859. Darwin no habló de la evolución humana hasta mucho tiempo después, cuando publicó su libro La descendencia del hombre, en 1871. Pero los seguidores de Darwin sí comenzaron a aplicar la teoría al ser humano. Thomas Huxley publicó en 1863 el libro Evidences as to Man's place in Nature (Evidencias del lugar del hombre en la naturaleza), en el cual decía, tras hacer un estudio de anatomía comparada, que el lugar del hombre estaba en estrecha relación con los grandes monos, particularmente los africanos. Y de Huxley fue la idea de que el Homo sapiens había evolucionado a partir de un antepasado simiesco. Entonces los escépticos pidieron que si el hombre había evolucionado de los primates que les mostraran el eslabón perdido entre los monos y el ser humano.

Uno de los grandes buscadores fue Eugène Dubois, que entre 1886 y 1895 descubrió restos que él mismo describía como "una especie intermedia entre los humanos y los monos". Lo llamó Pithecanthropus erectus (hombre mono erecto en griego), hoy clasificado como Homo erectus.

La patraña del hombre de Piltdown (1912) contribuyó mucho al mito del eslabón perdido, ya que fue elaborado con todo lo que se quería encontrar en ese añorado eslabón.

Desde aquellos años los medios de comunicación vienen anunciando el encuentro del eslabón perdido en cada descubrimiento de homínido fósil. Lo hicieron con el Hombre de Neandertal en 1865, con los australopithecus en 1925, con el procónsul, el ramapithecus, con el Homo erectus y hasta hoy en día lo siguen haciendo.

martes, julio 11, 2006

Noticia: Nuevo estudio de ADN Neandertal

La revista Wired publica un artículo, de la periodista Annalee Newitz, en el cual se cuenta sobre un nuevo método para secuenciar ADN neandertal. Y las conclusiones del genetista a cargo son que los Homo sapiens y el Hombre de Neandertal no se cruzaron para nada, y que las dos especies se separaron hace 500 mil años.

El genetista Eddy Rubin, del Joint Genome Institute en Walnut Creek, California, extractó una secuencia de ADN autosoma (cromosomas iguales en ambos sexos) que según él mismo dice tiene más material genético que el ADN mitocondrial que se venía secuenciando hasta ahora. Rubin pertenece al grupo de Paabo que logró secuenciar el ADN nuclear anunciado en mayo en este Blog.

Esto solo no es noticia, ya que hace rato se sabía de estos temas, y son sensacionalistas las conclusiones que expresa Rubin en el artículo de Wired, pero él está buscando conseguir una secuencia amplia del ADN neandertal. Está buscando descubrir cuando se produjo la divergencia entre los neandertales y los Homo sapiens en el árbol evolutivo, y también saber si entre ellos podría haber cruzamientos, y que nazcan niños fértiles de esa unión.

Dice él en la revista Wired: "Los humanos y los neandertales ocuparon cuevas adyacentes durante miles de años, y nosotros tenemos mucha especulación sobre ellos basadas en unos pocos huesos y piedras". Linda forma de desmerecer más de cien años de arqueología.

Y sigue: "Pero si podemos analizar el genoma, tendremos la oportunidad de aprender más sobre el color de su piel y pelo, así como también lo que comían y si tenían lenguaje". Esto no es una exageración por parte de Rubin, ya que en los humanos modernos se sabe que ciertos genes son los que producen sus características, como el color de piel, pelo, etc. Lo mismo podría llegar a hacerse para el genoma neandertal, si se lograra una amplia secuencia. Pero como vimos antes en este blog, no es Rubin el único que está buscando eso.

En el artículo se da como una gran noticia que Rubin llegó a la conclusión de que humanos y neandertales divergieron hacia dos grupos reconocibles hace unos 500 mil años. Él y su equipo llegaron a esta conclusión luego de contar las diferencias entre secuencias seleccionadas del genoma neandertal y del genoma humano. Eso lo supieron porque que las mutaciones, generalmente, ocurren a un ritmo predecible.

Pero eso no es todo, Rubin dice: "La evidencia sugiere fuertemente que los neandertales no aportaron material genético a los humanos modernos".

Pero en ese artículo no se dice, ni tampoco lo dice Rubin, que 500 mil años no son suficientes para hacer que dos especies distintas que se cruzan puedan generar descendencia fértil. Por ejemplo, los leones y tigres se especiaron (diferenciación de especies) hace aproximadamente 2 millones de años, y así y todo todavía pueden producir descendencia fértil. Por lo que es un tanto apresurado decir que no había posibilidad de cruce entre neandertales y los sapiens antiguos.

En el mismo artículo de Wired la periodista cita la opinión del antropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington. Trinkaus es un experto en neandertales, y es famoso por opinar en favor de la hibridación de neandertales con sapiens.

Cito la parte del artículo de forma textual para que se pueda ver el intercambio entre el genetista y el atropólogo:

"Rubin desestima el análisis de la estructura ósea por la cual Trinkaus es famoso, comparando a los antropólogos con frenólogos[1]. Él agrega que muchas cosas pueden parecer diferentes en la estructura ósea de dos organismos incluso si su genoma es similar.

"Trinkaus responde, "La genética está de moda ahora. Pero ellos sólo andan buscando la presencia de genes neandertales en la poblaciones actuales - y eso no te dice qué era lo que pasaba hace 30 mil años". También dice que los neandertales y humanos podrían haberse apareado pero haber producido descendencia que no prosperó; esos genomas híbridos habrían sido eliminados, por selección natural, a lo largo de las generaciones. En tal escenario, el rastro genético dejado por los neandertales en el genoma humano sería muy pequeño."

Las palabras de Trinkaus son el mejor cierre para esta nota.


[1] La frenología era un método mediante el cual se quería deducir el carácter de una persona por medio de las medidas de su cráneo.

Imagen: mandíbula del niño de Lagar Velho.

domingo, julio 09, 2006

Noticia: Nuevas excavaciones en Ceuta

El Diario de Cádiz publica esta noticia en la cual se cuenta que arqueólogos españoles siguen buscando pruebas de que el Hombre de Neandertal cruzó el Estrecho de Gibraltar

Ceuta. Un grupo de expertos de la Universidad de Cádiz y Sevilla ha previsto llevar a cabo una nueva campaña de excavaciones en una cueva situada en la frontera que separa Ceuta de Marruecos y donde se han localizado restos prehistóricos con una antigüedad de unos 250.000 años.

Según informaron fuentes del área de Cultura del Ejecutivo ceutí, en septiembre se efectuará una nueva prospección en la denominada cueva de La Cabililla, situada junto a la frontera norte que separa la ciudad del territorio marroquí.

La campaña, dirigida por los expertos gaditanos
Darío Bernal y José Ramos, ambos profesores titulares de la Universidad de Cádiz, tiene como objetivo buscar nuevos datos para poder demostrar que el hombre de Neanderthal cruzó a Europa por el Estrecho de Gibraltar, en contra de las teorías actuales.

Estas teorías, según las fuentes, sostienen que el ser humano partió de Oriente Medio, por lo que los hallazgos en esta cueva pueden ser determinantes para cambiar la teoría hasta ahora sostenida en torno a la materia.

La cueva ha sido visitada en los últimos meses por prestigiosos expertos, entre ellos el responsable de la excavación de
Atapuerca, Carlos Díez.


Editado: Artículo interesante en Memecio sobre el tema.

viernes, julio 07, 2006

Noticia: El hobbit de Flores otra vez

La saga del hobbit de Flores continúa. Un artículo publicado online el 5 de julio en el Journal of Human Evolution aboga en favor de la idea de que el hombre de Flores era una nueva especie. (Para más detalles sobre las dos teorías sobre el tema ver Entrada Anterior)

Este enigmático homínido, bautizado Homo floresiensis en 2003, y de una antigüedad de 10 mil años, medía poco más de un metro de altura y tenía un cerebro del mismo tamaño que el de un chimpancé.

El artículo, firmado por Debbie Argue y otros, apoya la tesis de los descubridores del hobbit, que decían que el famoso esqueleto LB1 encontrado en la cueva Liang Bua, de la isla de Flores, Indonecia, era una nueva especie del género Homo que era el resultado de un largo período de evolución en completo aislamiento en una pequeña isla. Tal vez derivada de los Homo erectus. Este proceso es conocido como enanismo insular, que hace que las especies disminuyan en tamaño.

Argue y sus colegas realizaron un estudio de comparación cranial y postcranial, métrico y no métrico. Compararon el cráneo del LB1 con individuos Homo antiguos, dos cerebros humanos microcefálicos, un pigmoide excavado de otra cueva en Flores, y diversos Homo sapiens, incluyendo pigmeos africanos e isleños Andaman. También lo relacionaron con Australopithecus y Paranthopus.

Basados en esos estudios Ague y sus colegas dicen: "Concluimos que es improbable que el LB1 sea un humano microcefálico, y no puede ser atribuido a ninguna especie conocida. La atribución a una nueva especie, Homo floresiensis, es apoyada".

En resumen, más para el lado de la nueva especie, contradiciendo al reciente estudio relatado en este blog acá.



Ver también en este Blog:
- Noticia: El hobbit de Flores era un hombre sano
- Noticia: El hobbit de Flores fabricaría herramientas
- Noticia: El hobbit de Flores crea polémica
- Noticia: El Hombre de Flores tendría piernas muy gruesas

Entrevista: El Neandertal en Asturias

En el diario español La voz de Asturias entrevistaron al arqueólogo Mario Menéndez, quien está a cargo de las excavaciones en la cueva de La Güelga, donde fueron encontrados artefactos líticos atribuidos al Hombre de Neandertal:

Mario Menéndez, arqueólogo: "El Neanderthal pervivió más allá de lo que pensábamos"

Dirige un equipo de nueve investigadores que, un año más, han iniciado sus trabajos arqueológicos en el yacimiento cangués de la Güelga, toda una referencia dentro de la etapa de transición del Hombre del Neanderthal al hombre moderno.

-- ¿Cuáles serán las líneas fundamentales de esta campaña?

-- Pues este año pretendemos continuar el trabajo que dejamos pendiente el año pasado que es la confirmación de la estratigrafía de la secuencia de las ocupaciones relativas a la transición del Paleolítico Medio al Superior y determinar la naturaleza de la ocupación que estamos excavando. Queremos determinar si se trata de un chatelperronense o se trata de un musteriense muy tardío.

-- ¿Y eso qué significa?

-- Nosotros pensamos que puede ser un chatelperronense, es decir la última manifestación cultural de los neanderthales, pero ya en el Paleolítico Superior y en convivencia con hombres modernos.

-- ¿Y cómo se determina eso?

-- Debemos encontrar elementos líticos diagnósticos, como serían las puntas de chatelperrón y otros útiles típicos que esperamos que aparezcan este año. Y si no fuera así, pues estaríamos ante algo que muy interesante que es una pervivencia de la cultura tradicional de los neanderthales como es el musteriense hasta un momento mucho más reciente y próximo a nosotros de lo que pensábamos. De esta forma, los neanderthales habrían permanecido en Asturias hasta momentos mucho más recientes de lo que tradicionalmente se les asignaba. Es lo mismo que sucede en el Sidrón, dónde se estaba manejando una hipótesis de unos neanderthales clásicos más tardíos y que se han visto más modernos y que dan cronologías de 40.000 años. Los de la Güelga bajarían incluso hasta los 30.000 años.

--¿Las puntas de chatelperrón han aparecido en el interior de la cueva?

-- Si. Tenemos elementos característicos del chatelperronense en el interior que aparecían parcialmente revueltos. La ventaja de la zona en la que excavamos ahora es que sabemos que está absolutamente intacta, pero tenemos una enorme dificultad de excavación por estar debajo de los bloques de derrumbe del abrigo. Vamos a restringir seguramente la superficie de excavación y bajar más en punto para saber exactamente cuál es la secuencia.

-- ¿La dimensión de la Güelga aumentaría si aparecieran fósiles de Neanderthal?

--Sería estupendo y estaríamos todos encantados, pero si no los hay no pasa nada, aunque todo el mundo quiere tener la imagen directa del sujeto al que estás investigando.

El diario El comercio digital de Asturias, también se hace eco del reinicio de los trabajos:

Estos Neardentales llegaron probablemente buscando refugio huyendo de sus competidores hacia el Occidente europeo, en una fecha bastante tardía, hace unos 30.000 años. Los datos obtenidos hasta ahora permiten hablar del Norte de la península y no sólo del Sur, como el lugar en el que los últimos Neandertales, antes de su extinción, se refugiaron.

Éste es, en cualquier caso, un periodo «muy interesante» para los expertos, entre otras cosas por la escasez de restos que hasta la fecha se han hallado sobre esta etapa de la evolución humana.

lunes, julio 03, 2006

Se pescaba hace 75 mil años

No se pierdan el artículo escrito en el blog Memecio sobre los más antiguos indicios de pesca, y demás muestras de una gran diferenciación en el comportamiento de los Homo sapiens de la cueva de Blombos hace 75 mil años:

"Blombos Cave es una cueva de Sudáfrica que ha desvelado los primeros testimonios de pesca. Su datación es de hace unos 75.000 años. Quienes allí vivieron eran Homo sapiens, seres humanos anatómicamente modernos." Leer más.