domingo, mayo 04, 2008

H. heidelbergensis no es ancestro común de sapiens y neandertales

EFE dio a conocer un estudio que saldrá publicado en Nature sobre una nueva metodología de análisis morfológico de fósiles que aporta datos a favor de la teoría que dice que neandertales y el Homo sapiens no evolucionaron a partir de la misma especie, sino que habría que buscar el ancestro común más atrás en el tiempo.

El estudio fue realizado por científicos argentinos del Centro Nacional Patagónico, en Puerto Madryn (suroeste de Argentina). El director del estudio, Rolando González-José, reconoció hoy a Efe que se trata de una aportación científica que viene a “meter más ruido”, creará controversia y “sin duda tendrá oposición”, ya que “son temas muy sensibles, con gente muy apasionada”.

Mediante el procesamiento por ordenador de imágenes en tres dimensiones de cráneos de homínidos de distintas especies, el equipo argentino ha logrado analizar la morfología de los restos con mayor precisión que con los métodos utilizados hasta ahora.

Gómez-José dijo que esta metodología, la “morfometría geométrica”, permite tratar las variaciones de cada grupo en conjunto, a diferencia de los estudios hechos hasta ahora, que analizan por separado distintas características como la nariz, la posición de la mandíbula o los globos oculares.

En este sentido, explicó que las imágenes digitales “permiten ver diferencias morfológicas más sutiles, que no se aprecian en los análisis tradicionales”, que apoyan las teorías que consideran al Homo heidelbergensis (imagen) un ancestro sólo del Neardental y no del hombre actual, de manera que estos formarían grupos separados.

Según los autores la separación ocurrió antes, el H. heidelbergensis no es el ancestro común, sino que sería uno anterior incluso al Homo ergaster o erectus.

El científico aseguró que con la nueva técnica se abrirá “un nuevo campo de posibilidades para el estudio de genotipos complejos”, lo que incluye no sólo a los homínidos sino también algunos invertebrados o incluso células cancerígenas.

Asimismo, destacó que la investigación pretende acabar con la “denominación simplista” que se usa para clasificar a los homínidos según sus diferencias morfológicas, como la distinción entre “cráneos grandes y cráneos chicos” o “narices altas y narices bajas”.

El estudio del Centro Nacional Patagónico ha sido realizado en los últimos tres años con réplicas de gran calidad de cráneos reales. Los veinte ejemplares escogidos pertenecían a gorilas y chimpancés, Australopithecus afarensis y africanus, Paranthropus boisei, robustus y aethiopicus, Homo habilis, Homo erectus, Homo ergaster, Homo heidelbergensis y Homo neardanthalensis.

Esperemos a que salga el estudio mañana para conocer más detalles.

Publicar un comentario