sábado, septiembre 30, 2006

Noti: Choza neandertal en Alemania

Arqueólogos alemanes encuentran vestigios de una choza neandertal en la región del río Rin.

La noticia, publicada en el diario alemán Der Spiegel y traducida en parte por John Hawks en su blog, dice que los investigadores encontraron hueco oval que creen que se trata del contorno de una choza. En los alrededores de la periferia se encontraron sesenta herramientas de piedra, incluyendo hachas y hojas con filo. De acuerdo con la Oficina para la Conservación de Monumentos del Rin, los restos tienen una antigüedad de unos 120 mil años, y por eso lo asocian a los neandertales.

Se cuenta en la noticia que los arqueólogos buscarán evidencias de postes, que indiquen la forma de la estructura. Esperemos que salgan más detalles pronto. Acá una foto publicada junto con la noticia (click para agrandarla):

viernes, septiembre 29, 2006

Noti: Poblaciones genéticas neandertales

Dos comunicaciones publicadas en la revista científica Current Biology (1 y 2) permiten discernir poblaciones genéticas dentro de los neandertales.

La agencia EFE difundió ayer, luego de que fueran presentados en Oviedo, estos estudios publicados el 22 de agosto, donde los autores escriben sobre la secuencia del ADN de un neandertal italiano y la de uno ibérico. El italiano procede de la cueva de Monte Lessini, cerca de Verona, y está datado en unos 50 mil años, mientras que el ibérico pertenece al yacimiento asturiano (España) de El Sidrón, con unos 43 mil años.

Actualmente se cree que los neandertales fueron una especie del género Homo que habitó Europa y parte de Asia occidental desde hace unos 230 mil años hasta 29 mil años atrás.

El profesor del departamento de Biología Animal de la UB y experto en paleogenética Carles Lalueza-Fox ha participado en los dos trabajos publicados en 'Current Biology', junto con investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), en Barcelona; las de Florencia y Siena (Italia); y la de la Universidad del Mediterráneo, de Marsella (Francia).

La secuencia de El Sidrón es muy parecida a las dos encontradas en el yacimiento de Feldhofer (Alemania) y a las dos encontradas en Vindija (Croacia), similitud que hace pensar que probablemente constituían una única población de neandertales, con una antigüedad de unos 130 mil años, lo que correspondería con el fin del penúltimo gran máximo glacial (Riss).

Se cree que estos neandertales debían estar vinculados a poblaciones que se expandieron demográficamente desde algún refugio glacial situado en el sur de Europa.

Por el contrario, la secuencia de Monte Lessini es bastante diferente de las otras y presenta algunas afinidades con la de Mezmaiskaya, yacimiento situado mucho más al este, en pleno Cáucaso ruso. (Ver Diversidad genética neandertal)

En opinión de Carles Lalueza-Fox, "es probable que estas regiones hubieran actuado como reservorios poblacionales durante los máximos glaciales y conservaran, de esta manera, una mayor variabilidad genética".

El yacimiento de El Sidrón es particularmente favorable a la conservación del ADN, como lo demuestra también el hecho de que se hayan encontrado restos de al menos ocho individuos (cinco adultos, dos jóvenes y un niño), lo que permite pensar que se podrá recupera su ADN y conocer las posibles relaciones de parentesco entre ellos.

Las nuevas secuencias del ADN mitocondrial de Monte Lessini y de El Sidrón corresponden, respectivamente, a la sexta y séptima secuencia de neandertal, que engloban una parte significativa (de más de 300 nucleótidos) de la llamada región hipervariable 1 del genoma mitocondrial.

Esta región ha sido ampliamente usada en estudios evolutivos porque funciona como un reloj molecular y permite datar acontecimientos evolutivos del pasado (procesos de especiación, cuellos de botella demográficos y expansiones poblacionales).

El periódico La Nueva España publicó:

"El trabajo ha sido publicado en una revista científica de difusión internacional. En esta ocasión las condiciones de esterilidad con las que se ha trabajado para exhumar los restos óseos han conseguido obtener una secuencia más larga, es decir, con mayor información evolutiva, que la presentada el pasado año. Si la de 2005 se secuenció a partir de un molar, en esta ocasión ha sido posible a partir de una esquirla de fémur de otro individuo de los ocho neandertales identificados hasta ahora en la cueva.

"Este dato es importante por cuanto pone de manifiesto que el yacimiento de Piloña es particularmente favorable a la conservación de ADN, lo que abre las puertas a la posibilidad de conseguir material genético de toda la familia de Sidrón, permitiendo así conocer el posible grado de parentesco existente entre ellos.

"Carles Lalueza, profesor de la Universidad de Barcelona y especialista en paleogenética, explicó que en la actualidad hay 13 secuencias de ADN neandertal publicadas en el mundo, pero únicamente siete tienen la extensión de la obtenida ahora en Sidrón y sólo en otros dos yacimientos europeos, Feldhofer (Alemania) y Vindija (Croacia), se ha podido recuperar ADN en dos individuos diferentes. Se da la casualidad de que los resultados de estos dos estudios muestran una gran uniformidad genética con los neandertales de Sidrón."

[...]

"Además de permitir conocer estos detalles, la información genética abre paso a la ciencia hacia el intramundo neandertal y su evolución. Antonio Rosas subraya la posibilidad de emprender líneas de investigación como la que lleva a conocer cómo estaban organizadas estas poblaciones y a indagar en las posibilidades de organización de sus individuos. Los resultados indican, en contra de lo que se creía hasta hace poco tiempo, que los neandertales no fueron un grupo homogéneo, sino que pudo haber diferentes tipos en el mundo, poblaciones que fueron variando con el tiempo.

"Esos matices podrán concretarse con mayor precisión en un futuro con las investigaciones en marcha. «Tenemos a punto de caramelo» poder perfilar esas diferencias entre las distintas poblaciones», aseguró ayer Antonio Rosas."


Universitat de Barcelona:

"El proyecto
El proyecto de investigación del yacimiento de El Sidrón está financiado por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias. Los profesores de la Universidad de Oviedo Javier Fortea y Marco de la Rasilla se encargan de la excavación, mientras que el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, Antonio Rosas, coordina el estudio paleontológico. En este estudio ha colaborado también el profesor Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Leipzig. El trabajo publicado sobre Monte Lessini ha sido coordinado por los investigadores italianos de la Universidad de Ferrara, Guido Barbujani y Giorgio Bertorelle. Los profesores David Caramelli (Universidad de Florencia) y Carles Lalueza Fox (UB) han llevado a cabo el análisis en el laboratorio."

jueves, septiembre 28, 2006

Noti: Los europeos se fueron haciendo más bajos

Según un artículo de la publicación Hormones (Athens) los europeos se fueron volviendo cada vez más petizos. (Vía Dienekes)

Los ancestros de los humanos actuales llegaron a Europa hace unos 40 mil años. El científico M. Hermanussen dice en el estudio que hace 16 mil años, en el máximo frío de la ultima era glacial, los varones eran altos y delgados. Medían un metro 79 de altura, y pesaban unos 67 kg, mientras que las mujeres eran pequeñas y robustas: 1,58 de altura, y unos 54 kg de peso. Hacia fines del paleolítico superior (hace unos 8000 mil años) los hombres tenían una estatura mediana y eran mas bien robustos: 1,66 m de altura, y 62 kg de peso. Hacia el neolítico se ve un promedio de 1,65 de altura y unos 64 kg de peso, mientras que ya hacia fines del siglo 19 la altura rondaba los 1,65 y 1,70.

Se ve que cuando se fueron los fríos los Homo sapiens se fueron achicando.

miércoles, septiembre 27, 2006

Noti: ¿Qué comían los neandertales?

Un nuevo estudio aporta datos sobre la dieta de los neandertales: nada de vegetales, mucha carne, y bastante pescado. También aporta información sobre el comportamiento de estos parientes nuestros.

En el último número del Journal of Human Evolution, fue publicado un artículo firmado por los científicos Vincent Balter y Laurent Simona de la Université Claude Bernard, de Francia. Los autores realizaron un nuevo análisis de la dieta de los individuos neandertales del yacimiento Saint-Césaire, en Francia.

Al parecer hicieron un análisis bioquímico de partes minerales del hueso y material orgánico asociado a los huesos del individuo Saint-Césaire 1. Este análisis es novedoso, ya que puede aportar datos que no lo hacen los restos de animales encontrados junto con los huesos homínidos.

Llegaron a la conclusión de que la base de la dieta neandertal era carne casi en su totalidad, con un 30% de pescado. El porcentaje de vegetales en su dieta es casi cero, mientras que la carne se divide en: bóvidos (58%), caballos y rinocerontes lanudos (22%), renos (13%) y mamuts (7%).

Esos porcentajes están de acuerdo con los registros zooarqueológicos del yacimiento, sugiriendo que la fauna asociada a los neandertales de Saint-Césaire eran justamente lo que ellos comían. Y la novedad del nuevo método, es que pudieron decubrir el 30% de pescados en la dieta, que no pudo ser visto en el material arqueológicos de la cueva.

También el hecho de que la fauna que rodeaba a los restos neandertales sea justamente la que ellos comían, habla sobre su comportamiento, aportando pruebas de que cazaban a las presas y luego las llevaban a sus abrigos/cuevas para comerlas.

martes, septiembre 26, 2006

Noti: Neandertal se adaptó a los interglaciares

Noticia publicada en Terra (también en inglés en The Independent):

Vestigios prueban hombre Neandertal se adaptó a climas templados

El hombre de Neandertal estuvo en Europa Occidental también durante el periodo interglaciar transcurrido entre 130.000 y 115.000 años antes de nuestra era, y no sólo en las etapas de clima frío que le precedieron y le sucedieron, según prueban vestigios encontrados al norte de Francia.

Las conclusiones del hallazgo las expusieron hoy científicos del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) y del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) en el mismo lugar donde se descubrieron, el pueblo de Caours.

Entre los años 300.000 y 30.000 antes de Cristo, los neandertales vivieron en Europa las eras glaciares, a las que se adaptaron perfectamente.

Sin embargo, su pista desaparecía para los expertos en Europa nororiental durante el último episodio interglaciar, entre hace 130.000 y 115.000 años, explicó el INRAP en un comunicado.

Esta ausencia de pistas divide a los especialistas entre quienes sostienen que el hombre de Neandertal no logró adaptarse al templado clima oceánico y su vegetación -que formaba una 'barrera verde'-, y quienes la atribuyen a la acción erosiva de la última glaciación que causó la desaparición de la práctica totalidad de los restos de estos homínidos en la región.

El sitio de Caours, preservado por el depósito de sedimentos aluviales, es la primera prueba de la presencia de los neandertales en Europa Occidental durante este episodio interglaciar, en el que 'las temperaturas medias eran incluso dos o tres grados superiores a las nuestras', explicó el experto en Prehistoria del INRAP Jean-Luc Locht.

El sitio conserva los restos de un espacio donde los neandertales despedazaban sus animales de caza, como ciervos, gamos, elefantes y rinocerontes, 'de la misma forma que lo hacían sus colegas de los periodos fríos más antiguos o recientes', apuntó el arqueólogo y zoólogo del CNRS Patrick August. "Sólo cambian los animales capturados", precisó August.

Esto muestra que el hombre de Neandertal de Caours "se adaptó igual de bien al clima frío y al entorno abierto que al clima templado cálido y a las condiciones de una vegetación relativamente densa".

Esos vestigios demuestran que el hombre de Neandertal supo adaptarse a "variaciones brutales del clima" por lo que éstas "no pueden ser la causa de su desaparición", sentenció el INRAP.

miércoles, septiembre 20, 2006

Noti: Niña australopiteca de 3.3 millones de años

Un grupo de paleoantropólogos etíopes y alemanes ha dado a conocer el descubrimiento del fósil de una niña de 3 años, perteneciente a una Australopithecus afarensis datada en 3.3 millones de años. Más completo que Lucy.

Las revistas Nature y National Geographic dieron a conocer hoy este fósil encontrado en diciembre del 2000 en el norte de Etiopía, en el valle del Rift, al que los medios ya llaman, la hija de Lucy, el esqueleto más completo y famoso, hasta ahora, de la historia de los ancestros humanos. Si bien los descubridores han apodado Selam, a la niña fósil, que significa paz.

Los restos encontrados en el yacimiento Dikika, en el complejo de Hadar, están muy completos y bien preservados. A los científicos les llevó cinco años de trabajo cuidadoso liberar los huesos de la roca de arenisca donde estaban incrustados.

El esqueleto cuenta con el cráneo (completo, con la mandíbula, la caja cerebral, y el rostro), los dientes de leche, sus dedos (largos y curvados), el torso, y un pie y una rótula (que permiten deducir una locomoción bípeda).

Incluso se encontraron restos delicados, que normalmente no se preservan en el proceso de fosilización, como el hueso hioides, la nuez, que está ubicado sobre la laringe y en la base de la lengua. Del estudio de estel hueso de la garganta, se desprende que tal vez los afarensis tendrían pequeños sacos de aire, como los grandes simios africanos actuales. Esto impediría que hubiesen hablado como nosotros, de lo que cabría imaginar que no tenían un lenguaje.

También fueron encontrados los huesos de la escápula, que permiten compararlo con los de los gorilas, evidencia que, junto con los dedos curvos, indicaría que todavía llevaban una vida arborícola.

El geólogo del equipo, Jonathan G. Wynn, de la Universidad de Florida del Sur, dijo que el cuerpo fue encontrado en tan excepcional grado de preservación porque fue sepultado enseguida de haber muerto en alguna inundación, según se desprende del estrato en el cual fue encontrada la niña.

El que sea una niña podrá aportar datos muy interesantes sobre el crecimiento y desarrollo de estos ancestros humanos.

A pesar de su corta edad ya poseía las características de la especie. "La conclusión es que era una criatura era bípeda con un miembro superior que tenía algunas características asociadas con la adaptación a la vida en los árboles", dijo Jack T. Stern Jr., de la Stony Brook University en Scientific American.

No todos están convencidos del argumento en favor de la vida semi arbórea. C. Owen Lovejoy, de la Kent State University, no está de acuerdo con que la escápula sea parecida a la de un gorila. "Es primitiva, pero es en realidad más de forma humana que de gorila", dijo en Scientific American. Lovejoy es un defensor de que los afarensis eran bípedos, al contrario que los descubridores de este nuevo fósil, junto con los de Lucy, que creen que eran más arborícolas. Él dice que con el descubrimiento de las marcas de pies de Laetoli en 1978 ya habría que cerrar el debate, ya que indican claramente que no tenían un dedo gordo prensil, como para moverse de forma efectiva por los árboles.

Igualmente los expertos, como Donald Johanson, creen que se trata de un fósil que da muestras de una transición, ya que parte de su cuerpo indica características nuevas, más adaptadas a la forma bípeda de locomoción, y otras partes son más antiguas, pertenecientes a la etapa arborícola.

Por lo que se ve este nuevo fósil que fue arrojado sobre el tapete, hará correr mucha tinta. Al parecer es un fósil transicional, o sea una especie entre especies dentro de la "cadena", y esto dará mucho que hablar en el futuro, al ponerlos en relación con las otras especies homínidas.

"Se trata sin duda de un hallazgo importante", dijo Mónica Berón, del Museo Etnográfico de la UBA, en La Nación. "Piezas clave como los fragmentos de las extremidades inferiores aportarán mucho a la discusión sobre la locomoción bípeda de los australopitecinos, mientras que la escápula permite aclarar dudas sobre el grado de compromiso de la porción superior del esqueleto en el andar de estos homínidos. Pero sobre todo me parece que la posibilidad de analizar un individuo juvenil, en el que se pueden observar los grados de erupción dentaria y la capacidad craneana en crecimiento, y compararla con otros individuos de la misma especie o de otras permite aclarar muchos datos sobre pautas evolutivas del proceso de hominización."


Para saber más (todo en inglés):

- Video del descubrimiento

- Post del siempre incisivo paleoantropólogo John Hawks

- Scientific American

- John Hawks habla sobre su relación con el Kenyanthropus en SA

- Entrevista al descubridor en SA

- Comentario de C. Owen Lovejoy en SA

- Experta habla sobre cómo conocer la edad de Selam en SA

- Paleoneurólogo habla sobre Selam en SA

- Anthropology.net

- The New York Times

lunes, septiembre 18, 2006

Noti: El Homo heidelbergensis más cerca nuestro de lo pensado

El Homo heidelbergensis, que vivió en la sierra burgalesa de Atapuerca hace unos 500 mil años, era diestro y tenía un patrón de desarrollo físico muy próximo al nuestro. Según informaron los directores del yacimiento español.

El paleontólogo Juan Luis Arsuaga, codirector de excavaciones en Atapuerca, destacó la importancia de este hallazgo, dado que los simios son ambidiestros y usar preferentemente una de las manos "supone una diferencia evidente", apostilló. (Si bien hay ejemplos de babuinos con una lateralidad insipiente)

"Hasta ahora teníamos la sospecha de que era diestro por cómo utilizaba las herramientas, pero el uso de un aparato de tomografía que permite reconstruir la forma interior que tenía su cráneo, a partir de los restos encontrados, muestra su simetría craneal y confirma sin duda que era diestro", explicó Arsuaga a la agencia EFE. (Imagen: Craneo 5)

Arsuaga señaló también que el cerebro del Homo heidelbergensis debió tener algunas otras diferencias con el del hombre actual porque "el nuestro es algo más alto".

Recordó también que el estudio de los huesos internos del oído ha permitido determinar que el rango de frecuencia auditiva es muy similar al nuestro, por lo que "seguramente también utilizaba un lenguaje simbólico y creemos que podía razonar".

El estudio de los restos de cráneo, del famoso cráneo número 5 (apodado Miguelón), también ayuda a conocer la enfermedad que sufría este homínido.

Según Arsuaga parece que sufrió una fuerte infección en la cara, probablemente como consecuencia de la rotura traumática de un diente que se infectó.

Otra deducción de los estudios que se han realizado en los restos hallados en Atapuerca es que el desarrollo de los dientes de estos individuos era "seguramente más rápido que el nuestro", afirmó Arsuaga.

Sin embargo, no ocurría lo mismo con el patrón general de crecimiento, que es muy próximo al nuestro, lo que también le distingue de los chimpancés, que son los simios más próximos a los homínidos en este aspecto.

En comunicación electrónica con Mundo Neandertal, Arsuaga informó que: "Hay más asimetrías del mismo tipo en otros endocráneos, por cierto".

ADN

El codirector de las excavaciones de Atapuerca aseguró que uno de los grandes retos que tiene ahora el equipo de investigador es obtener un mapa del ADN de alguno de los homínidos localizados en la sierra burgalesa.

"Nos permitiría ir más allá de los estudios morfológicos que estamos realizando y conocer detalle del genoma de estos individuos", aclaró Arsuaga.

El equipo investigador ha desarrollado un sistema puntero que les ha permitido obtener el mapa de ADN de un oso que habitó la sierra de Atapuerca hace 500.000 años, "que es el más antiguo del mundo", aseguró el científico.

Antes de intentar aplicar esta misma técnica para obtener el ADN de los homínidos, el equipo investigador ha obtenido también el mapa del genoma de otros restos de animales más recientes "porque queremos estar seguros de que los resultados son fiables antes de poder trabajar con ADN humano, que es lo más delicado", concluyó Arsuaga.

Fuente: El Mundo, y Juan Luis Arsuaga vía correo-e.

domingo, septiembre 17, 2006

Noti: Encuentran en Sidrón un maxilar completo de neandertal

En el yacimiento español la cueva del Sidrón, han encontrado un maxilar superior que mantiene todos los dientes desde el premolar izquierdo al derecho.

La cueva del Sidrón es el yacimiento neandertal más rico de la península ibérica, y ya lleva en su haber unos ochocientos cincuenta fragmentos óseos, entre huesos y dientes. Este nuevo descubrimiento se encuentra dentro de la campaña de este año comenzada el primero de mes.

En el periódico español La Nueva España se dice:

El maxilar es un fósil imprescindible a la hora de identificar un individuo de la especie neandertal. Según Antonio Rosas, paleoantropólogo del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es la parte del rostro donde más se manifiesta la naturaleza neandertal, «es por así decirlo lo que los neandertales tienen más propio». Esta especie presenta una cara ancha y prominente, proyectada hacia adelante, quizá como consecuencia de su robusta dentadura. La posición adelantada de los dientes es una de las características que lo diferencian de otros especies, entre ellas del hombre moderno.

Además la cara es, según Rosas, siempre un elemento crucial para definir ante que tipo de neandertal se está. En el caso del maxilar de Sidrón será preciso analizar si conserva parte del hueso sobre el que se apoya o solamente los dientes porque la información que ofrece en ambos casos es diferente.

El maxilar que fue localizado en la misma zona donde el pasado año se encontró la parte posterior de un cráneo (moño occipital) está totalmente envuelto en una costra de barro. Javier Fortea, director de la investigación de Sidrón, señaló que hasta que la pieza no esté limpia y tratada por el conservador no se pueden conocer más detalles de la misma, pero sí confirmó la importancia del hallazgo.

Si una vez consolidada se observa que el maxilar de Sidrón conserva el hueso, será sin duda un añadido fundamental para definir a qué tipo pertenecen los neandertales de la zona. Si en caso contrario conservara sólo los dientes, Rosas afirma que va a servir para saber a cuál de los ocho individuos que se tienen contabilizados pertenece. El hecho de localizar una pieza con todos los dientes en su sitio es importante para los científicos porque la dentadura es una de las partes del esqueleto que más información puede ofrecer. Además, encontrar un maxilar con los propios dientes ayuda a conocer las características de cada pieza y permitirá situar muchos de los dientes que se han encontrado sueltos. Según Rosas, «permite estar más seguros del resto de los dientes», o lo que es lo mismo, a recomponer la dentadura de cada individuo.

Una tercera vía de información estará en función de los datos que el maxilar aporte sobre el propio individuo. El desgaste de las piezas permitirá averiguar mucho del comportamiento alimentario del grupo, saber para que otras cosas, al margen de la alimentación, utilizaba la dentadura y hasta conocer las fases de su propio desarrollo físico.

Javier Fortea y Marco de la Rasilla están al frente de la campaña arqueológica que se viene desarrollando en Sidrón desde los últimos días de agosto. Los trabajos se iniciaron este años con algunos días de antelación para realizar una serie de sondeos en el exterior sobre la vertical de la galería del osario. La finalidad es localizar el depósito primario de los fósiles que se han encontrado en el interior de la gruta.

El estudio ha tenido que interrumpirse por una avería de la máquina que se utilizaba para taladrar el terreno, pero antes había localizado una zona cárstica con relleno de sedimento sobre la que se continuará trabajando una vez resueltos los problemas técnicos.

Además de estas labores, en el interior se sigue excavando en la galería del osario, el auténtico tesoro arqueológico de Sidrón. En esta ocasión se han ampliado los márgenes de las catas de campañas anteriores, lo que ha permitido seguir exhumando fósiles. «Sigue siendo una zona fértil», afirma Fortea. La cosecha recuperada hasta el momento se compone de huesos de distintas partes del cuerpo, entre los que destacó varios huesos del pie y de la mano, otros fragmentos del esqueleto poscraneal y varios dientes sueltos además del extraordinario maxilar ya citado. Estos días, además de la excavación, un equipo de topógrafos trabaja para fijar la vertical exterior sobre el centro de la galería del osario.

Paso a paso Sidrón pone de manifiesto su relevancia como enclave neandertal y se perfila como uno de los grandes asentamientos europeos.

miércoles, septiembre 13, 2006

Noti: El último refugio del Neandertal

El Hombre de Neandertal habría vivido en el extremo sur de la península Ibérica hasta unos 23 mil años atrás, según un nuevo estudio publicado en la última edición de Nature.

Un equipo internacional ha estado excavando durante siete años en la cueva Gorham, en Gibraltar. Si bien no han encontrado restos fósiles hasta la fecha, los científicos han descubierto numerosas herramientas líticas pertenecientes a la cultura musteriense, que es característica de los neandertales. El equipo, liderado por Clive Finlayson del Museo de Gibraltar, obtuvo 22 dataciones por radiocarbono de pequeñas piezas de carbón vegetal, en hogares asociados a los restos de industria lítica. Las fechas de las dataciones están en el rango de 23 mil a 33 mil años antes del presente. (Recreación de Gibraltar en la época neandertal)

Esto nos podría llevar a la conclusión de que los neandertales no se extinguieron enseguida, luego del contacto con los primeros Homo sapiens, sino que se fueron recluyendo en sitios extremos de la península Ibérica, que es donde se encuentran restos asociados a los neandertales con dataciones más recientes.

"Esto sugiere que en algunas partes de Europa ellos estaban muy bien adaptados para aguantar, incluso si había humanos modernos en la vecindad", dice el paleontólogo Chris Stringer, del Natural History Museum de Londres, otro autor firmante del raporte publicado en Nature.

Algunos antropólogos no están muy conformes con estas fechas. John Hawks, paleoantropólogo de la Universidad de Wisconsin opina en su blog que hay que tomarlas con pinzas. El arqueólogo Paul mellars, de la Universidad de Cambridge dice en Science: "Yo tengo reservas considerables". Opina que muchas de las fechas se juntan en derredor de los 30 a 31 mil años antes del presente, y que las más recientes podrían estar contaminadas, Hawks opina lo mismo.

Erik Trinkaus, especialista en neadertales de la Universidad de Washington, también expresó reservas sobre la precisión de las dataciones que rondan los 28 mil años. Dice en The New York Times que los pequeños pedazos de carbón vegetal que arrojan esas fechas no son confiables, ya que pueden migrar de una capa sedimentaria a otra, y así contaminarse.

Mas lecturas (en inglés)

- Más detalles como siempre en el blog de John Hawks (expone dudas sobre las dataciones)

- Noticia en Nature

- Paper en Nature (solo abstract)

- Noticia en National Geographic

- Noticia en The New York Times

EDITADO 15/9/06 Cobertura de la noticia en castellano (en orden de datos interesantes que aportan):

- La Gaceta de Tucumán, Argentina

- El Mundo, España

- La Nación (Argentina)

- El País, España

- ABC, España

- Reuters, España

Noticia: Exposición sobre Atapuerca

WeBlog Aragosaurus: Atapuerca en Teruel

La exposición de Atapuerca y la evolución humana, dirigida por Juan Luis Arsuaga, acaba de ser inaugurada (martes 12 de septiembre) en el Museo de Teruel (pl. Fray Anselmo Polanco, 3).
Una serie de actividades caracterizan esta exposicion, tres conferencias y talleres de paleontología, arqueología y arte prehistórico impartidos por investigadores del Equipo de Atapuerca.

Juan Luis Arsuaga nos hablará de España antes de España el día 21 de septiembre a las 20.00h

Gloria Cuenca lo hará sobre las Edades del hombre, el clima y el paisaje: lo que nos cuentan los fósiles de Atapuerca el dia 28 de septiembre a las 20.00h

Ignacio Martínez nos contará cómo empezamos a hablar en Atapuerca y el origen del lenguaje, el día 5 de octubre también a las 20.00h

lunes, septiembre 11, 2006

Noti: Evidencias de arte corporal hace 300 mil años

Descubrieron en África evidencias del uso de colores hace 300 mil años, posiblemente utilizados como pintura corporal.

Arqueólogos ingleses encontraron en la cueva Twin Rivers, cerca de Lusaka, Zambia, evidencias de que ya se experimentaba con pigmentos hace 300 mil años. Lawrence Barham, arqueólogo de la Universidad de Liverpool, dijo que el análisis de manchas de color en herramientas líticas encontradas en el yacimiento son indicadores de que los antiguos humanos molían pigmentos de ocre mucho antes de lo que se creía.

"Mi trabajo en Zambia, comienza a mostrar que, al menos en una pequeña parte de África central, el uso de pigmentos minerales o ocres como color llega atrás en el tiempo al menos hasta 300 mil años", dijo el Dr. Lawrence Barham en una conferencia en durante el encuentro anual de la British Association en la Universidad de East Anglia en Norwich., publicada en The Independent.

Los arqueólogos encontraron en la cueva pigmento de ocre de varios colores, como rojo, amarillo, marrón, negro y púrpura, en niveles que corresponden a 300 mil años antes del presente, o sea unos 200 mil años antes de la aparición del Homo sapiens.

El Dr. Barham dijo que la evidencia apunta a que los pigmentos se utilizaban como parte de algún ritual simbólico por la gente que habitó la cueva. No se sabe a ciencia cierta quienes la habitaron, pero los arqueólogos creen que podrían ser los Homo heidelbergensis.

Barham está seguro de que los pigmentos tenían alguna función, porque son de una variedad de colores que no se ven juntas, y los cuales debieron ser seleccionados de diferentes lugares de las zonas aledañas. Los colores fueron elegidos deliberadamente.

El Dr. Barham se aventuró a decir que era posible que el uso de pigmentos de color para propósitos simbólicos se podrían haber desarrollado al mismo tiempo que los primeros humanos desarrollaron el paso radical de las hachas de piedra de mano hacia las finas herramientas líticas atadas a madera o hueso. "Puede parecer un desarrollo simple, pero es el basamento para todas las tecnologías que usamos hoy en día. Se llama combinado de tecnologías", dijo el Dr. Barham.

domingo, septiembre 10, 2006

Noticia: ¿Dónde vivían los neandertales del Sidrón?

Noticia publicada en La voz de Asturias:

Los arqueólogos buscan el lugar donde vivieron los hombres del Sidrón

Los investigadores realizan sondeos para ver cómo llegaron los huesos a la cueva.

* LUIS ORDOÑEZ (10/09/2006)

El pasado 1 de septiembre marcó la hora cero de la nueva campaña para los investigadores de la cueva del Sidrón. El equipo dirigido por Javier Fortea y Marco de la Rasilla inicio los trabajos de búsqueda de restos en el que se ha convertido en uno de los yacimientos del hombre de neandertal más relevantes del mundo.

Sus huesos, y sus restos de ADN, ha empezado a desvelar algunos de los misterios en torno a la especie que precedió a los humanos actuales. Pero aún queda un misterio que revelar en la propia cueva de Sidrón: "la cueva no es una zona de habitación, nuestra hipótesis es que los huesos llegaron allí por un proceso natural y, en función de esa hipótesis, trabajamos para encontrar en el exterior el lugar donde habitaron", explicó Fortea.

El área que rodea a la entrada de cueva en la actualidad poco tiene que ver con el paisaje de Piloña hace entre 40.000 y 50.000 años "Es una zona llena de abrigos, dolinas y agujeros, pero que están tapados por la sedimentación", destacó Fortea. Encontrarlos requiere algo de imaginación "buscando en las zonas cercanas al agua"; pero también algo más tangible: "en julio tuvimos a algunos espeleólogos del equipo dentro de las galerías viendo las chmeneas y qué desarrollo tenían, en algunas encontramos un punto taponado y, de nuevo la pregunta nos devuelve al exterior" señaló De la Rasilla.

Ahora llega el momento de "hacer sondeos mecánicos para ver los estratos del relieve en diferentes puntos y las posibles vías de entrada", añadió De la Rasilla. Esa será "la prueba de fuego" según Fortea, una vez que se unan estos datos a los ya recabados años atrás con pruebas y estudios como tomografías eléctricas (la medición de la resistividad de u terreno a través de la corriente eléctrica) y gravimetrías (un método para calcular la cantidad de una sustancia midiendo su peso).

"Ahora hay que combinar esos datos --explicó Fortea-- vendrá un topógrafo de Salamanca, e iremos uniendo la información para ver de qué zonas se puede sacar, mirando toda la información, haciendo un ajuste entre el plano de la cueva (que se ha hecho muy bien) y el exterior, no como está ahora, sino como debió ser en la época de los neandertales".

Por supuesto, aun queda mucho por hacer en el interior de la cueva. "Aquí no hicimos más que empezar", aseguró Fortea para resaltar lo mucho que aún puede aparecer en sus galerías. En esta campaña recién iniciada, el equipo va a "ir ampliando y ensanchando algunas cotas del osario, acotar el área donde hay más hallazgos y tratar de encontrar más huesos". De momento ha encntrado ocho individuos --varios adultos, dos adolescentes y un niño de en torno a 4 ó 5 años-- pero, según De la Rasilla, esa cifra es "como mínimo".

viernes, septiembre 08, 2006

Noticia: Nosotros somos los raros, no los neandertales

Las características mas inusuales a través de la anatomía de los miembros del género Homo no se dan en los neandertales, como suele creerse, sino en nosotros, los humanos modernos.

En la edición de agosto de la revista Current Anthropology, el paleoantropólogo Erik Trinkaus publicó un estudio comparativo entre cráneos, mandíbulas, y diferentes aspectos de la anatomía de neandertales, humanos modernos, sapiens arcaicos, y otros miembros del género Homo.

El doctor Trinkaus, profesor de antropología en la Washington University de St. Louis, es un experto en neandertales. "En el amplio barrido de la evolución humana", dice Trinkaus, "el grupo inusual no son los neandertales, a quienes solemos mirar como extraños, raros e inusuales, pero somos nosotros, humanos modernos".

Y dice también: "Si queremos entender mejor la evolución humana, deberíamos estarnos preguntando por qué los humanos modernos son tan inusuales, no por qué los neandertales son divergentes. Por ejemplo, los humanos modernos son los únicos que no tienen arcos supraorbitarios. Somos los únicos que tienen rostros cortos. Somos los únicos con cavidades nasales interiores muy reducidas. Y también tenemos un número de rasgos del esqueleto que son únicos".

El estudio realizado por Trinkaus nos lleva a la conclusión de que el espécimen más extraño de nuestro género somos nosotros, y no los neandertales. Sí, los neandertales son mucho más extraños que nosotros, pero si comparamos a los homínidos más antiguos, entonces el neandertal nada entre los suyos, mientras que el humano moderno queda como el raro de la fiesta.

Editado 20/10: Entrevista a Trinkaus sobre el tema en inglés.

jueves, septiembre 07, 2006

Noticia: La busqueda del neandertal en Ceuta

Terra publicó una noticia sobre la nueva campaña en Ceuta para encontrar vestigios del posible paso de los neandertales por el Estrecho de Gibraltar:

Expertos esperan cueva Ceuta permita teoría evolución humana

Los expertos de la Universidad de Cádiz y Ceuta, que comenzarán la próxima semana una nueva campaña de excavación en una cueva en la ciudad, esperan que se puedan hallar nuevos datos sobre la teoría de la evolución humana en el interior de este recinto.

Según dijeron a Efe fuentes del área de Cultura del Gobierno ceutí, la intención de esta campaña es el descubrimiento de nuevas formas de vida del hombre prehistórico y la posibilidad de que el hombre de Neanderthal cruzara por el Estrecho de Gibraltar.

El delegado del Gobierno en la ciudad, Jenaro García-Arreciado, ha conocido personalmente esta cueva en una visita donde ha resaltado el valor cultural de este yacimiento al mantener que puede aportar datos sobre las sociedades cazadoras de la prehistoria y la posible relación con la península.

El yacimiento ya ha evidenciado la presencia del hombre prehistórico en la costa sur del Estrecho a través de los restos de fauna y útiles localizados en el interior.

La cueva de La Cabililla, situada junto a la frontera norte con Marruecos, es un yacimiento con una antigüedad de más de 200.000 años y es esencial para el conocimiento de los contactos entre ambas orillas del Estrecho.

El Gobierno ceutí ha ofertado quince plazas de voluntarios para aquellas personas que estén interesadas en colaborar con esta quinta campaña.

Terra Actualidad - EFE


Y relacionado, el diario de Cádiz publicó:

Darío Bernal y José Ramos publicarán sus hallazgos en La Cabililla
EFE

ceuta. Un grupo de expertos de la Universidad de Cádiz ha previsto editar a mediados de marzo un libro sobre un hallazgo de una cueva prehistórica de La Cabililla, en Ceuta, que puede demostrar el paso del Hombre de Neanderthal por el Estrecho, en contra de las teorías que apuntaban a que este paso se produjo por Asia.

Según fuentes del área de Cultura del Gobierno ceutí, el libro de divulgación científica está siendo realizado por los doctores gaditanos Darío Bernal y José Ramos e incluirá el trabajo de alguno de los cerca de veinte investigaciones que han estado en la cueva.

El libro, con artículos cortos, tratará de eludir aspectos técnicos y estará acompañado de gran cantidad de información gráfica sobre la denominada cueva de La Cabililla, situada junto a la frontera norte que separa la ciudad de Marruecos.

Los expertos han resaltado que en España no existe una gran tradición en este tipo de publicaciones, cuyo modelo sí ha sido desarrollado por el equipo del yacimiento burgalés de Atapuerca, uno de los referentes nacionales.

Noticia: Antigua ocupación de Gran Bretaña

Este mes ha concluido un proyecto británico de cinco años llamado Ancient Human Occupation of Britain (Antigua ocupación humana de Britania). Y los estudios realizados arrojan evidencias sobre el discontinuo poblamiento de las islas británicas. También se puede ver cómo los neandertales lucharon contra el frío en las islas.

"Los británicos de hoy en día son recién llegados, somos producto sólo de los últimos 12 mil años", dijo Chris Stringer en el periódico inglés The Guardian.

Evidencias encontradas en diferentes sitios arqueológicos muestran que el Homo sapiens llegó a Gran Bretaña hace unos 30 mil años. Pero el proyecto liderado por el profesor Stringer pudo demostrar que otras especies humanas realizaron el viaje hasta las islas con anterioridad.

Recientemente se descubrieron fósiles de Homo antecessor en Pakefield, Suffolk, que fueron datados en 700 mil años. La evidencia más antigua de ocupación que se tenía antes era de 500 mil años. El Homo antecessor habitó la actual España durante mucho tiempo, siendo descubierto por primera vez en Atapuerca.

"Parecería que hubo ocho intentos separados de colonización que podemos evidenciar, y siete de ellos fueron un fracaso", dijo Stringer, ayer 6 de septiembre en el British Association Festival of Science en Norwich.

Al parecer cada fracaso de poblar las islas fue debido a las condiciones adversas del clima. "Gran Bretaña ha sufrido algunos de los más severos cambios climáticos durante las glaciaciones", dijo Stringer. "En esos tiempos Gran Bretaña estaba en el borde del mundo habitado, al límite de la ocupación humana y de la capacidad humana de sobrevivir".

Cuando los primeros humanos llegaron a las islas el clima era cálido, como el actual norte de África. Los humanos debían compartir terreno con hipopótamos, mamúts, rinocerontes lanudos y hienas. Pero durante las glaciaciones el hielo bajaba del norte convirtiendo el terreno de las islas en una zona polar. Las temperaturas eran muy bajas para que los pobladores no adaptados pudiesen sobrevivir.

Neandertales

El proyecto británico también arroja algo de luz sobre la experiencia neandertal en las islas. La doctora Danielle Schreve, del Royal Holloway, en la Universidad de Londres, encontró evidencias de que los neandertales eran cazadores inteligentes, y no simples carroñeros.

La doctora Schreve examinó huesos y dientes de animales, incluidos once mamuts, y dos mil quinientas herramientas líticas utilizadas para cazar y trozar esos restos. Todos encontrados en el sitio Lynford, en Norfolk. Las muestras tendrían unos 60 mil años de antigüedad. El lugar habría sido una ciénaga, y según la arqueóloga debía de haber sido utilizado como trampa para cazar.

Esto demostraría, dice Schreve, que los neandertales se adaptaron al cambio climático, realizaban planes, y trabajaban en grupos para cazar animales.

"En Lynford vemos a que los neandertales andan por ahí por primera vez en tiempos de condiciones muy frías", dijo Stringer. "Antes encontramos que la imagen es que cuando hace frío no tenemos gente. Pero en Lynford, encontraron formas de sobrevivir. No podían sólo vivir fuera en el descampado día y noche sin algún tipo de refugio o alguna forma de ropa".

Pero eso no es todo, Stringer dijo también: "Tenemos un fragmento bastante enigmático, parte de una mandíbula de 35 mil años de antiguedad y estamos trabajando en eso ahora para ver si se puede saber si era de un humano moderno o de un neadertal" (ver imagen).

Al parecer se intentará extraer ADN de ese fragmento, encontrado en la caverna Kent, en Devon, para determinar a quién perteneció.

La noticia fue publicada en diversos periódicos británicos, una selección:

-BBC

-The Guardian

-Alguno más

martes, septiembre 05, 2006

Mundo Neandertal Comparte

Hola lectores. Se me ocurrió subir a un alojamiento gratuito y fácil de compartir todos los artículos, papers, y publicaciones que tengo relacionados con los temas que nos juntan en este periódico.

La dirección es:
http://www.4shared.com/dir/27590930/7ed5b2ec/Mundo_Neandertal.html

La vieja es:
http://www.esnips.com/web/MundoNeandertal

Si alguno de ustedes tienen otros papers, viejos, nuevos, o los que salgan en un futuro pueden enviármelo a mi dirección de mail, y yo los subo, para compartirlos.

Y a medida que vaya consiguiendo nuevos, los iré subiendo.



Nos vemos!