martes, octubre 31, 2006

Noti: El paisaje escarpado sería ideal para los neandertales

La supervivencia de los últimos grupos neandertales en el sur de Iberia, en Crimea y Croacia, podría ser porque esos medioambientes eran lo más apropiado para el estilo de vida neandertal, según indica un nuevo estudio.

El Journal of Anthropological Archaeology publicó recientemente un artículo de Ariane Burke sobre cómo el estudio de la organización humana desde una perspectiva humanista y ambiental podría ayudar a entender la sociedad neandertal. (imagen: Paisaje de Crimea)

“Entendiendo la estructura del medioambiente nos permite sugerir el rol que juega facilitando los contactos entre individuos, así como la organización social”, dice la autora en las conclusiones del artículo. “Esto nos ayuda”, sigue Burke, “a conseguir un entendimiento mayor de las implicancias antropológicas de los datos arqueológicos disponibles. La impresión general ganada previamente del registro arqueológico era que el sistema social neandertal estaba organizado alrededor de pequeños grupos, circulando dentro de pequeños territorios (eg Mellars, 1996). Ya que los grupos conocidos etnográficamente de cazadores-recolectores también se organizaban en pequeños grupos ambulantes y que hacían uso tanto de patrones circulares o radiales de movilidad, esta reconstrucción no explica cómo la sociedad neandertal podría haber estado organizada de forma diferente, por qué el sistema neandertal era típicamente de pequeña escala, y por qué los neandertales desaparecieron”.

Burke dice que el estudio del paisaje en el cual vivía la gente del Paleolítico Medio de Crimea, puede indicar que era un ambiente que habría facilitado la interacción entre individuos.

"La dependencia para con las presas móviles", sigue la autora, "requirió que los neandertales adoptaran una forma de vida móvil, pero ellos también eran capaces de tomar ventaja de los aspectos predictivos del comportamiento de las presas (como la regularidad en sus patrones de movilidad) y el paisaje, para generar estabilidad en su sistema social. Como resultado, podría decirse que en Crimea habría habitado una población regional, pobremente integrada, de entre 175 y 300 individuos”.

Burke dice que la peculiaridad regional de la producción lítica de Crimea a lo largo del Paleolítico Medio está predicha por la naturaleza de las interacciones sociales humanas y por la estructura del entorno. Los arqueólogos vienen culpando de la penuria en el registro arqueológico de las planicies, durante el Paleolítico Medio, a la naturaleza inhóspita de los medioambientes abiertos y a la inhabilidad de los neandertales para crear redes sociales a gran escala.

Pero Burke aduce: “A la luz de la abundante evidencia de que los neandertales eran adeptos a resolver problemas relacionados al calendario alimenticio e igualmente capaces de mejorar la tecnología cuando fuese necesario, las razones para esta deficiencia adaptativa no es inmediatamente aparente. Los registros del Paleolítico Superior en Europa del este las planicies sugieren un patrón de colonización rápida por parte de los humanos modernos”.

¿Por qué los humanos modernos fueron, aparentemente, capaces de sobreponer los desafíos cognitivos impuestos por las planicies del este europeo? Burke responde: “Las planicies del este europeo representan un medioambiente menos legible que Crimea: fácil de transitar, y sin una estructura coherente, interrumpida sólo por ríos que habrían provisto alguna estructura. Sin embargo, los yacimientos musterienses en planicies del este europeo están localizados, generalmente, en entornos aluviales”.

“Es tentador”, sigue Burke, “especular que los humanos modernos superaron las dificultades presentadas por la estructura del medioambiente, dándoles la habilidad de poblar el paisaje de forma más afectiva. Los humanos usaron dos estrategias principales: el uso de un sistema de conocimiento transferible, o el uso de un mapa cognitivo regional más específico. [...] Como un beneficio adicional, un sistema de conocimiento transferible les habría dado, a los humanos modernos, el filo en una fase de colonización rápida, previo a la adquisición de información más específica regional”.

Para los neandertales, de poblaciones pequeñas y poco dispersas, "la ausencia de legibilidad podría haber hecho imposible el contacto regular entre individuos. En ausencia de una red recurrente de relaciones sociales una "banda regional" neandertal podría no haber emergido en las planicies del este europeo, y la viabilidad a largo plazo de la población habría estado condicionada. La persistencia de grupos neandertales como los de Crimea, el sur de Iberia y Croacia podrían ser el resultado de lo apropiados que resultaban estos medioambientes para el estilo de vida neandertal".


Referencias

Neanderthal settlement patterns in Crimea: A landscape approach”. Ariane Burke. Journal of Anthropological Archaeology. Volume 25, Issue 4 , December 2006, Pages 510-523. Multidisciplinary Approaches to the Study of Site Function and Settlement Dynamics in Prehistory.

viernes, octubre 27, 2006

Noti: Neandertales y Sapiens no habrían competido por el medioambiente

Los neandertales y los primeros Homo sapiens no habrían competido por el nicho ecológico, sino que habrían coexistido, según un nuevo estudio publicado por Erella Hovers, arqueóloga de la Universidad Hebrea de Jerusalem.

Via el blog de Julien Riel-Salvatore pude acceder a las conclusiones de otro de los papers publicados en el libro When Neanderthals and Modern Humans Met (Cuando los neandertales y los humanos se conocieron), del cual hablamos ya en otra entrada. El paper, titulado “Neanderthals and modern humans in the Middle Paleolithic of the Levant: what kind of interactions” (Neandertales y humanos modernos en el paleolítico medio del Levante: qué tipo de interacción).

Hovers centra su estudio en el paleolítico medio del Levante, luego de revisar las evidencias y teorías sobre la teoría de la extinción ecológica ella llega a la conclusión de que no existió una competencia por el medio, sino que se habría dado una coexistencia.

“Algunos arqueólogos”, dice Hovers, “han favorecido el modelo competitivo como el más penoso escenario, dado el principio de exclusión por competición. Sin embargo, el Levante, hacia el final del Paleolítico Medio y comienzo del Superior, era una región fluctuaciones medioambientales de corto plazo impredecibles en escalas de miles o centenas de años, y también era un hábitat fragmentado espacialmente. Como la coexistencia de especies similares no depende de lo azaroso del medioambiente, y ya que los neandertales y humanos modernos eran competidores congruentes en esta región, un escenario de coexistencia en equilibrio dinámico en escalas regionales es viable desde un punto de vista ecológico. Y como una sincronía completa de los humanos modernos y neandertales a lo largo del Paleolítico Medio no es un hecho del registro arqueológico, un escenario de coexistencia es tan, o mas, consistente con los datos disponibles, que el modelo de competición que deriva en la extinción de alguna de las dos especies".

Hovers termina concluyendo que la sugerencia de que la aparición o desaparición de una de las especies “está vinculada a una relación de causa efecto no está suficientemente apoyada ni en los datos arqueológicos ni en la teoría ecológica. Proviene de confundir una asociación temporal de eventos postulados con demografía a largo plazo y el proceso evolutivo”.

Y finaliza diciendo que indicaciones de que haya habido una extinción local durante el Paleolítico Medio no puede interpretarse de forma simplista como evidencia para la extinción de un linaje completo en toda la región.

miércoles, octubre 25, 2006

Noti: El famoso fósil "Lucy" será exhibido en el exterior

AP Spanish | 10/24/2006 | El famoso fósil "Lucy" será exhibido en el exterior

Uno de los fósiles más famosos del mundo - el esqueleto "Lucy", de 3,2 millones de años de antigüedad y descubierto en Etiopía en 1974 - será llevado a Estados Unidos, donde será exhibido por primera vez fuera de este país, informaron funcionarios el martes.

Inclusive los etíopes han visto a Lucy sólo en dos ocasiones. La exposición de Lucy en el Museo de Historia Natural en la capital, Adis Abeba, es una réplica. Los restos reales están protegidos en una bóveda. Un equipo del Museo de Ciencias Naturales en Houston, Texas, pasó cuatro años negociando la gira en Estados Unidos, que comenzará en Houston en septiembre del 2007.

"La rica herencia cultural de Etiopía y el vibrante país que es en la actualidad representan uno de los secretos mejor guardados del mundo", dijo Joel Bartsch, director del museo de Houston.

La gira, de seis años de duración, incluirá Washington, Nueva York, Denver y Chicago. Funcionarios dijeron que otras seis ciudades norteamericanas podrían figurar en la gira, pero todavía no han divulgado los nombres pues faltan algunos detalles por completar.

Junto con Lucy viajarán otros 190 fósiles, artefactos y reliquias.

Se adoptarán grandes medidas de seguridad ante temores de un posible robo o daños. El ministro de Turismo y Cultura de Etiopía, Muhamed Dirir, dijo que el dinero que se obtenga del acuerdo estará destinado a mejorar y construir nuevos museos en Etiopía, uno de los países más pobres del mundo.

Lucy es el esqueleto parcial de lo que fue en una época un adulto de 1,05 centímetros de altura, en una etapa de transición entre el mono y el hombre.

Los restos fosilizados fueron descubiertos en la región de Afar, una zona desértica del noreste de Etiopía por los paleontólogos estadounidenses Donald Johanson y Tom Gray.

La criatura perteneció a la especie Australopithecus afarensis, que vivió en Africa hace unos tres a cuatro millones de años. Es el homínido más antiguo hasta ahora descubierto.

Algunos expertos señalan que su anatomía es más cercana al mono que al hombre.

martes, octubre 24, 2006

Noti: Abundancia de comida, cerebro grande

Científicos que estudiaron a orangutanes que habitaban las islas Borneo y Sumatra, de Indonesia, llegaron a la conclusión de que hay un vínculo, en los primates, entre el tamaño del cerebro y los suministros disponibles de alimentos.

Basándose en un estudio comparativo, los científicos de la Duke University y la Universidad de Zurich, descubrieron que los orangutanes confinados a la parte de Borneo donde el suministro de alimentos se agota con frecuencia, podrían haber evolucionado, a través de un proceso de selección natural, hacia un cerebro de menor tamaño que los de sus parientes orangutanes que habitan la más opulenta isla de Sumatra.

Estos descubrimientos “sugieren que, temporariamente, la escasez inevitable de comida podría seleccionar por un decrecimiento en la dimensión del cerebro, tal vez acompañado por sólo un pequeño decrecimiento en el tamaño corporal”, dicen Andrea Taylor y Carel van Schaik en el artículo publicado en el Journal of Human Evolution.

“El estudio sugiere que los animales que enfrentan períodos de escasez incontrolable de comida pueden enfrentarlo reduciendo sus requerimientos energéticos para uno de los órganos que más consumen en su cuerpo: el cerebro”, dijo van Schaik en Science Daily.

“Esto nos acerca a una buena teoría ecológica de la variación del tamaño cerebral, y por ende de las condiciones de la evolución cognitiva”, agregó. “Tal teoría es vital para entender qué ocurrió durante la evolución humana, donde, relacionado con nuestros ancestros, nuestro linaje triplicó la expansión del tamaño cerebral en unos pocos millones de años”.

Taylor y van Schaik también relacionan este estudio con el famoso hobbit de la isla de Flores, el bautizado Homo floresiensis, que tiene un cerebro mucho más pequeño que lo normal. Dicen que una presión evolutiva similar a la que ellos vieron en los orangutanes pudo haber ocasionado que tuviesen tan pequeños cerebros estos homínidos que vivieron hace 18 mil años.

Más en:

- Science Daily

sábado, octubre 21, 2006

Noti: Cuidados sociales hace 1.77 millones de años

Un cráneo descubierto en Dmanisi, Georgia, aportaría pruebas de cuidados sociales hace 1.77 millones de años. También aportaría datos sobre el posible origen del Homo erectus en Eurasia.

Ya por aquellos tiempos los miembros del género Homo cuidaban a sus enfermos, se dice en un nuevo estudio publicado en The Anatomical Record.

El estudio se basa en el cuarto cráneo descubierto en el yacimiento Dmanisi, famoso por aportar datos sobre la evolución del género Homo en Eurasia. El descubrimiento ya había sido anunciado en Nature en el 2005, pero recién ahora se describe con detalle. Un cráneo casi completo (D3444/D3900) es de Homo erectus, y le faltan todos los dientes, excepto uno. Esto no sería novedad, ya que son pocos los cráneos que son encontrados con dientes, pero este los había perdido antes de morir. El maxilar superior y la mandíbula muestran evidencias de pérdida ósea por absorción.

Los científicos creen que se trataba de varón adulto, que había perdido los dientes varios años antes de su muerte. "Es evidente", dicen los científicos, "que el individuo sobrevivió por un período significante sin consumir comida que necesitase ser masticada". Los autores prefieren ir con cautela a la hora de hipotetizar cómo podría haber sobrevivido tantos años sin poder masticar.

Podría haber, opinan los autores, sobrevivido sin recibir ayuda utilizando vegetales blandos como comida, o extrayendo el cerebro animal, o machacando huesos para extraer la médula. "O que los homininos de Dmanisi podrían haber ofrecido asistencia a individuos más allá del nivel observado en primates no humanos. Actualmente, ninguna de las dos hipótesis pueden ser probadas ni negadas, pero levantan preguntas provocativas respecto a los atributos sociales de los Homo primitivos."

Los científicos concluyen: "Nosotros argumentamos que los homininos de Dmanisi eran capaces de explotar un amplio espectro de recursos alimenticios ya sea como individuos o en grupo. Si bien no hay, al presente, datos sobre consumición de plantas en Dmanisi, el proceso de carcasas animales está bien documentado en el yacimiento. Comida animal, incluyendo carne y tejidos suaves, deben haber sido una importante porción de la dieta, y es rasonable asumir que la población sobrevivía el invierno acumulando y consumiendo recursos animales".

Orígen del Homo erectus

Los científicos dicen que, luego de estudiar este cráneo y los otros restos hallados en Dmanisi, podría decirse que la población (paleodeme) de Dmanisi sería ancestral de las ramas de Homo erectus de África y el Extremo Oriente.

Concluyen los autores: "Justo donde evolucionó el H. erectus actualmente es incierto. Un origen africano ha sido ampliamente defendido, pero ese escenario ya no es el único viable".

[...]

"Pero un origen asiático para el H. erectus debe ser considerado. Dmanisi, datado alrededor de 1.77 millones de años, es suficientemente antiguo para cumplir con los requerimientos para semejante hipótesis, y el sitio es un área del oeste de Asia desde la cual las poblaciones podrían haberse dispersado con relativa facilidad hacia África del este. Al presente, hay muy pocos rastros arqueológicos que marquen el paso del los homininos por esta región al comienzo del Pleistoceno, pero es probable que las primeras ocupaciones involucraran grupos pequeños, que tuvieron poco impacto en el paisaje. A medida que la población de Dmanisi se expanda con descubrimientos adicionales, será posible explorar estas cuestiones de sistemática y dispersión con mayor evidencia".

Estos descubrimientos podrían aportar datos a la teoría Multirregional, que aboga por la evolución regional del Homo sapiens a partir del Homo erectus que se habría esparcido por el mundo.

jueves, octubre 19, 2006

Noti: La flauta neandertal no sería una flauta

Según un nuevo estudio, la apodada flauta neandertal no sería más que un hueso en el que habría evidencias de varios estadios de actividad de animales carnívoros.

En el último número del Oxford Journal of Archaeology, Iain Morley publica un artículo en el que analiza toda la bibliografía existente sobre la llamada “flauta neandertal”. Un objet que generó mucho debate desde que fuera descubierto en 1995 en el yacimiento Divje Babe, en el noroeste de Eslovenia. La literatura sobre el tema, dice el autor, cae dentro de dos grandes grupos: los que creen que las características del hueso de Divje babe I es el resultado de actividad carnívora, y los que abogan por la interpretación del hueso como una flauta del musteriense. Se han realizado numerosas reconstrucciones del objeto, y probaron que el hueso podía producir varios tonos.
El hueso en cuestión, es un trozo de la parte media de un fémur de un oso cavernario de no más de dos años de edad. Fue encontrado asociado a herramientas líticas musterienses, tecnología asociada a los neandertales. La datación del estrato donde fue encontrado es de 60 mil años antes del presente.
El hueso tiene varias características que llevaron a interpretarlo como una flauta. Las imágenes pueden mostrar la semejanza. Tiene dos agujeros circulares en el lado posterior y dos semicirculares en los límites del objeto, que podrían ser los restos de otros dos agujeros. Los cuatro están alineados. Luego, del lado anterior del hueso, hay una marca que fue interpretada como un quinto agujero.
El autor concluye, luego del análisis de toda la bibliografía sobre el tema, que no hay evidencias fuertes a favor de ninguna de las dos hipótesis. El argumento más importante a favor de que se trate de una flauta era el diseño, la apariencia, y las propiedades que tiene para reproducir sonidos. Pero todas esas características de diseño pueden ser explicadas, dice el autor, fácilmente por otros medios y las marcas no parecen haber sido hechas de forma contemporánea.
Una de las partes centrales del debate, dice el autor, es también el hecho de que muchos científicos aducían que el Hombre de Neandertal no era capas de crear un objeto semejante, por lo que sólo quedaba la opción de que fuese resultado de las marcas de animales carnívoros.
Según Morley, el único candidato para dejar marcas semejantes sería el mismo oso marrón, o el oso cavernario. Son de la forma correcta para explicar los agujeros en el hueso, y también son animales que tendrían la fuerza para hacerlos. Otras evidencias en el mismo hueso de actividad carnívora inclinan la balanza hacia ese lado.
Por tanto, concluye Morley, que los análisis realizados a la “flauta”, han mostrado que, por un lado hay muy pocas razones para creer que el objeto halla sido realizado por humanos con las herramientas líticas disponibles, y por el otro lado, no hay razones de peso para explicar que los dos agujeros sean marcas de dientes de algún carnívoro.
Según el autor, el único candidato podría ser el oso cavernario o el oso marrón, si bien el hueso parece ser, dice, “el producto de una serie de estadios de actividad carnívora, y no hay necesidad de achacar a algún homínido la creación del objeto”.


Más info sobre la “flauta” en inglés
-Wikipedia
-Neanderthal Flute

Paper original:
001_Morley.Moust.music.Divje%20Babe.06
001_Morley.Moust.m...
Hosted by eSnips

lunes, octubre 16, 2006

Entrevista a Juan Luis Arsuaga

Entrevista publicada en el periódico español ABC:

«En España hay hambre de buenas historias, como en la posguerra con la comida»

«En España hay hambre de buenas historias, como en la posguerra con la comida»
Arsuaga, ante el cráneo 5 de Atapuerca: «Hacemos a la calavera las mismas preguntas que Hamlet a la de Yorick: ¿cómo eran sus labios, su risa, cómo era su pensamiento?»
JUAN LUIS ARSUAGA
Paleontólogo, codirector del yacimiento de Atapuerca
MADRID. Hemos venido de un misterio, procedemos de un pasado remoto al que nos asomamos gracias al conocimiento que los paleontólogos arrancan de unos pocos huesos fosilizados. Pero ya sabemos muchas cosas. Juan Luis Arsuaga es uno de nuestros mejores científicos, una celebridad, desde el descubrimiento de la especie Homo Antecessor en Atapuerca. Y es un gran divulgador que acaba de ordenar cuanto se sabe de la evolución del hombre en un libro precioso: «La saga humana» (Edaf), ilustrado por los hermanos Kennis, «magos» que mezclan la pintura con el rigor de los datos científicos para devolver la vida a nuestros ancestros.
Entramos en su despacho y allí, mientras le fotografían, el paleontólogo sostiene una copia del cráneo 5 de Atapuerca, al que han bautizado Miguelón, en honor de Indurain. Bien podría llamarse Yorick y Arsuaga ser Hamlet, como confiesa: «Es que Hamlet le hacía a la calavera preguntas típicas de paleontólogo: ¿cómo eran sus labios, su risa, cómo era su pensamiento? Eso quiero yo saber de Miguelón»
-¿Por qué es tan importante saber de dónde venimos?
-En «El Gen egoísta», Dawkins dice: los seres vivos han habitado el planeta tierra desde hace más de tres mil millones de años sin que ninguno supiese por qué, hasta que la verdad al fin fue descubierta por uno de ellos, que fue Darwin. Entonces nos hicimos conscientes y entendimos el mundo, por qué hay diversidad, por qué sómos como somos. Si una inteligencia extraterrestre nos visitara y quisiera probar nuestro grado de desarrollo, la primera pregunta sería: ¿han descubierto ya la evolución?
-¿Es también un avance espiritual?
-Claro: la perspectiva biológica, científica, del mundo, no excluye tener sensibilidad. No es incompatible, no podemos dar la espalda a la parte más creativa de la mente humana. Somos una especie consciente, lo cual es un milagro -en un sentido convencional del término-, pero la aparición de la consciencia nos convierte en la única materia consciente de este planeta. El resto de los entes, vivos o inanimados, no son como nosotros. Seremos una forma de vida más, pero tenemos esa capacidad. La mejor definición de nuestra especie sigue siendo la de Shakespeare: estamos hechos, literalmente, de la misma sustancia de los sueños.
-¿Y el mundo cobra sentido?
-Es que siempre estamos buscando el sentido a todo. En eso consiste la mente moderna, esa que aún nos preguntamos cuándo apareció, ése es el problema. Hacemos cosas que significan algo.
-Aunque no sepamos qué.
-Aunque no sean utilitarias, sí. A las herramientas les añadimos diseño, belleza... Todo lo codificamos: algo hermoso, un signo de riqueza, de identidad nacional, religiosa, de sexo... La capacidad de crear mundos paralelos es lo nuestro. No sé si es bello que un sij se ponga un turbante, pero sirve para saber que es un sij.
-Y todos en el continuo del tiempo.
-Estos fósiles, estos abuelos, nos han legado sus genes. Esta historia es la nuestra, no está terminada, ni cancelada. El conocimiento nos da esa profundidad, nos conecta con el pasado y con el resto de la vida, lo cual engrandece la visión del ser humano. No tiene nada que ver con las ideas religiosas. Yo no puedo entender a los creacionistas. A mí su visión del hombre me parece limitada y miope. Limitarse a pensar sólo en una voluntad divina en vez de ver que estamos conectados con el tiempo, con el pasado remoto y con el resto de las especies vivas. En el último párrafo de «El origen de las especies», Darwin dice: «Hay grandeza en esta concepción de la vida... mientras este planeta ha ido girando según la constante ley de la gravitación, se han desarrollado y se están desarrollando, a partir de un comienzo tan humilde, infinidad de formas cada vez más bellas y maravillosas». Esto no es reducir la visión del ser humano.
-En el libro habla de cómo, al llegar el Neolítico, el hombre más que abandonar la naturaleza aprende a manipular el ecosistema, que era sagrado para los cazadores, con un fin productivo.
-Se acelera la naturaleza y se especializa. El neolítico, de todos modos, no fue un buen negocio. Lo vemos en los esqueletos de entonces, que son bajitos y están peor desarrollados. Y además, algo terrible, se inventa el trabajo y desde entonces, el número de bocas que se alcanza a alimentar depende del trabajo, y así todo se encadena...
-Y en eso estamos...
-No, igual que no creo que la vida del neolítico fuera mejor que la del paleolítico, no parece comparable con la del siglo XXI. No tengo nostalgia de que se me murieran ocho de mis diez hijos antes de cumplir los cinco años. Al contrario, soy optimista, creo que tenemos una magnífica oportunidad ahora, porque aspiramos a la verdadera calidad de vida. Los fuertes sobreviven en todas partes. Para mí el desarrollo de una cultura se mide en lo que hace con los débiles. O sea que podemos nacer, vivir con dignidad, tener las oportunidades y cosas necesarias para nuestro desarrollo personal, espiritual, cultural, sin perder de vista la posibilidad de disfrutar los bienes de la tierra, que incluyen los atardeceres y las estrellas... y luego morir, que es a lo que estamos abocados. Es una posibilidad que hoy tenemos, no hay que despreciarla.
-¿Cuándo aparecieron esas conquistas en la evolución?
-Ésa es la pregunta, amigo mío. Sabemos que en Atapuerca se alimentó a personas que no podían alimentarse solas. Yo, de joven, leía una revista francesa, que era lo que había entonces, que decía: «Cuándo el espíritu cayó sobre nosotros».
-Como si fuera un cubo de agua.
-Los franceses son pomposos, pero la pregunta permanece: ¿cuándo apareció la mente simbólica? Eso es, según pensamos, lo propio del género homo, y también sabemos que antes sólo hay esbozos. La gran aceleración se produce hace medio millón de años, allí sabemos que algo está pasando.
-En qué especie
-Era el Homo Heidelbergensis. Registra una gran expansión cerebral, y cambios en la tecnología y en el comportamiento, como demuestra la Sima de los huesos de Atapuerca. Incluso en la voz. En la Sima hay treinta y tantos ejemplares y podemos estudiar muchos de sus comportamientos. Ahí pasa algo gordo.
-Pero permanece un gran misterio: faltan cadáveres de niños y de ancianos en la Sima. Y son los que más mortalidad registraban. ¿Tiene una hipótesis?
-Sí, muchas, pero creo que es mejor el misterio, en este caso. Es un problema. Es uno de los más grandes problemas de la arqueología: qué hacían treinta cadáveres de hace medio millón de años en el pozo de una cueva cerca de Burgos, enterrados en un plazo no superior a dos o tres veranos. ¡Qué misterio!, ¿qué pasó allí? Hay hombres y algunas mujeres, pero no hay niños ni ancianos, no tiene las características de un cementerio.
-Tal vez aquellos ritos tengan que ver con la nostalgia del paraíso
-Como si viniésemos de un mundo ideal, que nunca aconteció. Esto nos ha pasado cada vez, durante cientos miles de años. Mirémonos, no hemos evolucionado para esto. Para las ciudades, para trabajar tanto y luego, encima, consumir nuestro ocio en un centro comercial. Escapamos a la sierra, a la playa, y es por algo. Esto no tiene precio, cuánto habría que pagar para que te pongan un espectáculo como una puesta de sol: coges un sol y lo metes por el horizonte, la producción es buena.
-En el libro también afirma que el cerebro es un devorador de historias. La del paleontólogo no es mala. Coge un fósil y de ahí surge..
-Como Sherlock Holmes. Nos pasa igual, el crimen ya había ocurrido cuando llegamos a la escena. Tenemos un método deductivo, por indicios. Todas son historias reales. Pero sí, el cerebro humano consume historias. Daríamos cualquier cosa. Nada más tener cubiertas las necesidades más básicas, daríamos cualquier cosa por una buena historia. No sólo lo daríamos: lo damos. El primer sector de la economía mundial es el ocio, y es por esto. Nuestros políticos, los españoles, aún creen que la economía son unas chimeneas que echan humo. Pero no, el primer sector de la economía es la industria del ocio, que son cerebros que echan humo.
-¿Se está poniendo pesimista?
-Soy optimista con el ser humano: «Alatriste» han ido a verla dos millones y medio de personas en un mes. En nuestro país hay hambre de buenas historias, como en la posguerra con la comida, ahora con la cultura.
-¿En el libro dice que sómos el único animal que sufre la adolescencia?
-Tenemos una especie de metamorfosis, casi como los insectos, por la que el niño se convertirse en adulto. Esos cambios tan brutales son únicos de nuestra especie. El cerebro se desarrolla rápidamente, pero hay que socializarlo, y mientras tanto el cuerpo permanece pequeño, por economía.
TEXTO: JESÚS GARCÍA CALERO FOTO: ERNESTO AGUDO

jueves, octubre 12, 2006

Noti: Híbridos neandertales-sapiens

Encontraron en Rumania unos fósiles de primitivos Homo sapiens que presentan un mosaico con características neandertales. Este descubrimiento podría contradecir los esfuerzos de la genética para excluir una fusión entre neandertales y los primitivos Homo sapiens.

Record Thursday, el periódico de la Washington University en St. Louis, nos da un avance sobre un estudio que está por salir publicado en el Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los restos de Homo sapiens arcaicos de la Pestera Muierii (Cueva de la anciana), en Rumania, fueron descubiertos en 1952, pero ignorados por mucho tiempo, y mal datados.

Recientemente un equipo del Instituto Antropológico y Arquológico en Bucarest, Rumania, y de la Washington University en St. Louis, pudieron datar los fósiles en 30 mil años antes del presente.

"Lo que los fósiles muestran es que estos humanos modernos tempranos tenían un mosaico de características distintivas de humanos modernos y otras características que los alienarían con los neandertales, sugiriendo algún tipo de combinación de humanos modernos dispersándose hacia Europa e interactuando y absorbiendo a la población neandertal", dijo Erik Trinkaus, paleoantropólogo experto en neandertales, y que ya antes ha trabajado con fósiles híbridos, como los de Lagar Velho o Mladeč.

Los restos humanos encontrados en Pestera Muierii presentan básicamente un patrón de rasgos de Homo sapiens. Se uniría a las muestras de restos humanos de los sitios Pestera cu Oase y Pestera Cioclovina en el sudeste de Europe, Mladeč en Europa central, y Brassempouy, La Quina Aval y Les Rois en Europa occidental. Pero así y todo los fósiles de Muierii exhiben una cierta cantidad de características arcaicas o neandertales.

El artículo no ha sido publicado todavía, por lo que esperaremos a leerlo para tener más datos. Mientras, una imagen del cráneo de un paper antiguo:

(Imagen: Cráneo de Pestera Muierii publicado en http://arxiv.org/ps/physics/0309110)

Noti: Reporte sobre ADN nuclear neandertal

Serán presentados esta semana los resultados del secuenciamiento de ADN nuclear del Hombre de Neandertal.

James Noonan, que trabajó con el famoso genetista Svante Pääbo, ya ha secuenciado paleoADN, y presentará, junto con su equipo, los resultados de sus estudios en la American Society of Human Genetics (Abstracts 103 y 111), donde hablara de "Neanderthal Genomics". También presentarán en grupo "Estimaciones del la fecha de separación de los Humanos y neandertales".

La noticia salió publicada en New Scientist's "Neanderthal DNA illuminates split with humans".

Noonan y su equipo, realizaron los estudios sobre restos neandertales de 45 mil años de antigüedad. Comparando las secuencias estudiadas de los neandertales, con las de los chimpancés pueden encontrar los lugares en que son diferentes. A partir de esos descubrimientos calculan la divergencia entre humanos y neandertales, basadas en los múltiples loci autosómicos distribuidos de forma aleatoria, en contraste con estudios previos que sólo se ocupaban de unos pocos loci mitocondriales.

El análisis realizado les sugiere que la secuencia del genoma neandertal que ellos obtuvieron, y la secuencia de referencia de un humano actual divergieron hace en unos 730 mil años. Y con esos datos los genetistas estiman que la población ancestral que dio origen a los humanos modernos y a los neandertales existió hace unos 370 mil a 470 mil años, antes de la emergencia de los humanos anatómicamente modernos.

"Basados en estos resultados, somos capases de excluir una contribución substancial neandertal a la diversidad genética del hombre moderno", dicen los genetistas.

Mis conclusiones personales

Esta la noticia. A mí en lo personal, me da mucha desconfianza. El ADN, por lo poco que sé, se degrada muy rápidamente luego de la muerte del individuo. Y la degradación cambia las secuencias. Siempre existe alguna contaminación. Y la forma que tienen los genetistas de distinguir el ADN neandertal extraído de huesos antiguos es viendo que no es similar al del humano actual... Pero, si está degradado no tiene las mismas secuencias que los neandertales vivos. Los genetistas entonces ven que cambios hay en el ADN neandertal a lo largo del tiempo, comparándolo con el de simios y humanos actuales. Esto es circular, porque es obvio que van a encontrar una diferencia abrumadora. Y si encuentran que son iguales los dos ADNs van a concluir que no es que eran iguales, sino que hubo un problema al extraerlo, o sea que jamás van a encontrar similitudes con los métodos que usan. Por eso mismo no confío mucho en ninguno de estos resultados de los genetistas. A ver si algún lector me explica mejor, por qué esto puede ser fiable.

miércoles, octubre 11, 2006

Noti: Famoso australopiteco sudafricano verá la luz

El famoso Australopithecus, Little Foot (pequeño pie), será liberado, finalmente, de la roca en la cual fue encontrado en 1997.

El paleoantropólogo Ron Clarke, de la Universidad de Witwatersrand dijo el lunes pasado que el famoso cráneo podría ser liberado hacia fin de este año.

Little Foot fue descubierto en 1997 en una parte de las cuevas Sterkfontein. Es el fósil más completo de Australopithecus, y está datado en 3.3 millones de años. "Está casi completo, inclusive la mano, el cráneo, costillas brazo y pierna", dijo Clarke. Quien estuvo trabajando, junto con sus colaboradores, durante ocho años para poder sacar a Little Foot fuera de la caverna. "Es como tratar de remover algo de un bloque de cemento natural. Hay rocas todo alrededor del esqueleto", dijo el científico. "Un doloroso y lento trabajo".

El fósil pertenece a un adulto que se cree que murió al caer por una entrada a la cueva, a diez metros de altura. Los científicos esperan averiguar mucho más sobre este fósil una vez que puedan sacarlo de la cueva.

martes, octubre 10, 2006

Noti: Neandertales y sapiens interactuaron en paz

Un nuevo estudio aduce que los neandertales y los sapiens arcaicos no compitieron, ni lucharon por un espacio, sino que interactuaron. Según los autores la industria auriñaciense habría sido creada por los neandertales, y los Homo sapiens habrían ido llegando de a poco, siendo bienvenidos por los pobladores originarios de Europa.

Acaba de salir publicado el libro When Neanderthals and Modern Humans Met editado por N. J. Conard. En él se publica el artículo “A Cantabrian Perspective on Late Neanderthals” (Una perspectiva cantábrica sobre los últimos neandertales), firmado por Victoria Cabrera Valdés, J. M. Maillo Fernández, Anne Pike-Tay, M. D. Garralda Benajes y Federico Bernaldo de Quiros.

Los autores realizaron un estudio y relevamiento de los últimos cinco años de excavación en Cueva del Castillo, y reexaminaron otros yacimientos como Cueva de Morín en la España cantábrica. Estos estudios los llevaron a la conclusión de que el modelo de la invasión por extranjeros (los Homo sapiens arcaicos) para explicar la introducción del auriñaciense en Europa, ya no es sostenible. (Imagen: de Jay Matternes)

En excavaciones recientes del yacimiento El castillo se han encontrado elementos característicos del auriñaciense en períodos musterienses, que continúan su desarrollo a través del período auriñaciense, propiamente dicho. Confirmando de esta forma una transición local del musteriense al auriñaciense, sin influencias exteriores, en la región cantábrica de España.

A raíz de este descubrimiento los autores se permiten hipotetizar que eso mismo ocurrió a lo largo de Europa. Como pareció ocurrir con el Chatelperroniense, según reciente estudio. Los científicos proponen que las industrias líticas transicionales en las que las características auriñacienses y del Paleolítico Superior aparecen en lugares datados en 50 mil y 35 mil años, reflejan la ampliación de las comunicaciones y de las redes de contacto de los grupos indígenas. Esto llevó a una homogeneización del auriñaciense, que lo convertiría en la primera cultura pan-Europea, alrededor del 35 mil antes del presente.

En otras palabras, los autores atribuyen la cristalización del auriñaciense clásico a una crisis en las culturas indígenas, o sea los neandertales. Una crisis que respondería a cambios en el medioambiente, y a un influjo inmigratorio de menor grado, pequeño pero constante, de los Homo sapiens arcaicos en Europa. La primera aparición de esta especie en Europa (originaria de África) está datada en 33 mil años antes del presente. Esto está en contraposición, dicen los autores, de lo que se viene pensando: una gran invasión desde el este por parte de los sapiens, quienes eran portadores de una tecnología más sofisticada que les permitió sobreponerse a los neandertales.

Los autores argumentan que los neandertales, población indígena de Europa, eran los que mejor preparados estaban con las fluctuaciones de los recursos y territorios locales. Por lo que reaccionaron consolidando las profundamente enraizadas redes de comunicación; y dándoles la bienvenida a los sapiens forasteros. Niegan una competencia, y un choque entre ambos grupos.


Relación entre los Neandertales y los humanos modernos

Entender el carácter de la relación entre neandertales y Homo sapiens es un aspecto clave en la comprensión de la prehistoria europea. Mucha tinta corrió sobre este tema, se escribieron gran cantidad de teorías para explicar el encuentro entre estas dos especies, y el por qué de la desaparición de los neandertales. Las teorías van desde un choque violento hasta un entrecruzamiento en el que el pool genético de los neandertales se habría ido diluyendo. Pero los autores del presente artículo dicen que la realidad habría sido más compleja. Dicen ellos: "En muchos casos, los investigadores tienden a representar un punto de vista en el cual se consideran a ellos mismos, como humanos modernos, los vencedores del conflicto".

"Debemos tomar en cuenta que no había diferencias culturales extremas entre los neandertales y los humanos modernos", dicen en el artículo. Ya soy varios los autores que están cuestionando la interpretación standard del registro arqueológico. En Medio Oriente los dos grupos convivieron casi por 50 mil años, usaron tecnologías similares y casaron las mismas presas. "Hasta enterraron a sus muertos de manera similar", dicen los autores. "Su cultura material es tan indistinguible que sólo la presencia de restos fósiles nos permite conocer quién las realizó".

También hay que tomar en cuenta, dicen los autores, que los humanos encontraron un territorio al cual no estaban para nada acostumbrados, cuando llegaron a Europa vía las sabanas africanas y el Medio Oriente. Europa, a la llegada de los humanos modernos, estaba ocupada desde hacía casi un millón de años. "En el continente europeo", dicen, "había numerosos grupos de neandertales que llevaban viviendo y casando con éxito en el área por más de 300 mil años". Conocían el territorio, sus recursos, dónde obtener el material para hacer sus herramientas líticas, dónde las presas podían encontrarse y cuándo eran las mejores temporadas de caza. "Ellos tenían un conocimiento perfecto de sus alrededores". Esto está probado en muchos de los yacimientos neandertales.

"Por el otro lado", aducen los autores, "los humanos modernos que vinieron de lugares muy lejanos, de terrenos diferentes, arribaron a un mundo completamente nuevo".

¿Cómo fue el contacto, entonces? Los autores del artículo dicen: "Nuestras investigaciones muestran que el comportamiento de 'humanos modernos' ya había sido descubierto por los neandertales. También, las dataciones de fósiles modernos muestran que el único grupo humano presente en Europa entre los 40 y 35 mil años antes del presente, eran los neandertales". La suma de todas esas circunstancias les hizo cuestionar seriamente la tradicional interpretación transicional.

"Nosotros proponemos", dicen en las conclusiones del artículo, "la hipótesis de la bienvenida. En nuestra visión, los humanos modernos necesitaban la ayuda y el conocimiento de los neandertales para poder sobrevivir en el mundo nuevo para ellos. Ellos estaba necesitados de información para encontrar material de trabajo, para cazar animales desconocidos como el bisonte, los renos y el mamut, o para sacarle ventaja a los alimentos vegetales del bosque.

"[...]

"La principal razón para explicar la desaparición de los neandertales no es tan fácil de encontrar y percibir en el registro fósil. La posición desde la cual nosotros discutimos esta desaparición es viendo dos procesos paralelos no necesariamente causales. La transición cultural del paleolítico medio al superior, y la sustitución de los neandertales por los humanos modernos. Desafortunadamente, es fácil argumentar desde ambas posiciones, pero las evidencias sugieren que la cultura no puede ser equiparada con la biología. La competencia entre grupos humanos es un problema biológico. Es en ese punto en el cual debemos intensificar las investigaciones. La cultura es externa a la anatomía humana, y pertenece a la sociedad. Cuestiones sobre el destino de los neandertales y el arribo de los humanos modernos deben estar basados en argumentos anatómicos, no vínculos especulativos entre artefactos y taxones humanos".

Con esto, los autores, quieren decir que basta de especular si tales o cuales industrias líticas pertenecían a neandertales o a humanos modernos, sino que vayamos a lo seguro: Al vínculo con fósiles. Esto lo dicen por la práctica común, en muchos arqueólogos, de vincular tecnología avanzada con humanos modernos a pesar de no haber encontrado fósiles que así lo atestigüen, y por el contrario vincular las tecnologías menos avanzadas a los neandertales.

lunes, octubre 09, 2006

Noti: Nuevamente microcefalia para el Hobbit

Un nuevo estudio sobre el Hobbit de Flores, del Field Museum de Chicago, lo baja de la denominación Homo floresiensis para unirlo a los Homo sapiens.

El paper, publicado en la edición digital de la revista The Anatomical Record, es un estudio muy completo del cual ya había sido publicado un avance hace algunos meses en Science (ver noticia en este Blog), y en el los científicos llegan a la conclusión de que este homínido sufría algún tipo de patología. Los autores, liderados por el paleoantropólogo Robert D. Martin, señalan que el esqueleto muestra muchas características de síndromes de microcefalia de los humanos modernos, de los que existen más de 400 tipos, a menudo asociados con una baja estatura.

Este mismo mes, hace dos años, fue publicada la noticia del descubrimiento del famoso Hobbit. Un equipo indonesio y australiano había reportado que una nueva especie se unía al género Homo. Los restos óseos pertenecía a un homínido pequeño, de un metro de altura, que vivía en la isla de Flores, en Indonesia, y tenía el cerebro igual de grande que el de un chimpancé. Fue bautizado Homo floresiensis y vivió hace 18 mil años.

Ese mismo año, 2004, varios científicos recibieron el paper de los descubridores con escepticismo. Y los dos años pasaron, y con ellos muchos, muchos papers, tanto defendiendo la nueva especie, como a favor de que se trataba de un Homo sapiens enfermo.

En el periódico español El Mundo dicen:

El espécimen principal de los restos, datados en unos 18.000 años, consiste en un cráneo y un esqueleto parcial de un individuo cuya dentadura muestra que es adulto (LB1).

Utilizando la longitud del fémur para extrapolar la altura, la estatura del esqueleto se estimo en unos 106 centímetros. Otras características notables fueron la ausencia de barbilla en la mandíbula y una capacidad craneal muy pequeña.

Además de los restos de LB1, se descubrieron fragmentos de otros ocho individuos, junto con herramientas de piedra avanzadas.

Los autores señalan que, fuera cual fuera el trastorno que padecía el individuo, no evitó que llegara a la madurez, lo que es posible en el caso de ciertas formas de microcefalia. Según su análisis, si la altura, masa corporal, circunferencia de la cabeza y otras anormalidades anatómicas atribuidas al 'H. florensiensis' se compararan con estándares del humano moderno, el resultado sería un individuo verosímil aunque con malformaciones.

Según los investigadores, todas estas anormalidades en conjunto conducirían al diagnóstico de una estatura reducida grave con síndrome de microcefalia, aunque los datos no son suficientes para emparejar esto con un síndrome específico conocido. También apuntan que todos los síndromes de microcefalia se suelen derivar de un gen recesivo autonómico y pueden repetirse fácilmente en una población pequeña endogámica, lo que podría explicar la presencia de más de un espécimen en una isla aislada.

Además, los autores del trabajo analizaron varios síndromes microcefálicos que podrían aplicarse al cráneo de LB1. Según los investigadores, su análisis les ha permitido descubrir que este grupo de síndromes comparte varias características con el individuo LB1, incluyendo una estatura muy pequeña y tamaño de la cabeza reducido, una mandíbula pequeña y retraída, así como anomalías dentales.

Con independencia del descubrimiento de las herramientas de piedra cerca de los especimenes, los autores señalan que "claramente pertenece a tipos que están asociados con el 'Homo sapiens' y no se han asociado previamente con el 'H. erectus' u otro homínido primitivo".

En realidad, los autores encuentran cuestionable la llegada del 'H. erectus' a Flores, puesto que la principal evidencia de su llegada, en concreto las herramientas de piedra encontradas en otra localización pero datadas como mucho más antiguas, es equívoca. Los autores concluyen que las características de LB1 apoyan la interpretación de que es un especimen de 'Homo sapiens' con microcefalia.

Para seguir el debate completo The Loom tiene una cronología (en inglés).

Más en inglés:

- Eureka alert

- New Scientist

Más sobre el Hobbit en este mismo blog:

- Noticia: Otra vez microcefalia para el hobbit de Flores
- Noticia: El hobbit de Flores otra vez
- Noticia: El hobbit de Flores era un hombre sano
- Noticia: El hobbit de Flores fabricaría herramientas
- Noticia: El hobbit de Flores crea polémica
- Noticia: El Hombre de Flores tendría piernas muy gruesas


viernes, octubre 06, 2006

Noti: ¿Neandertales comían camellos gigantes?

Científicos suizos descubren en Siria los restos de un camello gigante de 100 mil años de edad, que podría haber sido presa de los neandertales.

"No se sabía que los dromedarios estuviesen presentes en el Medio Oriente desde hace más de 10 mil años", le dijo a Reuters Jean-Marie Le Tensorer, profesor de la Universidad de Basel.

El científico continúa diciendo en Reuters: "¿Se pueden imaginar? los hombros del camello estaban a tres metros del suelo, y su altura total era de cuatro metros, casi tan grande como una jirafa o un elefante. Nadie sabía que tal criatura existiese".

Los restos fueron encontrados en el sitio Kowm, del desierto central sirio, unos 250 km al noroeste de Damasco; y junto a los de este animal gigante fueron descubiertos restos humanos de 100 mil años de antigüedad, cerca de lo que fue alguna vez un sitio rico en agua en la estepa desértica. (Imagen1: Huesos del camello gigante, izquierda, comparados con el de uno actual, derecha)

Los restos humanos fueron enviados a Suiza, donde se les realizará un análisis antropológico.

"El hueso es de Homo sapiens, u hombre moderno, pero el diente encontrado es arcaico, similar a los neandertales. No sabemos todavía qué es exactamente, si es que tenemos un Homo sapiens muy antiguo o un neandertal", dijo Tensorer. "Esperamos encontrar más huesos que nos ayuden a determinar qué hombre era". Miembros del género Homo han estado presentes en la actual Siria desde hace 1.5 millones de años. El área fue siempre un punto estratégico en las migraciones humanas de África hacia Asia y Europa, dijo Tensorer. (Imagen2: Dientes robustos encontrados, que podrían llegar a ser neandertales)

También fueron encontradas herramientas líticas en el yacimiento Kowm. Este último es un espacio amplio de unos 20 kilómetros entre dos montañas que tuvo numerosos arroyos. Muy atractivo para los rebaños y manadas migrantes de antílopes, camellos, y humanos.

Fue excavado por primera vez en 1960, y ya ha arrojado evidencias de asentamientos homínidos de 1 millón de años de antigüedad. Hay estratos arqueológicos que cubren períodos de varios centenares de miles de años, algo inusual para sitios abiertos, dijo Tensorer. "Era más o menos una sabana", dijo el científico suizo. "Los camellos probablemente comían lo mismo que comen hoy en día".

Fuente: Reuters. "Remains of giant camel discovered in Syria"

7/10/06: También en español.

11/10: BBC Mundo, español

miércoles, octubre 04, 2006

Noti: El moño occipital neandertal es sólo suyo

Una de las características típicas del Hombre de Neandertal es el moño occipital, un bulto o proyección del hueso occipital (violeta en la imagen). Un nuevo estudio, publicado en el Journal of Human Evolution, dice que no debe considerarse sólo, sino como algo integrado a la forma general del cráneo.

Esa característica sólo vista en los neandertales, viene siendo citada como típica desde principios del siglo pasado con Boule en 1911. Desde aquellos tiempos se dice que es algo apomórfico, o sea algo que sólo los neandertales derivaron a partir de sus ancestros, una característica única de el Homo neanderthalensis.

Por consiguiente, algunos autores, vieron en la presencia de un débil moño occipital en algunos Homo sapiens arcaicos, una evidencia de continuidad o hibridación entre los neandertales y los sapiens arcaicos en Europa (Más que nada en los relacionados con el sitio Mladeč).

Philipp Gunz y Katerina Harvati, los autores del presente estudio, aducen que esa relación estaría cuestionada, y más todavía después de las conclusiones a las que llegaron luego de analizar y comparar cráneos neandertales y de sapiens arcaicos y modernos.

Sus resultados sugieren que la forma del hueso occipital, el moño, no debería ser considerado como un rasgo independiente, ya que está fuertemente integrado con la forma del casquete craneal. Cuando este hueso es considerado de forma independiente, no presenta muchas diferencias si es de neandertal o de sapiens. La discriminación sólo mejora cuando se tiene información de la posición en la cual está ese hueso, y mucho más cuando se tiene en cuenta la forma de los huesos parietal y temporal.

Por eso los autores dicen que al considerar los huesos occipitales de forma separada, pueden llegar a encontrarse similitudes, pero si se los ve como un todo con la forma del casquete craneal, los neandertales y los sapiens arcaicos del paleolítico superior eran muy diferentes.


Más en:

Gunz, P., Harvati, K. The Neanderthal “chignon”: variation, integration, and homology, Journal Of Human Evolution (2006), doi:

10.1016/j.jhevol.2006.08.010

domingo, octubre 01, 2006

Noti: Buscan neandertales en Gran Bretaña

El periódico expañol ABC publicó:

Intentarán extraer ADN del hueso fosilizado del que sería neandertal

EFE
LONDRES. Expertos británicos intentarán extraer por primera vez ADN de un hueso fosilizado que se cree corresponde a un hombre de Neandertal, para establecer si es el único resto de esa especie del género Homo encontrado en Gran Bretaña.
El proyecto está a cargo del llamado grupo «Ancient Human Occupation of Britain» (AHOB), integrado por arqueólogos, paleontólogos y geólogos del Museo de Historia Natural, además de expertos del Museo Británico y de las Universidades de Londres y Durham (norte de Inglaterra).
Los expertos trabajarán sobre el diente de una mandíbula superior, que hasta ahora se creía que pertenecía a un hombre moderno que habitó tierras británicas hace unos 35.000 años.
El profesor Chris Stringer, investigador sobre Orígenes Humanos del Museo de Historia Natural, ha manifestado que se trata de una prueba muy importante con resultados históricos.
El fragmento de la mandíbula superior fue encontrado en 1926 en Devon, suroeste de Inglaterra, y en principio se pensaba que era moderno, pero los expertos creen ahora que puede ser muy antiguo. Stringer no descarta que el diente pueda ser de hace unos 50.000 años, por lo que sería algo «histórico».
Director del AHOB, Stringer ha indicado que el «ADN de Neanderthal es muy distintivo y aparecería claramente en las pruebas».


Más, en inglés:
-The Sunday Times
-BBC Mundo

Noti: "El ADN está en pañales"

El paleontólogo José María Bermúdez de Castro opina en La voz de Asturias que: "El ADN está todavía en pañales". El director de Atapuerca apuesta por la investigación tradicional en El Sidrón.

Según opinión del científico, las investigaciones realizadas con ADN de neandertales en El Sidrón, no arrojarán grandes descubrimientos. Él considera que la genética aplicada a la paleontología "está aún en pañales" y, por lo tanto, los métodos tradicionales de de investigación de campo son más eficaces a la hora de conseguir resultados. En la paleogenética, explica el investigador, "hay muchos problemas de contaminación".

Y también dice en el diario La voz de Asturias:

"Sabemos que fue una competencia entre dos especies. Una sobrevivió y otra no", manifiesta. Si llegaron a encontrarse, se pelearon o se transmitieron enfermedades es lo de menos.

Le fecha de la desaparición de los neanderthales también es algo que, según cree Bermúdez de Castro, podría moverse en los próximos años.

Aunque los restos de menos edad se han encontrado en Gibraltar, lo que considera lógico, no descarta que algunas comunidades se refugiaran en lugares de Centroeuropa donde no llegó el homo sapiens. "Nos llevaremos sorpresas todavía, y a lo mejor encontramos alguno de 14.000 años".

Otra de las fechas que cambiará será, con toda probabilidad según el paleontólogo, la de la llegada de los primeros pobladores europeos. Ya se han descubierto yacimientos más antiguos del año 800.000 antes de cristo y Bermúdez de Castro señala que "incluso en el Reino Unido, que entonces tenía un clima mediterráneo, han aparecido restos".