miércoles, abril 30, 2008

Entrevista sobre el Homo antecessor

En BBC publicaron una interesante entrevista a Eudald Carbonell sobre el Homo antecessor, los dejo con un extracto:

Este Homo antecessor, ¿qué lugar ocupa en el árbol evolutivo de la humanidad? Ése es el quebradero de cabeza de los especialistas de Atapuerca.

Si bien es cierto que no han encontrado suficientes muestras como para llegar a conclusiones, sí han podido elaborar tres hipótesis.

"La primera es que haya sido un antepasado exclusivo del pre-neandertal -conocidos como los Homo heildelbergensis- y el neandertal. Esa rama de la evolución que se extinguió unos 28.000 años AC", explica Carbonell.

"La segunda hipótesis es que haya sido un antepasado exclusivo del Homo sapiens, una especie que se haya creado en Europa antes de que se creara esa última especia de la que provienen los seres humanos".

"Y la tercera es que ese Homo antecesor haya tenido una línea evolutiva propia sin descendencia", agrega.

Los Paranthropus boisei preferían alimentos suaves, no duros como se creía

El Paranthropus boisei es un homínido que se caracteriza por tener dientes duros, con el esmalte bien grueso, un cráneo y mandíbula robustos, lo que infiere músculos faciales y craneales poderosos preparados para una masticación fuerte. Esta morfología especial siempre se creyó que era una adaptación por comer alimentos duros, como semillas, etc. Pero un nuevo estudio de sus dientes, llegó a la conclusión de que no comían alimentos duros.

"Es más bien como si hubiera comido gelatina", dijo a EFE Peter Ungar, del William Fullbright College of Arts and Sciences de Arkansas (EEUU), autor del estudio junto con colegas de las universidades de Cambridge (Reino Unido), Stony Brook y Johns Hopkins. El estudio fue publicado en el PLoS ONE.

“Esto contradice todo lo que se ha dicho durante el último medio siglo”, sigue Ungar. Según él rasgos como la mandíbula y los dientes reflejan la evolución de los homínidos para adaptarse a los alimentos disponibles en caso de escasez, pero no su dieta real. “Debemos ser muy cuidadosos cuando estudiamos la anatomía, porque revela lo que un ser era capaz de comer, pero no lo que de hecho comía. Las marcas en la dentadura son las que indican cuál era la dieta y son necesarios ambos datos para comprender la evolución”.

En el artículo los autores cuentan que analizaron la textura del esmalte dental de siete especimenes de P. boisei, lo hicieron a un nivel microscópico que les permitió constatar que no hay marcas de desgaste fuerte, sino leve, lo que sugiere que ninguno de los individuos estudiados consumió alimentos duros, sino una dieta más parecida a la de los animales comedores de frutas de la actualidad.

“La aparente discrepancia entre las marcas microscópicas de uso y la funcionalidad anatómica es consistente con la idea de que el P. boisei, presenta un ejemplo hominino de la paradoja de Liem, en la cual una morfología no refleja necesariamente una dieta especializada”, dicen los autores en el estudio. Carl Liem había descrito esta paradoja para casos en peces, en los cuales sólo consumían alimentos, para los cuales se habían adaptado especialmente, en casos de escasez.

“Si se da a un gorila la posibilidad de elegir entre una fruta dulce o una hoja, siempre escogerá la fruta, aunque sus dientes afilados están adaptados para consumir hojas duras. No comen hojas a menos que no tengan más remedio”, afirmó Ungar a Efe. Y esta comparación con los gorilas, no es ociosa, ya que como vimos hace unos meses aquí, los boisei solían tener harenes como los gorilas.

En 2006 ya habíamos visto aquí un estudio de láser en los dientes de los boisei que aclaraba que su dieta no era tan especializada como se creía, pero este estudio fue más lejos al evidenciar que siete individuos boisei consumieron alimentos blandos una buena cantidad de tiempo antes de su muerte.

Más en inglés en Scientific American y NSF

Referencia

Ungar PS, Grine FE, Teaford MF (2008) Dental Microwear and Diet of the Plio-Pleistocene Hominin Paranthropus boisei. PLoS ONE 3(4): e2044. doi:10.1371/journal.pone.0002044

martes, abril 29, 2008

Conoce a tus fósiles: SD-1219, neandertal de El Sidrón

El Sidrón es uno de los principales yacimientos de España, ha aportado cerca de 1400 fósiles humanos, la mayoría de hace unos 43 mil años. Uno de los más importantes es el SD-1219, perteneciente a un neandertal, un fragmento craneal que consiste en su mayor parte en un hueso occipital.

Tiene la parte del foramen magnum un tanto fragmentada, y muestra un perímetro irregular.

También se ha preservado de este individuo un hueso parietal izquierdo. Pero lo más importante de este individuo es que se ha preservado la parte endocraneal, donde se puede apreciar la huella del cerebro neandertal.

Gracias a este fósil se puede saber que el cerebro neandertal no difería en gran parte del nuestro, como se cuenta aquí.

Referencias

The Anatomical Record: Volume 291, Issue 5 , Pages 502 – 512, Endocranial Occipito-Temporal Anatomy of SD-1219 from the Neandertal El Sidrón Site (Asturias, Spain)”.


Cuentas ornamentales en la prehistoria de Cantabria

Interesante nota sobra ornamentos hace 35 mil años en Cantabria publicada por Fundación Atapuerca.

La Cueva de Maltravieso se encuentra en la ciudad de Cáceres (Extremadura, España). Los trabajos de investigación de esta cueva se iniciaron en 2002, año que se dedicó a acondicionar la cueva para proceder a la excavación arqueológica. Fue en el año 2004 cuando se llevó a cabo la primera excavación en el yacimiento denominado Sala de las Chimeneas.
[...]
Algunos de los hallazgos que se han encontrado en este yacimiento son restos de animales tales como caballos, bóvidos, ciervos... así como herramientas de piedra o cuentas de collar realizadas con conchas de moluscos. Los últimos estudios realizados acerca de estas cuentas constatan una cronología del Paleolítico superior (entre 35.000 y 10.00 años B.P).

Los neandertales comían vegetales

La mayoría de los estudios sobre la alimentación del Hombre de Neandertal indican que eran grandes comedores de carne, e incluso de pescado, pero son pocas las evidencias de que consumieran muchos vegetales. Ahora, gracias a los restos de semillas en dientes de restos neandertales descubiertos en Irak han aportado las primeras evidencias directas de que nuestros parientes se comían sus vegetales, después de todo.

Las evidencias sobre los hábitos alimenticios neandertales, suelen ser indirectas, ya sea restos animales asociados a sus herramientas líticas o señales químicas en sus huesos y dientes. La nueva evidencia es totalmente directa, ya que han descubierto microfósiles en la placa dental de un diente neandertal de hace 35 mil años.

El descubrimiento fue dado a conocer en las reuniones de la Sociedad Paleoantropológica que se dieron el mes pasado en Vancouver, Canadá. La autora principal, fue Amanda Henry, de la Universidad George Washington.

Ella dijo: “La formación de la placa dental atrapa microfósiles de plantas de partículas de comida, así que los microfósiles quedan protegidos y son un registro único de la comida vegetal que pasa por la boca. Así que podemos decir con confianza que este individuo neandertal comía vegetales”.

Y siguió “Parece lógico para mí que ellos se aprovecharon de todo tipo de fuentes de comida que tuvieran disponible en su medioambiente, que variaría de lugar en lugar y de tiempo en tiempo”. Pero hasta ahora había poca evidencia de alguna variedad en la dieta neandertal (fuera de la carne).

Los restos estudiados por Henry son los del individuo Shanidar III, un neandertal descubierto en 1950 en la cueva de Shanidar (imagen), en los montes Zagros, al norte de Irak. Shanidar III es posiblemente de género masculino y habría estado en sus 40 años cuando murió. De él se tienen cuatro dientes y algunos fragmentos de hueso.

Cerca de estos restos fue donde se encontraron grandes cantidades de polen de plantas inusuales. Sus descubridores, Ralph y Rose Solecki, lo interpretaron como muestra de que comían vegetales, e incluso de que había un entierro intencional, y que los habían enterrado con flores.

Esto fue lo que decidió a Amanda Henry a estudiar al Shanidar III en 2007. Tres de los cuatro dientes tienen placas muy bien preservadas, que contienen fósiles microscópicos de material vegetal.

“Sabemos que este individuo comió una amplia variedad de plantas, incluso semillas, o granos”, dijo Henry. “Este descubrimiento sugiere que caracterizar a los neandertales como obligados comedores de carne podría estar equivocado, pero todavía hay mucho trabajo por realizar en este sentido”.

Fuente: National Geographic

lunes, abril 28, 2008

Revelan cómo era el cerebro neandertal

El cerebro neandertal sería “muy humano” según un nuevo estudio publicado en The Anatomical Record, en el cual se analizó la huella del cerebro en el interior de un fragmento de cráneo extraído de la cueva de Piloña en la campaña de 2005. Se trata del individuo SD-1219. Este nuevo estudio aleja a la especie Homo neandertalensis del primitivismo que se le suele asociar.

Antonio Rosas, paleobiólogo es quien dirigió el estudio, investigador del departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales y uno de los investigadores permanentes de los restos de Sidrón.

En este estudio se analizó la huella que dejó el cerebro neandertal en el hueso craneal, más exactamente en la zona occipito-temporal, o sea la nuca. El hueso es el resto “más completo que ha salido de la excavación”, dijo Rosas. Es un caso bastante singular, ya que es difícil poder contar con esta huella en una región típica neandertal, que es el moño occipital, o sea una protuberancia en la parte trasera e inferior del cráneo.

El cerebro deja huellas, pese a ser un órgano blando. Es así que en la caja interior del cráneo se puede ver cómo era el cerebro, y se puede reconstruir su morfología. En esto han venido trabajando desde hace años los paleoantropólogos españoles de El Sidrón.

La anatomía cerebral se presenta distinta en ciertos aspectos, pero para Rosas “resulta un cerebro muy humano” y “nos pone en conexión con esa humanidad de los neandertales”. También dijo que “neandertales y sapiens somos distintos, pero eso no significa que ellos sean más primitivos o inferiores. Tienen su propia naturaleza y sus cualidades. Incluso, en algunos aspectos, la anatomía del neandertal está más evolucionada que la nuestra”.

La primera diferencia que notaron entre el cerebro neandertal y el nuestro esta relacionado con el modo de evacuación de la sangre, que difiere al de un sapiens pero es similar al visto en otros neandertales. Un segundo rasgo es la asimetría, “el lóbulo occipital en su parte izquierda está más retrasado que en la derecha”, algo que según Rosas puede estar relacionado con la capacidad del habla. Y también dijo que “existe una diferenciación de funciones en uno y otro lados del cerebro.

Un tercer punto es la simetría del cerebelo. Esto ayuda, dice Rosas, al “estudio del cerebelo en relación con el oído interno y nos abre las puertas al análisis de la manera de situarse los neandertales en el espacio”. El oído interno está relacionado con el equilibrio, y con nuestra capacidad de orientarnos.

EDITADO (luego de haber leído el artículo 29/4)

Rosas dice en el artículo que hasta la fecha se ha pensado que el cerebro neandertal era diferente al nuestro. Una de las ideas principales era que el famoso moño occipital del neandertal, esa protuberancia que tienen en la base posterior del cráneo, estaba relacionado con un índice diferente de crecimiento cerebral.

Vía La Nueva España

domingo, abril 27, 2008

Prueban fehacientemente que el Hobbit de Flores no tenía arreglo dental

Hace 15 días les contaba sobre un libro, de Maciej Henneberg, en el cual se aducía que los dientes del Hobbit de Flores, el bautizado Homo floresiensis, tenían un trabajo dental, o sea que sus dientes habían sido llenados con cemento de dentista. Ahora, vía John Hawks, podemos leer una detallada refutación de parte del descubridor de los huesos, Peter Brown.

En su sitio web Brown cuenta y muestra evidencia de sobra para dejar saldada la cuestión, y dejar claro que no hubo trabajos de dentista en la dentadura del Hobbit.

El asunto es que Henneberg fue uno de los que pudieron ver de forma rápida y atolondrada los huesos del Hobbit cuando fueron “tomados prestados” por Teuku Jacob, que en realidad los tomó sin permiso y les hizo daños irreparables. Hanneberg le tomó fotografías, y en eso basa su hipótesis, pero Brown dice que lo que parece un arreglo no es más que la dentina que fue dañada por la piedra caliza en la que fueron descubiertos los restos del LB1 y los otros 8 individuos de H. floresiensis. Brown dice que el color blanco se debe a lo calcárea que era la piedra caliza, por eso es que la dentina no luce amarilla como debiera.

Henneberg igualmente se sigue quejando de que deberían dejar que algún grupo de científicos independientes pudiera ver directamente los huesos.

viernes, abril 25, 2008

Los H. sapiens se separaron en dos por 100 mil años en los inicios de la especie

Un equipo de investigadores genéticos han publicado el sondeo más extensivo hasta la fecha de ADN mitocondrial en África. El análisis de los resultados ha dado datos bastante sorprendentes sobre los detalles de la demografía de las primeras poblaciones humanas antes de que emigrasen hacia otras partes del mundo. Al parecer estos primeros Homo sapiens eran poblaciones pequeñas y aisladas unas de otras, algunas por más de decenas de miles de años.

Los investigadores han conseguido 600 genomas completos de poblaciones indígenas de todo el continente. Ha salido publicado en el American Journal of Human Genetics.

Los primeros estudios famosos de ADN Mitocondrial, en 1987, rastrearon a la más reciente ancestra común de todos los Homo sapiens vivos en una mujer que vivió hace 200 mil años en África. La paleoantropología estuvo de acuerdo, ya que los fósiles también atestiguan esa antigüedad para nuestra especie.

“Nosotros vemos una fuerte evidencia de que las divisiones de las antiguas poblaciones comenzaron hace 150 mil años”, dice Doron Behar, del Rambam Medical Center, Haifa. “Probablemente dando lugar a poblaciones separadas localizadas en el este y en el sur de África. Fue recién para hace unos 40 mil años que se volvieron parte de una única especie panafricana, reunida luego de unos 100 mil años que la habían separado.

Los datos paleoclimatológicos sugieren que África se dividió por cambios drásticos en el clima entre 135 mil y 90 mil años antes del presente. Según Doron Behar y colegas esto habría podido originar la separación se notan ellos en el ADN.

Lo llamativo es que ayer les daba a conocer un descubrimiento fósil en África que también le daría la razón a este otro estudio genético, ya que habla de distintas poblaciones de Homo sapiens, con diferente grado de evolución. Estas poblaciones diferentes que convivían en el continente podría estar de acuerdo con ese aislamiento que descubrieron los genetistas.

Más en inglés

-Physorg

-BBC

jueves, abril 24, 2008

Descubren H. sapiens arcaico que convivió con H. sapiens modernos en África

Paleoantropólogos españoles descubrieron un Homo sapiens arcaico en Tanzania que habría convivido con humanos más modernos. El fósil tendría 118 mil años, y fue desenterrado a orillas del actual lago Eyasi. Esto podría de manifiesto que la diversidad de nuestra especie es mucho mayor de lo que se pensaba.

El hallazgo fue publicado en el Journal of Human Evolution (en prensa). Se trata de una pieza del cráneo descubierto por el equipo del paleontólogo Manuel Domínguez-Rodrigo de la Universidad Complutense de Madrid, en la campaña del año 2005. Al fósil lo apodaron Valentino, ya que fue desenterrado un 14 de febrero.

Si recuerdan los memoriosos de Mundo Neandertal, aquí habíamos hablado hace dos años sobre los entretelones de las excavaciones de Manuel Domínguez-Rodrigo en Tanzania, único europeo que, desde hace años, tiene permiso para excavar allí, y de cómo otros arqueólogos famosos le hacían la vida imposible.

"En un principio pensamos que era un Homo ergaster, pero enseguida vimos que se trataba de alguien de nuestra especie, con la misma capacidad craneal, pero con rasgos mucho más arcaicos de lo cabría esperar en un fósil de hace unos 118.000 años, parecía de hace 500.000 años", dijo Domínguez-Rodrigo.

Al día de hoy se conocen una media docena de fósiles de Homo sapiens arcaicos bien datados, los demás no tienen buenas dataciones, y cuentan con grandes márgenes de error. Ahora se pudo datar este fósil, que también sirve para datar a otros tres cráneos descubiertos en los años 30 en la misma zona, que al parecer son muy similares.

"Lo sorprendente es que hay restos de nuestra especie de hace 200 mil años en Etiopía que tienen rasgos más modernos, por lo que está claro que la variabilidad humana no surgió hace 50.000 años, sino que era una característica desde los primeros pasos de la especie", dijo Domínguez-Rodrigo.

Y sin duda, casi tanto como un encuentro de neandertales y sapiens, o de Homo sapiens modernos con los homínidos arcaicos de otras regiones como China. El Homo sapiens tuvo diversos estadíos en África, un tema para analizar bastante.

No pude leer el artículo original todavía, esto fue vía El Mundo, en cuanto tenga más detalles amplío.

miércoles, abril 23, 2008

Cargar niños no es razón para el andar bípedo

Un nuevo estudio de la Universidad de Manchester descarta la posibilidad de que el andar bípedo haya sido una respuesta a la necesidad de cargar a los bebés en brazos, como decía una antigua teoría.

Pero Jo Watson, quien investigó el tema, aduce que la energía involucrada en cargar a un niño era gasto físico muy importante, así que no se sostiene que el andar bípedo sea una respuesta al transporte de bebés.

La teoría más aceptada es que el caminar erguidos y en dos patas nos liberó los brazos, y así nuestros antepasados homínidos pudieron cargar objetos, incluyendo niños. Los simios no cargan a sus niños, ya que ellos mismos se agarran con pies y manos de sus padres.

Pero el cargar peso de entre 5 y 10 kilogramos no parece haber sido un motor de la adaptación del bipedismo, ya que insume un gasto energético enorme como para contarse como un beneficio, según Watson.

Fuente: Science Daly

sábado, abril 19, 2008

Conoce a tus fósiles: LB1, Homo floresiensis

Siguiendo con los artículos sobre los fósiles de Homínidos, hoy nos ocuparemos de uno de los más famosos que existen el LB1, más conocido como el Hobbit de Flores.

En este caso no es un fósil con todas las letras, sino que se trata de un subfósil, o sea un resto óseo cuya fosilización no se ha completado (o sea no se convirtieron en piedra).

Estos restos fueron descubiertos en la cueva de Liang Bua, de ahí las siglas de su nombre LB, en 2003, y fueron descritos por primera vez en octubre de 2004. La cueva está ubicada en la isla de Flores, en Indonesia. Fue datado en 18 mil años, y sus características tan distintivas hicieron que sus descubridores lo clasificasen como una especie diferente, el Homo floresiensis. Los descubridores fueron Peter Brown, Michael Morwood y colegas.

LB1 fue encontrado junto con otros 8 individuos (LB2-LB9), pero sólo LB1 fue el más completo de todos. Se cree que es el esqueleto de una mujer que midió un metro, pesó unos 25 kilogramos y tendría unos 30 años a la época de su muerte, hace 18 mil años. Consiste en un cráneo completo muy bien preservado con un tamaño de 380cc (entre un australopiteco y un chimpancé), con dientes modernos, pero sin mentón y con frente huidiza. Del resto del cuerpo se encontraron ambas piernas, partes de la pelvis, las manos con sus muñecas, los pies, y otros fragmentos.

Para conocer más detalles sobre los estudios realizados hasta la fecha en el LB1, vean los artículos que publicamos aquí en Mundo Neandertal.

Referencias

Noticias

-National Geographic (27/10/2004)

-Nota de prensa (28/10/2004)

-John Hawks Blog (31/10/2004)

-Scientific Américan (27/10/2004)

Papers

-Brown, P.; Sutikna, T., Morwood, M. J., Soejono, R. P., Jatmiko, Wayhu Saptomo, E. & Rokus Awe Due (October 27, 2004). "A new small-bodied hominin from the Late Pleistocene of Flores, Indonesia.". Nature 431. doi:10.1038/nature02999.

-Morwood, M. J.; Soejono, R. P., Roberts, R. G., Sutikna, T., Turney, C. S. M., Westaway, K. E., Rink, W. J., Zhao, J.- X., van den Bergh, G. D., Rokus Awe Due, Hobbs, D. R., Moore, M. W., Bird, M. I. & Fifield, L. K. (October 27, 2004). "Archaeology and age of a new hominin from Flores in eastern Indonesia.". Nature 431: 1087–1091. doi:10.1038/nature02956.

- Morwood, M. J.; Brown, P., Jatmiko, Sutikna, T., Wahyu Saptomo, E., Westaway, K. E., Rokus Awe Due, Roberts, R. G., Maeda, T., Wasisto, S. & Djubiantono, T. (2005-10-13). "Further evidence for small-bodied hominins from the Late Pleistocene of Flores, Indonesia". Nature 437: 1012–1017. doi:10.1038/nature04022.


viernes, abril 18, 2008

Cerebro más grande = mejor memoria

Conté en Espaciociencia que el tamaño del cerebro, específicamente el hipocampo, tiene mucho que ver con la memoria, con las capacidades cognitivas. Un grupo de científicos descubrió que las personas que tenían un hipocampo más grande, tenían menos riesgos de sufrir pérdida de memoria.

Cabe imaginar entonces que si un cerebro mayor acusa una memoria mayor y mejor, entonces nuestros parientes los neandertales deberían haber tenido una memoria más grande y una capacidad cognitiva más clara, ya que tenían el cerebro más grande que el nuestro. Si bien no sabemos qué tan grande era su hipocampo... Divagaciones de poeta, como se dice.

El Hobbit de Flores tenía pies primitivos

Semana de noticias, ¿eh? El Paleofreak me ganó de mano con una noticia bastante esperanzadora para quienes somos fana del Hobbit de Flores, y creemos que se trata de una nueva especie, el Homo floresiensis.

Hace apenas dos días les contaba que en un libro decían que podía llegar a tener un arreglo dental, eso nos tiraría abajo todo, pero hay muchas dudas con eso, y deberemos esperar. Pero en este nuevo estudio, les recomiendo la entrada del Paleofreak, se dice que los pies del Hobbit LB1 eran muy extraños. Tienen rasgos generales muy primitivos.

Recordemos que el Hobbit tiene 18 mil años de antigüedad, y el especialista en la locomoción de los homínidos fósiles William Jungers, dice que tiene diversos rasgos que lo equiparan con los australopitecos, o sea homínidos de hace millones de años.

Los pies eran muy grandes para su tamaño, pero eso no es lo único raro, sino que eran muy planos. Y los huesos presentan características primitivas, el hueso escafoides es similar al de los grandes simios y los australopitecos. El dedo gordo es casi humano, pero muy corto, también un rasgo primitivo típico de los antiguos homínidos.

Pude leer hace unos días el artículo de New Scientist sobre el tema, allí Jungers dice que “Nunca iba a ganar los 100 metros llanos, y nunca iba a ganar la maratón”. Se refiere a su incapacidad de correr como nosotros. Según él caminaría “más o menos como una niña usando los zapatos de su madre”. Y sigue “si los viesen caminar dirían que lo hacen de una forma graciosa”. También dijo “tiene una morfología humana y proporciones simiescas”.

Según Jungers todo esto apunta a que el Hobbit era una especie aparte del Homo sapiens. Y es que esto también entra a formar un todo con lo que les vinimos contando aquí en Mundo Neandertal. La muñeca primitiva del Hobbit, su reducido cráneo, sus piernas anchas, etc.

Los dejo con la imagen publicada el New Scientist.

jueves, abril 17, 2008

Entrevista a Carles Lalueza-Fox sobre el flujo génico entre neandertales y sapiens

En una noticia pasada les contaba sobre las hipótesis de Graham Coop y colegas, en la cual decían que Los neandertales obtuvieron el gen del lenguaje de los sapiens o los sapiens del Hombre de neandertal.

Graham Coop, en su artículo de Molecular Biology and Evolution dicen que lograron extraer genes con FOXP2 (gen del lenguaje) de dos especimenes neandertales de El Sidrón. Se basan en los estudios de Johannes Krause y colegas.

Las muestras en las que se basan para sus conclusiones provienen de El Sidrón, yacimiento español, así que qué mejor que entrevistar a Carles Lalueza-Fox, quien es el experto detrás de las extracciones de ADN neandertal en ese yacimiento.

Lalueza-Fox es doctor en biología y se especializa actualmente en técnicas de recuperación de ADN de restos fósiles, y en especial de genética evolutiva neandertal. Mundo Neandertal tuvo la oportunidad de conversar con él a través del correo electrónico:

Mundo Neandertal: ¿Fueron ustedes quienes tomaron las muestras originales?

Carles Lalueza-Fox: Si, los extrajimos nosotros (es decir, los arqueólogos Javier Fortea y Marco de la Rasilla, de la Universidad de Oviedo, y el paleontólogo Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid) en el yacimiento de El Sidrón, siguiendo un protocolo de anticontaminación que por cierto publicaremos la semana que viene, creo, en el Journal of Human Evolution.

MN: Coop y colegas no opinan igual que Krause al decir que la separación entre neandertales y sapiens fue hace 400 mil años analizando las diferencias en el FOXP2. Sino que creen que se puede haber dado un flujo génico entre humanos modernos y neandetales. ¿Qué opinión le merecen estas conclusiones?

CLF: Bueno, estoy en desacuerdo con Coop et al. en varios puntos. Para empezar, ellos dicen que es irrelevante calcular la contaminación a partir del DNA mitocondrial, pero esto es más que discutible, especialmente porque los marcadores nucleares y mitocondriales se amplificaron conjuntamente en la misma reacción de PCR, y tendríamos que pensar en algún mecanismo esotérico que hubiera contaminado sólo el nuclear pero no el mitocondrial (porque las estimaciones que ambas muestras de El Sidrón, 1253 y 1351c, dan valores de DNA mitocondrial endógeno en cerca de un 90%). En la única muestra donde tenemos ahora mismo mitocondrial y marcador nuclear único de los neandertales (la muestra 1252, con el gen MC1R), ambos valores de contaminación son semejantes. Como tests indirectos sobre la contaminación, también recuperamos algunos marcadores autosómicos que dieron la variante ancestral (es decir, idéntica al chimpancé) en los neandertales, en vez de la variante derivada de los humanos modernos. Coop et al. analizaron más muestras humanas modernas y descubrieron que en realidad estas variantes eran polimórficas (es decir, que hay humanos que también presentan las variantes ancestrales). Esto es un inconveniente, lógicamente, aunque habría que mirar cual es la probabilidad de que las muestras de El Sidrón hayan estado contaminadas por humanos modernos homizogotos para varios de estos marcadores ancestrales. Todavía más extraño me parece su argumentación sobre el cromosoma Y. Como la antigüedad de los cromosomas Y humanos es de cerca de 90.000 años (y por tanto, posterior a la divergencia de humanos y neandertales), era evidente que los neandertales presentarían variantes ancestrales en los marcadores del Y que determinan los linajes mas antiguos en la humanidad. Recuperamos varios en las muestras de El Sidrón, y siempre encontramos las variantes ancestrales. Claro que hay algunos humanos modernos, en algunas poblaciones sud-saharianas, como los San, que también presentan estos linajes. Coop et al. dicen que con este test no es posible descartar contaminación, pero yo puedo asegurar que en el lugar remoto donde está El Sidrón, el único africano que han visto debe de ser Denzel Washingtion en el cine.

MN: ¿Qué opina de que digan que hacen falta más experimentos para descartar contaminación, ya que si no es contaminación, entonces indica cruce entre ambas especies?

CLF: No veo que más controles podrían aplicarse. Este ?junto con el trabajo del MC1R- es el primer estudio que se ha replicado de forma independiente en tres laboratorios. Únicamente podría mejorarse la estimación de la contaminación de estas muestras mediante la amplificación de otros marcadores nucleares exclusivamente neandertales (todavía no los conocemos), incluyendo los de la propia filogenia del Y neandertal. Pero no variarán mucho, y ahora mismo es únicamente del 10% o menor.

MN: Para ellos el último ancestro en común, según el análisis del FOXP2, vivió hace 42.000 años. ¿Qué opinión le merece esta asunción?

CLF: Creo que aquí hay un problema interpretativo. Coop et al. asocian el arrastre selectivo cercano al exon 7 del gen FOXP2 con los dos cambios funcionales del propio exon, pero ahora hay evidencias de que corresponden a un arrastre selectivo mas antiguo cercano al propio gen, compatible con la antigüedad del antepasado de neandertales y humanos, al cual probablemente se habría superpuesto un arrastre selectivo focalizado en el exon 7, que podría ser posterior.

MN: Según ellos alelos benéficos se esparcieron a los neandertales debido a bajos niveles de flujo génico, o introgression. Usted había dicho en otras ocasiones que descartaba totalmente cruce entre ambas especies. ¿Qué opina de estas conclusiones?

CLF: Las evidencias genomicas que se están acumulando -y que son masivas- no indican hibridación. Su hubiera habido flujo génico, este se detectaría en diversas partes del genoma, y no únicamente en un gen. Tenemos varios marcadores en diferentes sitios que se encuentran solo en neandertales y no han llegado a los humanos modernos, como el del gen de la pigmentación, el MC1R. En cuanto haya en todos los cromosomas, se podrá descartar del todo el flujo génico. Además, los tiempos de divergencia genomicos que tenemos ahora están cercanos a los 900.000 años (y medio millón para el DNA mitocondrial), lo cual es incompatible con ningún tipo de flujo génico.

Nuevos fósiles de Homo erectus en Etiopía de hace 1,7 millones de años

Vía el Blog de John Hawks, me entero de un nuevo fósil de Homo erectus descubierto en Etiopía.

Se trata de dos cráneos homínidos adultos, uno femenino y el otro masculino, con una datación de entre 1,5 y 1,7 millones de años. Fueron descubiertos en la formasión Busidima, en el estado de Afar, Etiopía.

También descubrieron un fragmento de cráneo adicional con una antigüedad de 1,24 millones de años. Los tres son atribuidos a la especie Homo erectus por sus descubridores (Simpson, S. W., Semaw S., Quade, J., Levin, N. E., Butler, R., Rogers, M. J., Holloway, R. L., Renne, P. R., Dupont-Nivet, G., Stout, D., Everett, M.).

Los tres fósiles son parecidos a sus contemporáneos de Kenia, Tanzania, de Georgia, y del sudeste asiático. “Estos fósiles documentan”, dicen los autores, “un grado de tamaño cerebral mayor del previamente conocido y permiten un mejor conocimiento de la magnitud y el carácter del dimorfismo sexual craneal en tamaño y forma".

Sin duda nuevos fósiles, y con una capacidad craneal, van a aportar muchísimo a la historia de esta especie que se ha esparcido por gran parte del mundo.


miércoles, abril 16, 2008

Los neandertales obtuvieron el gen del lenguaje de nosotros o viceversa

Gracias al blog de John Hawks me pude enterar un poco más de lo que les comenté en la entrada sobre el habla neandertal. Los neandertales obtuvieron el gen del lenguaje de los sapiens o los sapiens del Hombre de neandertal.

En una carta enviada a Molecular Biology and Evolution, se cuenta sobre un estudio genético que realizó Graham Coop y colegas. Pudieron extraer genes con FOXP2 de dos especimenes neandertales de El Sidrón, yacimiento neandertal español por Johannes Krause y colegas.

Coop y sus colegas verificaron que el gen modificado FOXP2, relacionado con el habla y el lenguaje, apareció recientemente, ellos estiman que hace unos 42 mil años.

Coop y colegas creen que este gen pasó de los sapiens a los neandertales o al revés, por flujo génico, o sea porque ambas especies se cruzaron.

En resumen, luego de que muchos genes en las dos poblaciones hubiesen divergido, hubo un intercambio de genes entre ellos, hace unos 40 mil años, que como resultado dio que ambos tuviesen el gen FOXP2.

Simulan la voz de un neandertal y datos sobre el FOXP2

En New Scientist publicaron un interesante y medio loco experimento: Hacer hablar a un Neandertal. Lo realizó el antropólogo Robert McCarthy, de la Universidad Atlántica de Florida en Boca Ratón.

Lo que hizo fue reconstruir el tracto vocal neandertal utilizando los restos de tres individuos. Esto lo hizo con una simulación por ordenador, según dijo planea hacer que los neandertales digan frases completas. Pero por lo menos para mí, no aclara nada esto.

Según McCarthy “habrían hablado de una forma un poco diferente. No habrían sido capaces de pronunciar las 'vocales cuánticas' que forman la base del lenguaje hablado”. Para él, estas vocales cuánticas son las que sólo pueden ser pronunciadas de una forma, y que no importe cómo sea el tracto vocal siempre suenan igual y se comprenden por más que suenen un poco diferentes.

Pero por lo menos para mí, no aclara nada esto. Primero que no se dan muchos datos de cómo reconstruyó esos tractos, ni cómo hizo la simulación. Pero sin duda, al menos es divertido.

Aquí pueden escuchar la letra E pronunciada por un neandertal (según MacCarthy) y la E por un Homo sapiens. (¿Ustedes qué opinan? Parece un provecho)

---

Justo se acaba de publicar en Molecular Biology and Evolution una carta en la cual se dan a conocer nuevos estudios genéticos sobre el FOXP2, un gen modificado que está relacionado con el habla. Si recuerdan aquí en Mundo Neandertal les contamos que habían descubierto que los neandertales ya lo tenían.

Ahora Krause y colegas descubrieron las mismas sustituciones de dos aminoácidos en neandertales y en sapiens. El FOXP2 se puede encontrar más atrás en nuestros antepasados, pero los autores dicen, igualmente que puede haberse dado un flujo génico entre las dos especies. Pero todavía faltan más estudios para probarlo, y para descartar una contaminación moderna.

El Hobbit de Flores podría haber tenido un arreglo dental

Leo en el blog del paleoantropólogo John Hawks una noticia impactante sobre el Hobbit de Flores, el nombrado Homo floresiensis. El famoso LB1 de Liang Bua, el espécimen tipo del Hobbit, el más completo, tiene evidencias de trabajos dentales en el primer molar inferior izquierdo. Si esto se prueba cierto iría en contra de la teoría más aceptada hoy en día que dice que el Hobbit es una especie aparte.

La noticia se dio a conocer en el blog de Kate Wong en Scientific American, y también lo contó Maciej Henneberg en su nuevo libro sobre la saga del Homo floresiensis.

El problema principal, en todo esto, es que no se deja que otros especialistas puedan ver los restos, y comprobar sus teorías.

El descubridor de los restos, Peter Brown, dio algunas fotografías para el blog de Wong, pero no se ve mucho, o nada. En el libro de Henneberg tampoco se aclara si es un diente roto o fue taladrado. Sólo una radiografía lo aclararía. Hasta ahora, sólo suposiciones.

Según Hawks no habría que desestimar un trabajo dental con llenado de cemento y todo, y da tres razones para ello:

1-El esmalte dental muestra una discontinuidad en las fotografías, a unos 2 mm del centro del diente. El color es diferente, contrasta con la dentina normal. Si bien se puede deber a un error en la fotografía, o a algún colorante durante el tratamiento de los restos.

2-Según nota, en el lado derecho se nota más uso, como si el individuo masticase más de ese lado que del otro un tiempo antes de su muerte.

3-Muchos de sus dientes muestran caries y se muestran erosionados, lo que indica que son el resultado de alguna carie inicial muy grande, que habría sido la del diente “arreglado”.

Son muchas, igualmente, las cosas que bogan en contra de que se trate de un trabajo dental, pero sin duda se trata de un diente que no es “normal”, algo extraño tiene. Ahora se siente la falta de una datación directa de carbono 14 de estos restos.

Maciej Henneberg es un escéptico del Hobbit de Flores, y trabajó con el equipo descubridor. Él fue quien tiró la primera piedra sobre la irregularidad del diente, y que parece tener un trabajo dental con cemento y todo. Incluso dijo que ese sería el cemento que solía usar el gobierno de Indonesia para abaratar costos.

El problema es que si esto es cierto, el Hobbit de Flores no sería más que un humano moderno, a pesar de todas las evidencias en contrario que fuimos viendo en Mundo Neandertal. Henneberg es uno de los que abogaban por un Hobbit Homo sapiens enfermo.

Kate Wong fue con todos estos datos a hablar con Peter Brown, descubridor del Hobbit y defensor de la especie Homo floresiensis. Y Brown le dio nuevas fotografías para contradecir a Henneberg, y dijo:

“La fotografía de la superficie muestra que no hay un llenado. No hay materiales dentales o dentistas que puedan igualar el color y que puedan ocultar la cavidad en un molar al grado en que habría sido necesario. Por qué lo haría alguien, si fuera posible. Ciertamente no con la amalgama dental que es todo lo que estaba disponible hasta hace poco”. Y sigue diciendo que si se comparan las fotografías se refuta por completo la visión de Henneberg.

Wong también habló con Charles Hildebolt, de la Universidad de Washington, y quien trabajó directamente con los materiales, con los restos del LB1. Le dijo: “Pensamos que es altamente improbable que cualquier tipo de material de llenado dental esté presente en el primer molar izquierdo. El defecto allí visto no tiene la apariencia de ser una cavidad preparada por un dentista, ya que es poco profundo, no puede retener, y no está extendido en una dirección apical. No hay indicación de decadencia dental en LB1. Ya en los años 30 había amalgamas de plata, y si un dentista tenía que llenar un diente, lo más probable es que hubiese utilizado amalgama de plata”.

Concluye diciendo que si hubiese algún trabajo dental lo habrían visto, pero que no se ve nada en las imágenes tomadas con el Tomógrafo Computado. Sólo se ven algunos defectos dentales, y que el esmalte fue gastado y la dentina está expuesta, según Hildebolt.

Así que estamos como al principio, con esta pelea a muerte que vienen teniendo los dos bandos en favor de un Hobbit Homo sapiens enfermo, o a favor de una especie nueva, enana, y con sus propias características: Homo floresiensis.

Pero realmente llama la atención lo encarnizada que es esta lucha, y se viene mucho más, porque por ahora tan sólo vimos respuestas de los expertos en blogs. Ya vendrán los papers.

Abajo, imagenes de Peter Brown (apenas se ven unas sombras):

martes, abril 15, 2008

Conoce a tus fósiles: Neandertal 1

Hoy iniciamos otra sección (parte de nuestras Fichas Paleoantropológicas) que espero ir completando con el tiempo. Hacer una entrada para cada fósil conocido de nuestros antepasados homininos.

Hoy les voy a presentar a Neandertal 1, el primer resto óseo que se hizo conocido del Homo neanderthalensis. También tiene el mérito de ser, casi, el iniciador de los estudios en paleoantropología.

Fue descubierto por casualidad en agosto de 1856 la cueva de Fedhofer por un grupo de trabajadores de una cantera. El primero en estudiarlo y en darse cuenta de su valor, fue Johann Karl Fuhlrott, quien lo anunció junto con Hermann Schaffhausen en 1857 (como les contamos en historia de los fósiles neandertales).

Este fósil Neandertal 1 consiste de la parte superior de un cráneo, dos fémures, los tres huesos del brazo derecho, dos del brazo izquierdo, el ilion y fragmentos de la escápula y las costillas.


Aldea hindú que desciende directamente de los primeros pobladores hace 70 mil años

Vía EFE y una agencia Hindú me entero que grupo de científicos indios ha descubierto que los habitantes de una pequeña localidad de la región india meridional de Tamil Nadu “descienden de los primeros inmigrantes que llegaron a la India procedentes de África hace 70 mil años”.

Según Ramaswamy Pitchappan, de la Universidad de Madurai Kamaraj, la gente de la aldea Jyothimanickam “tienen un gen que coincide con el de los primeros emigrantes africanos que llegaron a la India”. Esto es en el sur de la península de la India, así que serían parte de la corriente migratoria de los Homo sapiens que fueron expandiéndose por el mundo.

Esto lo descubrió, según dijo, porque el ADN de estos aldeanos tiene el gen M130, identificado con los representantes de los primeros flujos migratorios africanos. Entonces Pitchappan deduce que los ciudadanos de esa aldea son descendientes de esos primeros habitantes de la India.

La investigación se realizó en colaboración con la Oxford University y será difundida por la cadena Discovery Channel, así que deberemos estar atentos. Me gustaría poder ver algún estudio publicado en alguna revista científica.

lunes, abril 14, 2008

Los neandertales comían a los herbíboros más grandes

Según un nuevo estudio, los neandertales eran grandes cazadores que tenían acceso constante a los mayores herbívoros de las zonas que habitaban. Comían mucha y de la mejor carne. El caso analizado es el del yacimiento Jonzac, en el cual se encontraron principalmente caballos y bóvidos.

M. Richards y colegas publicaron un estudio en el Journal of Human Evolution, en el cual analizan las costumbres alimenticias de los neandertales del yacimiento Jonzac (Chez Pinaud), en el sudoeste de Francia.

Lo que hicieron fue tomar un diente neandertal y huesos animales, y realizaron análisis isotópicos (carbón y nitrógeno) del colágeno extraído de ellos. Con esto pretendían averiguar si las evidencias isotópicas indicaban que las proteínas animales eran la principal fuente de proteínas en la dieta de estos neandertales tardíos, como habían sugerido estudios previos.

Los restos tienen una datación de entre 55 y 40 mil años antes del presente, asociados a una tecnología musteriense de tradición achelense.

Lo que descubrieron los científicos fue que estos neandertales “tenían valores isotópicos consistentes con una dieta en la cual las principales fuentes de proteinas eran grandes herbívoros, particularmente bóvidos y caballos”. Lo interesante es que pudieron también contrastar la dieta típica neandertal y la de las hienas que habitaban el mismo yacimiento en diferentes épocas. Estas últimas comían principalmente renos. Es interesante poder notar que tenían diferentes nichos.

Es sumamente interesante el nuevo método que utilizaron para conocer qué comían los neandertales: extraer colágeno de sus dientes en vez de tomarlo de los huesos como se solía hacer. Es importante porque los dientes no se alteran a lo largo de la vida de alguien, sino que lo hacen en un momento preciso, en la adolescencia, y entonces muestran datos precisos de un momento fijo, y no de toda su vida como los huesos.

Más sobre qué comían los neandertales.

Vía Julien Riel-Salvatore

Referencias
RICHARDS, M., TAYLOR, G., STEELE, T., MCPHERRON, S., SORESSI, M., JAUBERT, J., ORSCHIEDT, J., MALLYE, J., RENDU, W., HUBLIN, J. (2008). Isotopic dietary analysis of a Neanderthal and associated fauna from the site of Jonzac (Charente-Maritime), France. Journal of Human Evolution DOI: 10.1016/j.jhevol.2008.02.007

domingo, abril 13, 2008

Foto: Reconstrucción de Niño Neandertal

¿Alguien está buscando adoptar un niño? ¿Qué tal este? Reconstrucción de un niño neandertal, a partir de un cráneo descubierto en Roc de Marsal, ralizada por Atelieres Daynes, de paso les recomiendo que vean el resto de sus trabajos, muy buenos. Gracias Rano Verde por enviarlo.

viernes, abril 04, 2008

Descubren las heces humanas más antiguas de América

Si querían descubrir pruebas del Poblamiento de América, qué mejor que heces, excrementos. Paleontólogos estadounidenses descubrieron 14 excrementos fosilizados (coprolitos) en las cuevas Paisley, en Oregón, USA. Las heces tenían 12.300 años de antigüedad.

El grupo, dirigido por Dennis L. Jenkins, de la Universidad de Oregón, realizaron mediciones de ADN mitocondrial de los coprolitos y descubrieron que está relacionado con dos subgrupos de nativos que llegaron a esta región hace al menos más de 14.000 años.

Eske Willerslev luego realizó un análisis del ADN completo. Como los coprolitos no habían sido rescatados en las condiciones adecuadas, se corría el riesgo de que hubiera contaminación genética de los propios investigadores, por lo que hubo que analizar el ADN de todos los implicados para descartar esta eventualidad, como así se hizo en su análisis final.

Allí descubrieron que los excrementos tenían, además de ADN primitivo humano, rastros genéticos de coyotes, zorros o posibles lobos. “Pensamos que puede deberse a que comieron estos animales o a que algún zorro orinó sobre las heces”, dijeron los científicos en el artículo publicado en la revista Science.

Las pruebas revelaron que las familias genéticas de aquellos individuos que se tomaron el tiempo para defecar, son de los tipos A2 y B2, comunes en Siberia y Asia del Este y, por su fecha, son anteriores a la cultura Clovis, considerada por los estadounidenses como evidencias de los pobladores más antiguos, si bien nunca se encontraron restos fósiles, sino sólo herramientas líticas.

Según Thomas Gilbert, de la Universidad de Copenhague, y uno de los autores del estudio, "esto confirma la idea de que los nativos americanos vivieron en Norteamérica al menos 1.000 años antes de que llegara la cultura clovis".

Lo malo es que en las cuevas de Oregón no hay utensilios líticos, así que se desconoce la tecnología que tuvieron los inquilinos del lugar.

Jenkins y sus estudiantes comenzaron a trabajar en cuatro de las cuevas Paisley en 2002. Allí recuperaron también hilo realizado con fibras de plantas y tendones, piel, cuerdas, clavijas de madera, huesos de animales y una especie de proyectiles. El hilo, por ejemplo, ha sido datado también en 12.750 años de antigüedad.

“Al fondo de una cueva, encontramos un hoyo lleno de huesos de ovejas, caballos, camellos y dos coprolitos humanos de hace 14.400 años”, ha asegurado el paleontólogo. Con radiocarbono dataron los utensilios en esa fecha, la misma en la que ya antes habían aparecido algunos utensilios en el yacimiento chileno de Monte Verde.

Según dicen hasta encontraron un pelo primitivo, espero que para los próximos descubrimientos vayan bien preparados, para no contaminar con ADN moderno.

Fuentes: El Mundo, BBC, National Geographic

jueves, abril 03, 2008

Los Homo georgicus de Dmanisi habrían muerto asfixiados por ceniza volcánica

Dmanisi es un yacimiento paleoantropológico de suma importancia, ya que allí fueron encontrados al menos cinco individuos del apodado Homo georgicus, con unos 1,8 millones de años de antigüedad.

Dmanisi está ubicado en la república de Georgia, 85 km al sur de Tbilisi. Los restos allí encontrados están muy bien preservados y no tienen marcas, signos o evidencia de transporte o de haber sido manejados por algún predador. Fueron descubiertos todos en una pequeña superficie, y tienen un rango de edad que van desde adolescentes a mayores de 40 años. Esto hace creer que se trataba de una familia, y que murieron de forma abrupta.

Ahora un nuevo estudio, publicado en la revista francesa Comptes Rendus Palevol , indica que podría tratarse de una muerte al estilo Pompeya, o sea que habrían muerto bajo las cenizas de una erupción volcánica súbita.

Análisis químicos y de los granos de casi 30 muestras de tefra volcánica, prueban que fue un evento único el que las depositó. Así que los autores del estudio creen que “es provable que los homínidos de Dmanisi fueran sorprendidos y asfixiados, hace 1.810.000 de años, por cenizas volcánicas”.

Y continúan en las conclusiones: “La concentración de Homínidos en una depresión podría representar la búsqueda de refugio. La caída de cenizas, fría por lo tanto no mortal, podría haber permitido a los homínidos juntarse en una depresión natural. Luego la inhalación de tefra, mezclada con secreciones naturales, podría haber llevado a animales y humanos hacia una muerte por obstrucción de los tubos respiratorios y digestivos”.

Gracias José Mercado Acero por acercarme el artículo, que pueden leer completo en francés y en inglés en el sitio de abajo.

Referencias
Probable volcanic impact on the death of the Dmanisi Hominids
Marie-Antoinette de Lumleya, Jacques-Marie Bardintzeffb, c, Philippe Bienvenuc, Jean-Baptiste Bilcotc, Guy Flamenbaume, Christophe Guyc, Michel Jullienf, Henry de Lumleya, Corresponding Author Contact Information, E-mail The Corresponding Author, Jean-Philippe Nabotd, Christian Perrenoudg, Olivier Provitinac and Martine Tourassed
Comptes Rendus Palevol
Volume 7, Issue 1, February 2008, Pages 61-79

¿Los primeros paleoantropólogos conspiraban contra el gobierno francés?

En 1859 un anatomista francés llamado Paul Broca quería comunicar al mundo sus descubrimientos sobre el ser humano. Quería crear una sociedad en la cual se estudiase al ser humano como un todo, y dentro del término ser humano incluía a todas las “razas”.

En aquella época los pueblos con culturas cazadoras recolectoras, o que tenían un color de piel diferente eran vistos como algo diferente, una especie aparte, animales incluso. Y Broca se animó a estudiarlos, y lo que quiso fue dar a conocer sus descubrimientos sobre la fertilidad de los híbridos. Por aquellos tiempos híbridos les decían a los hijos de personas de diferentes “razas”.

Quiso dar a conocer sus descubrimientos en todas las sociedades de París, hasta que terminó juntando a 20 seguidores y fundó la Société dAnthtopologie de Paris, en la cual quería que se estudiase al ser humano como un todo. Pero aunque no lo crean le llevó mucho tiempo conseguir permiso del gobierno, ya que creían que se trataba de una conspiración contra el gobierno. Luego de un tiempo consiguió el permiso, pero sólo si dejaban que un policía asistiese a todas las reuniones.

Las primeras reuniones coincidieron casi con la publicación de El origen de las especies, de Charles Darwin.

Según los historiadores de la ciencia, estas fueron las primeras reuniones de lo que luego se llamaría antropología biológica. Un poco más de historia de la paleoantropología.

Fuente: The Neandertals, de Erik Trinkaus y Pat Shipman